You are on page 1of 7

REPÚBLICA BOLIVARIANA DE VENEZUELA

UNIVERSIDAD BOLIVARIANA DE VENEZUELA


ALDEA UNIVERSITARIA “JOSÉ ÁNGEL LAMAS”
P.F.G.: ESTUDIOS JURÍDICOS
U.C.: Delitos Económicos en el Ámbito de la Empresa

DELITOS BANCARIOS

Realizado por:

Aleyda L. Barazarte. 7182516


Nelson Carvajal R. 8358466
Rafael Parra M. 5117671
Victor M. Marmole L. 16036019

Docente Facilitadora:

Abg. Francisca Salazar.

Santa Cruz, Julio de 2010


DELITOS BANCARIOS

Definición

Se consideran delitos bancarios aquellas acciones que, por su naturaleza, son


cometidas mediante operaciones propias de los bancos u otras instituciones
financieras, en detrimento de los clientes del los mismos.
Así pues, son delitos bancarios los cometidos por todas aquellas personas,
naturales o jurídicas, que involucren el manejo fraudulento de fondos del banco o la
simulación de operaciones del mismo, además del tráfico de documentos mercantiles
en forma contraria a lo estipulado en la ley o el forjamiento de los mismo.
Este tipo de delitos se encuentra tipificado en el Decreto con Rango, Valor y
Fuerza de Ley de Reforma Parcial de la Ley General de Bancos y Otras Instituciones
Financieras, publicado en la Gaceta Oficial, específicamente en el Capítulo II de su
Título VII, De las Sanciones Penales.

Donde Ocurren los Delitos Bancarios

Los Bancos son instituciones financiera cuya finalidad es la captación de capital


en forma de depósitos de pequeños o grandes inversionistas y ahorristas, para
producir sus propios capitales a través de la inversión.
En el circuito económico de un país es imprescindible la intervención tanto de
la banca privada como de la banca publica, pues sirven de soporte indispensable a los
capitales cualquiera sea su fuente legal, facilitando en gran medida las diferentes
operaciones o transacciones propias de las instituciones que conforman el sistema
económico, tales como empresas pequeñas, mediana, grandes; transnacionales e
instituciones del Estado.
2
En tal sentido surge la necesidad de que las instituciones financieras, así como
las operaciones que realizan sean protegidas legalmente, inclusive con la norma más
enérgica del sistema jurídico nacional, que es la norma penal, para tal fin se crea la
Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras, como órgano idóneo
para ejercer la supervisión y regulación, mediante la inspección de los sujetos
sometidos a su control, con el objetivo de fortalecer la estabilidad y transparencia del
sistema financiero de la República Bolivariana de Venezuela, respondiendo a las
necesidades sociales, económicas y de justicia de los ciudadanos y ciudadanas,
consagrando así los fines supremos del Estado y la Nación.

El Órgano Supervisor del Sistema Bancario

La Superintendencia de Bancos y Otras Institnciones Financieras (SUDEBAN)


ejerce una supervisión y regulación de los sujetos sometidos a su control, bajo
esquemas preventivos y correctivos conforme a los estándares universalmente
establecidos y en concordancia con los postulados de justicia social y de
transparencia conforme lo consagra la Constitución de la República Bolivariana de
Venezuela y La Ley General de Bancos y Otras Instituciones Finacieras..
Así pues, el Art., 213 de la Ley General de Bancos y Otras Instituciones
Financieras, la Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras
establece que tendrá como funciones: La inspección, supervisión, vigilancia,
regulación y control de los bancos, entidades de ahorro y préstamo, otras instituciones
financieras, casas de cambio, operadores cambiarios fronterizos y empresas emisoras
y operadoras de tarjetas de crédito.
Para satisfacer los extremos previstos en esta norma, su actuación deberá
comprender (según lo consagra el Art. 217, ejusdem) como mínimo, los siguientes
aspectos:

3
• Asegurar que los bancos, entidades de ahorro y préstamo e instituciones
financieras tengan sistemas y procedimientos adecuados para vigilar y controlar sus
actividades a escala nacional e internacional, si fuere el caso.
• Obtener información sobre el grupo financiero a través de inspecciones
regulares, estados financieros auditados y otros informes.
• Obtener información sobre las transacciones y relaciones entre las empresas del
grupo financiero, tanto nacionales como internacionales, si fuere el caso.
• Recibir estados financieros consolidados a nivel nacional e internacional, si
fuere el caso, o información comparable que permita el análisis de la situación del
grupo financiero en forma consolidada.
• Evaluar los indicadores financieros de la institución y del grupo.
• Obtener información sobre la respectiva estructura accionaria, incluyendo los
datos que permitan determinar con precisión la identidad de las personas naturales,
propietarias finales de las acciones o de las compañías que las detentan.
• Obtener la información necesaria, mediante inspecciones in situ o extra situ, a
los fines de verificar que las agencias, sucursales, oficinas, filiales y afiliadas en el
exterior, de bancos o instituciones financieras venezolanos, cumplen con las
regulaciones y disposiciones aplicables del lugar donde funcionan.
• Asegurar que los bancos, entidades de ahorro y préstamo, instituciones
financieras y demás empresas sujetas a la Ley, tengan sistemas y procedimientos
adecuados para evitar que sean utilizados para legitimar capitales provenientes de
actividades ilícitas.

Los Delitos Bancarios

La Ley General de Bancos y Otras Entidades Financieras prevé en el Capitulo


II del Título VII, como se dijo al principio, las sanciones para los delitos tipificados
en la misma. Entre las conductas sancionadas por la ley, están:

4
• Prestar el servicio de banca y crédito sin la autorización correspondiente;
quienes sin estar autorizados capten capitales serán sancionados con prisión de ocho
(8) a diez (10) años
• Los miembros de la junta administradora, directores, administradores que
aprueben créditos conociendo la falsedad de la información causando daño
patrimonial a la institución, serán penados con prisión de ocho (08) a diez (10) años.
• La apropiación o distracción de recursos por parte de la junta administradora,
acarreara una pena de de ocho (08) a diez (10) años.
• El forjamiento de documentos, la utilización de datos falsos para cometer un
acto ilícito o para ocultarlos, será penado con prisión de nueve (09) a once (11) años.
• La persona, con la finalidad de realizar un operación bancaria financiera o
solicite un crédito o cualquier otra transacción bancaria, presenten, entreguen o
suscriban, balances, estados financieros, y en general, documentos o recaudos de
cualquier clase que resulten ser falsos, adulterados o forjados será castigado con
prisión de ocho (08) a diez (10) años.
• Las personas sometidas a control financiero por SUDEBAN que presenten
información financiera falsa recibirán una pena de ocho (08) a diez (10) años.
• Quienes realicen la capitalización de dichos entes mediante suscripción
simulada de capital serán sancionados con pena de nueve (09) a once (11) años.
• Los auditores externos que suscriban, certifiquen, adulteren, falsifiquen o
suministren un dictamen que no refleje la verdadera solvencia, liquidez o solidez
económica de las personas sometidas al control de SUDEBAN, recibirán una pena de
ocho (08) a diez (10) años.
• Los peritos avaluadores que suscriban, certifiquen o suministren dictamen
mediante el cual no se refleje el valor razonable de realización o de mercado de los
bienes, serán castigado con pena de ocho (08) a diez (10) años.
• Los miembros de la junta administradora que incumplan con las estipulaciones
del fideicomiso causando daño patrimonial a terceros serán castigados con pena de

5
prisión de nueve a once años y quienes suministre información falsa a respecto
acarrearan una pena de prisión de tres (03) a ocho (08) años.
• Quienes oculten información en la declaración institucional serán castigado con
pena de ocho (08) a diez (10) años.
• Cualesquiera funcionario que revele información o datos reservados de carácter
confidencial contenida en medios escritos, magnéticos o electrónicos, serán penados
con prisión de ocho (08) a diez (10) años.
• Quien a través de la manipulación informática o mecanismo similar, con ánimo
de lucro, efectúe una transferencia o encomienda electrónica de bienes no consentida,
en perjuicio del banco, entidad de ahorro y préstamo, institución financiera o casa de
cambio, o de un cliente o usuario, será penado con prisión de ocho (08) a diez (10)
años.
• Quien a través de la manipulación informática o mecanismo similar, se apodere
o altere documentos, cartas, mensajes de correo electrónico o cualquier otro
documento o efecto personal remitido por un banco, institución financiera o casa de
cambio, a un cliente o usuario de dicho ente, será penado con prisión de ocho (08) a
diez (10) años.
• Quienes difundan noticias falsas o empleen otros medios fraudulentos capaces
de causar distorsiones al sistema bancario nacional que afecten las condiciones
económicas del país, serán penados con prisión de nueve (09) a once (11) años.
Además de lo expuesto, la Ley General de Bancos y Otras Instituciones
Financieras establece que los elementos recabados por SUDEBAN en el ejercicio de
sus funciones tendrán fuerza probatoria ante la ley adjetiva, mientras no sean
desvirtuadas en el debate judicial. En todo caso, las pruebas testimoniales podrán ser
apreciadas, en conjunto, como indicio (Art. 429).
A las personas condenadas por sentencia definitivamente firme por la comisión
de Delitos Bancarios, se les aplica una pena accesoria de inhabilitación para el
desempeño de cargos en bancos, entidades de ahorro y préstamo, instituciones

6
financieras y casas de cambio, por un lapso de diez años, contados a partir de la fecha
del cumplimiento de la condena correspondiente.
Y aquellos que, en el curso de un procedimiento instruido por la
Superintendencia de Bancos y Otras Instituciones Financieras incurran en falso
testimonio, serán castigados conforme a lo previsto en el Código Penal para los
delitos contra la Administración de Justicia.