You are on page 1of 173

Memoria

CONTENIDO

Lista de acrónimos y abreviaturas. Introducción. Inauguración.

Bloque I. Articulando la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica a la gestión regional.

  • 1. Lineamientos y enfoques de política nacional abordados a partir de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica.

  • 2. Avances en la actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica y su plan de acción.

  • 3. Desafíos planteados por y para las regiones en los Talleres Macroregionales para la actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio. Lecciones aprendidas.

Bloque II.

Fortalecimiento de la gestión de los Sistemas Regionales de

Conservación.

  • 1. Amazonas: proceso de creación y características de la Autoridad Regional Ambiental (ARA).

  • 2. Piura: desarrollo del Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales (SRCAN).

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio. Lecciones aprendidas.

Bloque III. Establecimiento e implementación de modalidades de conservación.

  • 1. Moquegua: proceso de implementación del Sistema Regional de Conservación (SIRECOM) y las perspectivas de la gestión.

  • 2. Loreto: la consulta previa en la propuesta del Área de Conservación Regional Maijuna.

3.

San Martín: definición de la base física e implementación de otras modalidades de conservación.

  • 4. Tacna: modelo de gestión del Área de Conservación Regional Vilacota Maure.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio.

Lecciones aprendidas.

Bloque IV. Mecanismos de financiamiento y sostenibilidad financiera de la conservación regional.

  • 1. Piura: fortalecimiento de capacidades para la gestión del Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales (SRCAN).

  • 2. Amazonas: alineamiento de recursos existentes para el Plan Operativo Anual (POA) a toda fuente del Sistema de Conservación Regional (SICRE).

  • 3. Loreto: experiencia de conservación productiva del Área de Conservación Regional Tamshiyacu Tahuayo.

  • 4. Recomendaciones para la formulación de Proyectos de Inversión Pública (PIP) para la conservación.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio. Lecciones aprendidas.

Clausura del evento.

Anexos.

Anexo 1: Encuesta aplicada a gobiernos regionales. Anexo 2: Actualización del radar de la gestión de los Sistemas Regionales de Conservación. Anexo 3: Programa del Encuentro. Anexo 4: Estrategia de comunicaciones del Encuentro. Anexo 5: Balance de resultados del Encuentro. Anexo 6: Presentaciones del Encuentro. Anexo 7: Materiales producidos.

Lista de acrónimos y abreviaturas

ACA

Área de Conservación Ambiental.

ACOPAGRO

Cooperativa Agraria Cacaotera.

ACP

Área de Conservación Privada.

ACR

Área de Conservación Regional.

AIDER

Asociación para la Integración y el Desarrollo Integral.

ANA

Autoridad Nacional del Agua.

ANP

Área Natural Protegida.

APECO

Asociación Peruana para la Conservación de la Naturaleza.

ARA

Autoridad Regional Ambiental.

BioCAN

Programa de protección de los ecosistemas de los países miembros de la Comunidad Andina.

BM

Banco Mundial.

CAP

Cuadro de Asignación de Personal.

CAR

Comisión Ambiental Regional.

CAS

Contrato Administrativo de Servicios.

CC

Concesiones de Conservación.

CDB CIAM DGFFS DICAPI ECOAN EIA ERDB FONDOEMPLEO FRC Fundecor GEF GIZ GORE GPS GRN y GMA IIAP

Convenio sobre Diversidad Biológica. Consejo Interregional Amazónico. Dirección General Forestal y de Fauna Silvestre. Dirección General de Capitanías y Guardacostas. Asociación Ecosistemas Andinos. Estudios de Impacto Ambiental. Estrategia Regional de Diversidad Biológica. Fondo Nacional de Capacitación Laboral y Promoción del Empleo. Fondo Regional de Conservación. Fundación para el Desarrollo de la Cordillera Volcánica Central. Global Environment Facility. Deutsche Gesellschaft für Internationale Zusammenarbeit. Gobierno Regional. Global Positioning System. Gerente de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente. Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana.

INEI

Instituto Nacional de Estadística e Informática.

INGEMMET

Instituto Geológico, Minero y Metalúrgico.

KfW

Kreditanstalt für Wiederaufbau.

MINAM

Ministerio del Ambiente.

MDL

Mecanismo de Desarrollo Limpio.

MEM

Ministerio de Energía y Minas.

MEF

Ministerio de Economía y Finanzas.

MOF

Manual de Organización y Funciones.

MST

Proyecto “Promoviendo el Manejo Sostenible de la Tierra en Apurímac".

NCI

Naturaleza y Cultura Internacional.

NPC

Neotropical Primate Conservation.

ONG

Organizaciones No Gubernamentales.

OPI

Oficina de Proyectos de Inversión.

OT

Ordenamiento Territorial.

PAES

Programa de Actividades Económicas Sostenibles.

PBI

Producto Bruto Interno.

PDRS/GIZ

Programa de Desarrollo Rural Sostenible.

PIP

Proyecto de Inversión Pública.

PNCBCC

Programa Nacional de Conservación Bosques para la Mitigación del Cambio Climático.

PPR

Programa Presupuestal.

PRCAN

Programa Regional de Conservación de Áreas Naturales Piura.

PROCOMPITE

Iniciativas de Apoyo a la Competitividad Productiva.

PROCREL

Programa Regional de Conservación de Loreto.

PRODATU

Programa de Desarrollo Alternativo Tocache Uchiza.

PRODERN

Programa de Desarrollo Económico Sostenible y Gestión Estratégica de los Recursos Naturales en Apurímac, Ayacucho, Huancavelica, Junín y Pasco.

PRODUCE

Ministerio de Producción.

PROFONANPE

Fondo de Promoción de las Áreas Naturales Protegidas del Perú.

PRONANP

Proyecto Fortalecimiento de la Conservación de la Biodiversidad a través del Programa Nacional de Áreas Naturales Protegidas.

PRONATURALEZA

Fundación Peruana para la Conservación de la Naturaleza.

RAMSAR

Convención sobre los humedales de importancia internacional.

REDD

Programa de Reducción de Emisiones de Carbono causadas por la Deforestación y la Degradación de los Bosques.

RENAMA

Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente (de Amazonas).

RIA

Red de Investigadores Ambientales.

ROF

Reglamento de Organización y Funciones.

RR.NN

Recursos Naturales.

SERNANP

Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado.

SINANPE

Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado.

SICRE

Sistema de Conservación Regional (de la región Amazonas).

SINIA

Sistema Nacional de Información Ambiental.

SIRANP

Sistema Regional de Áreas Naturales Protegidas (de Tacna).

SIRECOM

Sistema Regional de Conservación de Moquegua.

SNB

Superintendencia Nacional de Bienes Estatales.

SNIP

Sistema Nacional de Inversión Pública.

SPC

Sitios Prioritarios de Conservación.

SPDA

Sociedad Peruana de Derecho Ambiental.

SRCAN

Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales (de Piura).

SRC

Sistema Regional de Conservación.

ZEE

Zonificación Ecológica Económica.

ZOCRE

Zona de Conservación y Recuperación de Ecosistemas.

INTRODUCCIÓN

El II Encuentro Nacional sobre Desarrollo de los Sistemas Regionales de Conservación se ha organizado como un evento que pretende dar continuidad al esfuerzo iniciado por el Servicio Nacional de Áreas Naturales Protegidas (SERNANP) en noviembre del 2011 través del taller “Construyendo una Visión Integrada entre el SERNANP y los Gobiernos Regionales para la gestión de las Áreas Naturales Protegidas (ANP)”.

Dados los avances producidos alrededor del desarrollo de los Sistemas Regionales de Conservación en las respectivas regiones desde esa fecha y el proceso de actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica, el SERNANP, el Ministerio del Ambiente (MINAM) a través de la Dirección de Diversidad Biológica y PROFONANPE, organizaron y cofinanciaron la realización del II Encuentro Nacional sobre Desarrollo de los Sistemas Regionales de Conservación, con el soporte

técnico y logístico del proyecto “Fortalecimiento de la Conservación de la

Biodiversidad a través del Programa Nacional de Áreas Naturales Protegidas PRONANP (proyecto cofinanciado con una donación del GEF, a través del Banco

Mundial, y el KfW de Alemania).

El propósito de este encuentro fue facilitar un espacio de actualización, aprendizaje y diálogo sobre los aspectos más relevantes de la gestión de los Sistemas Regionales de Conservación, de manera que pueda capitalizarse la experiencia de aquellos gobiernos regionales que se encuentran con mayor grado de avance en este proceso y se discutan soluciones a problemas y situaciones comunes. Fue también una oportunidad para reconocer y poner en valor los avances logrados por las regiones en el proceso de implementación de sus Sistemas Regionales de Conservación, como estrategia de conservación de la diversidad biológica a nivel regional.

Como preparación para este encuentro y como parte de la organización del mismo, se aplicó una encuesta a nivel nacional con los gobiernos regionales con la finalidad de conocer de manera anticipada al desarrollo de este evento, los aspectos

relacionados a la implementación y gestión de los sistemas regionales

de

conservación (SRC). Estos aspectos se agruparon fundamentalmente alrededor del soporte para la gestión de los sistemas regionales de conservación, el establecimiento de la base física y los avances en torno a ello, el desarrollo de sistemas e instrumentos de monitoreo y evaluación, el establecimiento e implementación de áreas protegidas así como de otras modalidades de conservación, el establecimiento de mecanismos de financiamiento y la organización de la institucionalidad regional para la conservación, entre otros temas.

Complementariamente a ello, y como parte de la preparación para el encuentro también, se actualizó el radar de la gestión de los sistemas regionales de conservación como un instrumento innovador de la gestión mediante el cual el SERNANP y los gobiernos regionales y sus sistemas regionales de conservación, monitorean el avance en el desarrollo de sus propios sistemas.

La información recogida a través de estos dos instrumentos (encuesta y radar) permitió moldear el programa propuesto para el encuentro. Así, el programa elaborado estuvo conformado por cuatro bloques referidos en primer lugar a la articulación de la estrategia de diversidad biológica con la gestión regional, un segundo bloque relacionado al fortalecimiento de la gestión de los sistemas regionales de conservación, el tercer bloque referido al establecimiento e implementación de las modalidades de conservación y el cuarto bloque relacionado al tema del financiamiento y la sostenibilidad financiera.

Cada bloque comprendió una o más presentaciones conducidas por un moderador, después de las cuales se abrió un espacio de preguntas y respuestas. Hacia el final del evento se procedió a aplicar una encuesta de evaluación del mismo.

La presente memoria compila un resumen editado de las presentaciones y principales intervenciones realizadas durante el encuentro e incluye en anexos los instrumentos preparatorios aplicados, el programa del evento y el resultado de la evaluación del encuentro por los participantes.

El II Encuentro Nacional sobre Desarrollo de los Sistemas Regionales de

Conservación tuvo una convocatoria amplia y tiene el propósito de generar una

oportunidad para presentar los

avances más significativos que los gobiernos

regionales han desarrollado en relación a los Sistemas Regionales de Conservación. En este sentido, busca constituirse como un espacio en el tiempo con el mismo compromiso de cofinanciamiento logrado para el desarrollo del presente evento. Dado que este espacio finalmente congrega a los gobiernos regionales, como actores relevantes en la conservación, también sería deseable contar con la participación de estos en la mesa de cofinanciamiento para el III Encuentro a desarrollarse en el 2014.

INAUGURACIÓN

Alberto Paniagua, Director Ejecutivo PROFONANPE. PROFONANPE es un fondo que apoya los esfuerzos del Gobierno Central pero también a los Gobiernos Regionales y Gobiernos Locales, en las actividades que llevan a la conservación de la diversidad biológica en las áreas naturales protegidas y sus zonas de influencia. En ese afán PROFONANPE ya ha cumplido 20 años apoyando decididamente el desarrollo de las capacidades de gestión de la autoridad nacional de las Áreas Protegidas (AP) y lo ha hecho desde diversas perspectivas, una de las cuales es a través de proyectos de carácter piloto para probar nuevos modelos de gestión de las AP que nos demuestren su viabilidad y que formen parte de las actividades regulares de la autoridad nacional en ese sentido.

Anteriormente, se ha apoyado la gestión participativa de las AP y, en actualidad, se viene promoviendo una visión de la gestión integrada de la conservación de la diversidad biológica, que busca articular las áreas del sistema nacional con las áreas de conservación regionales, las áreas de conservación privadas y otras modalidades de conservación como lo pueden ser las concesiones para la conservación de bosques o esquemas de pago por servicios ambientales. Todo ello dentro de los corredores seleccionados donde se puede ver la existencia de un conjunto de distintas expresiones de la conservación, que se han denominado mosaicos de conservación.

Es así que el proyecto PRONANP apoya hoy en día al SERNANP como parte de su política de integración de los esfuerzos de la conservación desde la administración nacional con las administraciones locales. Esto representa un esfuerzo que hoy lo vemos vivo y dinámico, que demuestra una articulación de lo que se desarrolla desde la perspectiva nacional con aquello que -como parte de la descentralización- viene ocurriendo a nivel regional y local.

José Álvarez, Director de Diversidad Biológica Ministerio del Ambiente Nos encontramos honrados de participar en este evento, aportando desde la Dirección Nacional de Diversidad Biológica en que esta articulación entre gobierno nacional, gobierno regional y los actores locales, sea más eficiente. Estamos

viviendo un momento extraordinario en la conservación en el Perú y, al respecto, ha habido avances increíbles en los últimos años. Recuerdo un evento, el primero en el que participé a nivel nacional hace unos 20 años atrás, relacionado con la conservación sobre áreas protegidas: no éramos más de 15 personas. Es impresionante hoy constatar la cantidad de gente que está involucrada en temas de conservación y los avances logrados.

Rudy Valdivia, Director de Desarrollo Estratégico - SERNANP La tarea de conservar diversidad biológica es una tarea complicada en un país mega-diverso en el cual se requiere concertar las estrategias entre diferentes actores. Como áreas protegidas desde el SERNANP, tenemos una tarea abordando la gestión de las áreas de administración nacional, pero hemos advertido que solos no se puede. Tenemos que coordinar y concertar. Los gobiernos regionales son los que desarrollan su estrategia de diversidad biológica y las áreas protegidas deberían ser parte de esa estrategia de conservación. Esta idea fue la que nos llevó a la organización del primer encuentro con las Gerencias de Recursos Naturales de las regiones y, eventualmente, con los gobiernos regionales que han estado organizados con sus autoridades ambientales regionales. Después de casi año y medio nos resulta grato tener un encuentro en el que podamos ver los avances que han ocurrido.

Quisiera resaltar eso, gran parte de los avances que están ocurriendo en el tema de conservación, suceden en las regiones, en los esfuerzos que hacen los gobiernos regionales de cumplir la tarea de la conservación en sus ámbitos y creemos que lo que necesitamos son espacios en los cuales podamos compartir esas diferentes iniciativas que ocurren en distintos lugares del Perú. Pero de hecho pasan muchas cosas en las regiones y el espacio de hoy nos permite colocar en vitrina esos avances y compartirlos, para que las diferentes regiones se pongan al frente, para ofrecernos las lecciones que nos puedan ayudar a quienes todavía tenemos algunos temas pendientes por abordar. El espíritu que tenemos hoy día desde el SERNANP, es que queremos ver los avances, queremos ver qué retos nos quedan hacia adelante, cómo podemos seguir articulando con las regiones en el desarrollo de esta tarea de conservar nuestro patrimonio natural, en particular nuestra diversidad biológica.

Mariano Castro, Vice Ministro de Gestión Ambiental Ministerio del Ambiente Es muy importante que efectivamente podamos hacer un alto en nuestras actividades para gestionar conocimiento a partir de la experiencia que va acumulándose en este tema. Este segundo Encuentro sobre Desarrollo de los Sistemas Regionales de Conservación enfrenta varios desafíos. Como todos sabemos, hablar, promover y desarrollar conservación no solamente en el Perú sino en cualquier lugar del mundo, todavía enfrenta algunas resistencias porque se entiende o se mal entiende, que la gestión, el desarrollo de conservación es una cuestión marginal o una cuestión que puede entorpecer los procesos de desarrollo de los países o los procesos de reducción de la pobreza. Este es uno de los principales desafíos, por eso es fundamental que a partir de la experiencia que tenemos sobre estos temas, resaltemos el valor que tiene la tarea, el eje estratégico para el desarrollo del país, promover y desarrollar conservación y transitar de lo que es conservación de biodiversidad al manejo de ecosistemas (evaluación de ecosistemas del milenio a propósito de la cumbre de Johannesburgo). ¿Qué ha pasado con los ecosistemas en los últimos 20 años?, ¿qué escenarios se han configurado para los últimos 50 años y qué prioridad de gestión se requiere para asegurar el escenario deseable?

En ese sentido, no solamente enfocamos nuestro trabajo sino también nuestros mensajes, destacando los vínculos que existen entre lo que es desarrollo de la conservación con la atención de las prioridades y necesidades sociales básicas y las necesidades y prioridades de oportunidades de desarrollo. Podemos adquirir una mayor prioridad en la asignación de recursos que es una de las mejores formas prácticas en que los niveles de gobierno evidencian la prioridad política en estos temas.

A nivel regional la gama de cuestiones que deben ser abordadas en materia ambiental siempre ha sido muy amplia y hoy día lo es más, porque las necesidades se han incrementado al igual que las capacidades, sin embargo, como ocurre con cualquier otra materia de gestión pública, las necesidades se hacen más sofisticadas y las prioridades de la sociedad cada vez más consciente de estas necesidades y demandas, se convierten no solamente en un asunto que los técnicos identifican como necesidad, sino se convierte en una demanda social y política.

Todo ello tiene correlación con el desarrollo de diversos instrumentos de planeamiento, planes de acción y estrategias regionales de cambio climático. Además, ha adquirido una respuesta organizativa distinta de la que originalmente se estableció; se ha pasado de gerencias de recursos naturales y ambientales (que tenían que abordar no solamente las prioridades ambientales, sino también las de defensa civil) a autoridades regionales ambientales que en la amazonía son un denominador común (con una finalidad de integración efectiva).

Esto obliga más aún a superar lo que ha sido en buena medida el abordaje de estos temas, es decir, por un lado se ven los temas de política ambiental en general (aspectos vinculados a calidad ambiental) y, por otro lado, todo lo relacionado a biodiversidad (en particular las estrategias de conservación de las áreas protegidas). Ello en muchos casos y con los mismos actores demanda esfuerzos y tiempos, reflexiones y arreglos institucionales locales, muchas veces repetitivos. Cada área por cierto tiene su especificidad pero debemos avanzar hacia la integración efectiva y este tipo de encuentros ayudan a profundizar sobre estos temas. Seamos conscientes de que debemos pensar para los próximos años en cómo integrar esfuerzos en este conjunto de elementos de la gestión ambiental a nivel regional, en donde el desarrollo de la conservación resulta siendo un eje fundamental.

El Ministerio del Ambiente está comprometido con estos temas y, en particular, nos interesa recoger las recomendaciones de este encuentro para ponerlas en práctica. Con el deseo del mayor éxito en el desarrollo del evento, se declara inaugurado el II Encuentro Nacional sobre Desarrollo de los Sistemas Regionales de Conservación.

Todo ello tiene correlación con el desarrollo de diversos instrumentos de planeamiento, planes de acción y

12

BLOQUE I. ARTICULANDO LA ESTRATEGIA NACIONAL DE DIVERSIDAD BIOLÓGICA A LA GESTIÓN REGIONAL.

La primera versión de la Estrategia Nacional sobre la Diversidad Biológica (ENDB) fue aprobada en el año 2001, luego de un amplio proceso participativo de casi cuatro años, que convocó a más de 7500 profesionales, técnicos y representantes de la población en general en su elaboración. El resultado de este proceso fue una versión de documento de 19 estrategias regionales y cuatro reuniones macroregionales.

El documento de la Estrategia Nacional sobre Diversidad Biológica responde al carácter mandatorio del Convenio sobre Diversidad Biológica, que el Perú como Estado suscribió en Brasilia en 1992 y ratificó al año siguiente. Define una visión estratégica compartida, consensual y comprometida con el desarrollo nacional, que orienta las acciones futuras para generar beneficios ecológicos, económicos y sociales para las presentes y futuras generaciones” y su proyección es al año 2021. Con ello el Perú contribuirá al mantenimiento de los procesos ecológicos y de la vida en la biósfera.

La Estrategia Nacional sobre Diversidad Biológica es un proceso continuo, permanente e interactivo, que involucra a todos los actores e instancias públicas y privadas, así como a otros sectores de la sociedad civil en su construcción. En este sentido, en el 2012 se inició el proceso de actualización de la estrategia y su plan de acción, con el desarrollo de diversos talleres regionales para el recojo de aportes desde las regiones y los actores presentes en el territorio con relevancia en la gestión de la biodiversidad. Actualmente se encuentra en la etapa final de la segunda ronda de consultas a nivel regional, lo que ha significado la realización de talleres macroregionales en Arequipa, Ayacucho, Tarapoto, Trujillo y Lima.

1. Lineamientos y enfoques de política nacional abordados a partir de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica.

José Álvarez, Director de Diversidad Biológica Ministerio del Ambiente.

1. Lineamientos y enfoques de política nacional abordados a partir de la Estrategia Nacional de Diversidad

Para poder avanzar en la conservación de la diversidad biológica en este siglo, hay que adaptar

el lenguaje y los mensajes con los que se está abordando la conservación. Esto significa hablar el lenguaje de la política y la economía para generar

entendimiento y afinidades, estos son el “voto” y la “plata”.

Actualmente, la conservación de la diversidad biológica se desarrolla en escenarios que no existían hace 20 ó 30 años. Se tiene a la globalización como fenómeno macro y a la descentralización en el nivel nacional, ambos generando un crecimiento económico como demandas sociales nuevas que deben responderse desde la conservación.

Estos escenarios, a su vez, plantean nuevos retos y desafíos que deben abordarse desde la conservación: el cambio climático; la crisis económica y las demandas del mercado internacional que generan mucha presión sobre los recursos naturales; el acceso a la información y su creciente demanda; y la generación de conciencia ciudadana, que incluye a la conciencia ambiental como a la política, y esto tiene que ver mucho con los procesos de consulta que ahora son decisivos para la toma de decisiones.

Todo este contexto lleva a abordar la conservación de la biodiversidad con nuevos enfoques y prioridades que respondan a esta realidad, como son la inclusión social, la participación y gobernanza, la distribución justa y equitativa de beneficios y la concertación de intereses. La tarea que corresponde desempeñar ahora es hacer que la conservación genere riqueza para la gente

y sea percibida de ese modo. Para eso, hay que conectar las prioridades de conservación a las inquietudes y prioridades de la población que vive del lado

de la biodiversidad. El contexto actual demuestra que la conservación no es solo tarea de los conservacionistas, sino de todos los actores involucrados y con interés en el uso de los recursos naturales provenientes de la biodiversidad.

Así es como se han definido los pilares de la actual gestión de gobierno, los cuales son: gobernabilidad y paz social, economía y desarrollo, inclusión social y desarrollo sostenible y medio ambiente. Esto se traduce en políticas nacionales de obligatorio cumplimiento, que están contenidas en el marco normativo peruano a través del D. S. N° 027-2007-PCM, que incluye, entre otras, descentralización, pueblos andinos, amazónicos, afroperuanos y asiático peruanos, inclusión, extensión tecnológica, medio ambiente y competitividad y aumento de las capacidades sociales.

Para llevar a cabo dichas políticas se cuenta con instrumentos de gestión ambiental de nivel internacional (Rio +10, Objetivos del Milenio, Protocolo de Nagoya que define Objetivos, estrategias y metas de Aichi 2011 2020), nacional (Plan estratégico de desarrollo nacional al 2021, Plan Bicentenario 2021, Política Nacional del Ambiente, Plan Nacional de Acción Ambiental 2011 2021, Estrategias Nacionales de Diversidad Biológica y Cambio Climático, Agenda Nacional de Acción Ambiental 2013 2014, Ejes Estratégicos de la Gestión Ambiental Comité Multisectorial y los Programas Presupuestales Ambientales) y regional (Plan de Desarrollo Regional Concertado, Estrategias Regionales de Diversidad Biológica, Cambio Climático, etc.).

El informe de la Comisión Multisectorial define como un eje estratégico de la gestión ambiental al patrimonio natural saludable, dentro de cuyos objetivos se encuentra la conservación y el uso sostenible de la diversidad biológica como una oportunidad para el desarrollo. Es aquí donde se enmarca la actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica.

1.1. Nuevas actitudes y capacidades para los nuevos enfoques de la conservación.

Cuando se creó el primer parque nacional del mundo en 1872, no se hablaba de desarrollo sostenible ni de diversidad biológica, sino de conservar las maravillas de la naturaleza para un disfrute estético de la gente. Hoy ese concepto persiste, pero ha sido enriquecido con la suma de otros aspectos. Hoy se habla de gestionar ecosistemas, procesos ecológicos, corredores biológicos, mosaicos de conservación, zonas de amortiguamiento, en sí, de gestionar biodiversidad, ya no solo con fines estéticos y éticos, sino de desarrollo, haciendo de la diversidad biológica un medio para proveer una mejor calidad de vida a la gente.

Esto lleva a ver a las áreas protegidas dentro de procesos de desarrollo más grandes que ocurren en los ámbitos donde se hallan, como son la Zonificación Ecológica Económica (ZEE) y el ordenamiento territorial. En este punto, el MINAM tiene un compromiso pendiente con la aprobación de la ley para la gestión integrada del paisaje, un instrumento que recoge estos dos enfoques con los que se aborda la gestión del territorio.

La conservación de las áreas protegidas siempre estuvo en manos del Estado, a través de sus guardaparques y jefes de áreas, sin embargo, esto también ha cambiado. Hoy se habla de gestión participativa y gobernanza, donde la conservación es tarea de todos. Las poblaciones locales y esta es una tendencia en crecimientoestán asumiendo liderazgos y protagonismos en las acciones de conservación que se desarrollan en el país, y esto nos lleva a distinguir un nuevo perfil de ciudadano, empoderado y comprometido con el proceso de desarrollo en sus espacios territoriales.

¿Cuáles son esas actitudes y capacidades que se requieren para abordar la conservación?, pues son el liderazgo para conducir procesos, compartir y articular objetivos; la inspiración y el compromiso para motivar, convencer y persistir; la innovación para hacer frente a los retos con creatividad; la valentía para hacer que las cosas pasen; así como el diálogo y la

concertación para saber escuchar, tender puentes de comunicación y encuentro y promover el logro de acuerdos.

1.2. Actuales enfoques de gestión de la diversidad biológica.

La Dirección General de Diversidad Biológica del Ministerio del Ambiente (MINAM), está impulsando nuevos enfoques de la gestión de la diversidad biológica, diseñados sobre el principio de la inclusión. Estos son: enfoque ecosistémico y de cuenca, enfoque de cogestión o gestión participativa, enfoque intercultural, enfoque de manejo adaptativo, enfoque de conservación productiva y enfoque de adaptación al cambio climático.

El enfoque ecosistémico, según el Convenio de Diversidad Biológica, busca el equilibrio entre las tres dimensiones de vida: la ambiental, la económica y la política, para que a partir de la conservación de ecosistemas se haga un uso sostenible de los recursos naturales con participación en la gobernanza y distribución de los beneficios. Esto es, si en un ecosistema se conserva y restaura la capacidad de producir bienes y servicios se está proveyendo riqueza y calidad de vida.

De otro lado, la descentralización representa una oportunidad para que las regiones cogestionen su territorio con inclusión, para no trasladar los problemas del centralismo (ineficiencia, desperdicio de recursos, inequidad, corrupción, etc.) del ámbito nacional al local. La cogestión va más allá de la participación y, precisamente, los sistemas regionales de conservación son uno de esos espacios de cogestión que están funcionando.

Aquí entra a tallar la gobernanza participativa, o la gobernanza policéntrica como la ha denominado la premio Nobel de Economía, Elinor Ostrom, que es aquella que tiene que ver con los recursos naturales y los actores locales, donde estos pueden gobernar los recursos de la biodiversidad con el aval de los gobiernos y la autoridad. Para esto es necesario dotarles de autonomía, legitimidad, participación, derechos claros, diversos niveles de organización, vigilancia, confianza y liderazgo local.

Otras líneas estratégicas son la conservación productiva, haciendo de la conservación un negocio; el manejo adaptativo, con medidas sencillas diseñadas por las comunidades con apoyo de los técnicos; y el enfoque intercultural, identificando y reconociendo las diferencias en un país pluricultural.

2. Avances en la actualización de la Estrategia Nacional de Diversidad Biológica y su plan de acción.

Antonio Salas, coordinador del Proyecto "Actualización de la Estrategia Nacional de Biodiversidad " - Ministerio del Ambiente.

Transcurridos 12 años de la elaboración del primer documento de Estrategia Nacional de Diversidad Biológica (ENDB), los países parte del Convenio de Diversidad Biológica asumieron, por acuerdo, actualizar sus estrategias a la luz de los escenarios actuales en los que se gestiona la biodiversidad y ejecutarla a partir del 2014.

Eso ha motivado el desarrollo de un proceso que ha empezado en el 2011 y que parte del documento original de ENDB, manteniendo la visión del mismo, pero actualizando sus objetivos estratégicos. Dentro de este marco, se acordó la realización de cinco talleres macroregionales en el 2012, en los cuales se ha recopilado información y aportes de las regiones respecto a la definición de objetivos y la problemática del país. Esto no solo se recoge en el proceso de construcción de la ENDB, sino también de su plan de acción, cuyo horizonte de ejecución es de cinco años, con miras a realizar acciones específicas para alcanzar un determinado resultado o escenario que sería nuevamente evaluado y definir el siguiente plan de acción.

Con la información recogida en los talleres macroregionales del 2012 se generó un documento base que ha sido revisado por expertos en biodiversidad y planificación. Esta propuesta es la que ha sido socializada en los talleres macroregionales del 2013 y, una vez articulados todos los aportes recibidos, se presentará en un taller de alcance nacional, para obtener un

documento final que sea sometido a revisión y acuerdo. Este proceso es conducido desde la Comisión Nacional de Diversidad Biológica que ha organizado un grupo técnico específico.

El actual documento de ENDB contempla seis objetivos estratégicos y 11 metas, resultado de un esfuerzo por identificar prioridades específicas de las necesidades del país. De estos, tres objetivos están dirigidos hacia los componentes de la biodiversidad: ecosistemas, especies y genes; y los otros tres atienden aspectos transversales de la gestión de la biodiversidad, tal come se puede apreciar en la siguiente tabla.

OBJETIVO ESTRATÉGICO

   

META

O.E.1:

conservación

 

del

Meta 1: asegurar la conservación del 17% de los

patrimonio natural.

 

ecosistemas terrestres y 10% del ámbito marino costero.

 

Meta 2: desarrollar planes de acción priorizando especies amenazadas en peligro y peligro crítico.

Meta 3: promover la gestión de centro de origen de especies de las que tenemos un patrimonio valioso para el país.

O.E.2:

uso

sostenible

de

la

Meta

4:

reconocer

y

valorar

los

servicios

biodiversidad.

 

ecosistémicos.

 
 

Meta 5: recuperar ecosistemas.

 

Meta 6: cumplir los compromisos internacionales

para

la

distribución justa y equitativa de

beneficios.

O.E.3: reducción de presiones a la biodiversidad.

Meta 7: reducir la tasa de pérdida neta de los ecosistemas a nivel nacional.

O.E.4:

fortalecimiento

 

del

Meta 8: fortalecer la institucionalidad del país para

gobierno.

 

la gestión de la biodiversidad a través del fortalecimiento de capacidades.

O.E.5:

valoración

y

Meta 9: promover la integración de la diversidad

 

conocimiento.

biológica a los planes nacionales.

   

Meta 10: invertir en conocimiento para contribuir al desarrollo sostenible.

O.E.6: gobernanza

 

Meta 11: promover una mayor participación de los sectores hacia una gobernanza compartida.

3. Desafíos

planteados

por

y

para

las

regiones

en

los talleres

macroregionales para la actualización de la Estrategia Nacional de

Diversidad Biológica.

Roxana Solís - Coordinadora Temática del Área de Instrumentos para la Gestión de la Diversidad Biológica Ministerio del Ambiente.

conocimiento. biológica a los planes nacionales. Meta 10: invertir en conocimiento para contribuir al desarrollo sostenible.

Con el trabajo que se está llevando a

cabo para

actualizar la Estrategia

Nacional de Diversidad Biológica (ENDB) se buscar contar con una estrategia de segunda generación que logre cambiar la trayectoria del desarrollo.

Esto se ha hecho evidente luego de la evaluación realizada por el Convenio de Diversidad Biológica a las estrategias mundiales de los países firmantes. De este estudio se obtuvo un análisis de cinco errores que se estaban cometiendo con las ENDB en el mundo. Estos son: las estrategias no son relevantes para la sociedad ni están vinculadas a la agenda nacional; los beneficios a largo plazo de la biodiversidad permanece ocultos; las estrategias no identifican prácticas no sostenibles o umbrales críticos; las estrategias no definen gestión sostenible; y las estrategias no tratan las causas subyacentes de la pérdida de la biodiversidad.

3.1.

Demandas regionales y propuestas.

Las demandas planteadas por las regiones en las reuniones macroregionales han sido procesadas y sistematizadas por un equipo técnico de la Dirección Nacional de Diversidad Biológica para poder plantear propuestas, ya sea con ofertas ya existentes o que deban desarrollarse para abordar el problema.

DEMANDA/PROBLEMA

OFERTA

Dispersión de lineamientos y metodologías.

Se están realizando encuentros macroregionales.

Se ha diseñado una guía para la elaboración de la ERDB y su plan de acción.

Se ha comprometido el acompañamiento técnico a las regiones.

Se desarrolló una pasantía para el GORE Huánuco.

Débil posicionamiento de la diversidad biológica.

Diseño de herramientas para comunicar el valor de la biodiversidad en el desarrollo:

guías para posicionar la diversidad biológica externa e internamente, diseño y ejecución de estrategias de comunicaciones para posicionamiento, acciones de incidencia política, implementación de la Agenda de Investigación Ambiental 2013 2021.

Sensibilización.

Aportes que pueden darse desde la implementación de la estrategia de comunicaciones del MINAM: guías para la comunicación de la diversidad biológica; manual de comunicación para desarrollar un plan de medios e incidencia mediática; producción de materiales, videos y otras herramientas para difusión.

Aportes desde el diseño e implementación de la estrategia de comunicaciones para la

 

ENDB, a cargo del proyecto GEF.

Inclusión del componente en los proyectos ejecutados por la cooperación.

Carencia de personal de planta especializado.

Desarrollar pasantías a funcionarios de los GORE.

Brindar acompañamiento técnico desde el MINAM.

En el marco de los convenios que MINAM tiene con universidades a nivel nacional se pueden ofrecer cursos de formación presenciales y en línea sobre gestión de la biodiversidad con certificación del MINAM y las institución que lo dicte.

Ofrecer un diplomado en gestión de la biodiversidad, dictado en las regiones.

Superposición de competencias.

Promover la articulación a través de espacios de diálogo.

Evaluar las normas referidas a la gestión de la biodiversidad para identificar vacíos y competencias.

El MINAM está preparando una norma complementaria que aclare las competencias del MINAM como sector concordante con opiniónen el tema de clasificación de suelos o tierras del Ministerio de Agricultura, cuyo reglamento posee algunas indefiniciones. Esta experiencia puede trasladarse a otros sectores donde exista una superposición de competencias.

Brindar capacitación sobre legislación.

Escasa o deficiente información organizada sobre diversidad biológica.

Socialización e instalación de los aplicativos de la Plataforma de Intercambio de Información, elaborada en el marco del Proyecto BioCAN, en las regiones e instituciones que trabajen con biodiversidad.

 

La plataforma sistematiza en función a 4 prioridades: especies migratorias, especies endémicas, especies amenazadas y especies sujetas a tráfico. La plataforma es un sub-sistema del Sistema Nacional de Información Ambiental del Perú (SINIA).

Fortalecer capacidades en torno a la Red de Investigadores Ambientales (RIA) que realiza encuentros de investigación científica.

Incorporar indicadores de medición de resultados en el diseño de estrategias de diversidad biológica.

Se han definido prioridades de investigación sobre diversidad biológica con las universidades.

Financiamiento.

Acceso a Proyectos de Inversión Pública (PIP).

Establecimiento de lineamientos y criterios estandarizados para la formulación de PIP Verdes, como parte de un trabajo articulado con el MEF que está en etapa final.

Desarrollo de programa presupuestal en temas de biodiversidad.

Articulación de las prioridades de conservación de la biodiversidad con la cooperación internacional.

Lista de proyectos del MINAM que están trabajando en las regiones y deben aportar al desarrollo de las ERDB con recursos o acompañamiento técnico: MST, ECOTRADE, Perú Biodiverso, PRODERN, Ecosistemas Andinos, PAT-USAID.

Promover el fortalecimiento de capacidades regionales para la formulación de futuros proyectos.

 

Desarrollar la propuesta de norma de

“conservación por impuestos”, similar al

mecanismo de obras por impuestos. Esta iniciativa legislativa está siendo explorada desde el MINAM para proponerla al MEF.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio.

Recogemos en esta parte, algunos de los temas de discusión, opinión y aporte más relevantes que resultaron del proceso de diálogo posterior a las exposiciones.

  • 1. Acceso a información sobre diversidad biológica y valoración económica. Existe información técnica trabajada para los Estudios de Impacto Ambiental - EIA (tablas, hojas de campo, etc.) que no hace parte de la documentación que se divulga a las regiones. Toda esta data queda con las consultoras o las empresas que las contratan para hacer esos estudios de línea base; sería de gran utilidad poder acceder a esa información. También hay que reconocer que existe información sobre diversidad biológica en las regiones pero que no está organizada y sistematizada. Las investigaciones que realizan universidades e instituciones no siempre son compartidas con los gobiernos regionales y ese potencial de información debería canalizarse adecuadamente. Desde las regiones se está haciendo un esfuerzo por realizar estudios de valoración económica, porque reconocen que les va a dar argumentos de negociación para el apalancamiento de recursos financieros para la conservación, tanto del sector privado como del público. Es también una herramienta importante para abordar el tema de la conservación con la población local desde los beneficios que aporta. En ese sentido, desde el MINAM se promoverá la elaboración de una guía de valoración de la biodiversidad biológica que ayude a los gobiernos regionales a tener mayor incidencia.

2.

Aplicación de instrumentos de gestión.

El sector Ambiente cuenta con instrumentos de gestión que no facilitan su aplicación, con enfoques más discursivos que no se adecúan a las capacidades y realidades de quienes deben utilizarlos. Esto ha ocurrido con la ENDB, que se cumplió solo en un 15%. Esto se quiere revertir con el enfoque actual que se le está dando.

  • 3. Co-gestión y articulación con otros sectores. El reto de la co-gestión está presente en las regiones, principalmente, en cómo articular sus acciones de conservación en espacios donde tienen competencias otros sectores. Ocurre en Agricultura con la Autoridad Nacional del Agua (ANA) cuando se trata de ecosistemas en cuencas, en Economía y Finanzas para el acceso a PIP, en Producción al abordar zonas de repoblamiento o áreas marino costera, donde también interviene la Marina a través de la Dirección General de Capitanías y Guardacostas (DICAPI); incluso con el mismo MINAM. El MINAM es un ministerio que tiene muy poco tiempo de vida en el Estado peruano, reconoce que los sectores se resisten a ceder competencias, pero poco a poco se están abriendo los espacios para gestionar más eficientemente los recursos naturales y los ecosistemas. En el caso del mar peruano se está trabajando con PRODUCE, en la medida que ellos tienen competencia en el uso del recurso y el MINAM sobre el ecosistema. La seguridad le compete a DICAPI.

  • 4. Cultura de continuidad en el Estado. Un problema para la sostenibilidad de las políticas de conservación que se emprenden en las regiones es la alta rotación de funcionarios, pues no existe una cultura de continuidad en el Estado. Este es un tema que requiere incidencia desde el sector Ambiente.

  • 5. Descentralización del sector privado.

Un problema que enfrentan los funcionarios de los gobiernos regionales para la co-gestión es la ausencia de tomadores de decisiones del sector empresarial en el ámbito regional. Es común que las decisiones se tomen en Lima, limitándose mucho las posibilidades de diálogo, negociación y acuerdo.

  • 6. Adaptar el lenguaje de la conservación para afianzar el proceso de gestión participativa. Para captar el interés de los tomadores de decisiones en el sector privado hacia la conservación hay que encontrar los elementos comunes de diálogo, cambiando el lenguaje de la conservación hacia la gestión de recursos, pues es algo que guarda relación directa con sus actividades productivas. Hay que recordar que la biodiversidad no es un tema exclusivo de conservación, hace parte de estrategias mayores de desarrollo nacional como son el alivio de la pobreza, la seguridad alimentaria, entre otros. Esta visión integradora de la conservación con otras formas de abordarse y comunicarse es la que va a permitir involucrar a los actores sociales en la gestión participativa.

  • 7. Educación ambiental y conciencia ambiental. Existe una alianza entre

los sectores Ambiente y

Educación para unir

esfuerzos en materia de educación ambiental, que se viabiliza a través de la

Dirección de Educación y Ciudadanía Ambiental del MINAM. Estos temas, vinculados a la generación de conciencia ambiental están siendo considerados en la ENDB como parte de acciones vinculadas a la sensibilización.

  • 8. Ley de Ordenamiento Territorial. La propuesta de Ley de Ordenamiento Territorial está desarrollada, pero aún no se promulga porque existe controversia entre algunos sectores productivos por determinar cuál debe ser su ente rector, pues tiene la presunción de que el MINAN aprovecharía esto para incrementar los estándares ambientales o controles. En la mayoría de países donde se ha implementado esta norma

está en manos del equivalente al MINAM, sin embargo, es un tema aún en discusión en el Estado peruano.

  • 9. Institucionalizar el programa presupuestal para conservación. Sabemos que los PIP son financiamientos temporales, tienen un período de ejecución no mayor de cinco años y no son renovables. La solución definitiva está en el programa presupuestal (PPR). De acá a unos años, probablemente no haya otro tipo de financiamiento que no sea PPR, por eso es conveniente que aunque laborioso, se esté preparados, para no tener que pelear todos los años el presupuesto participativo. La Dirección General de Diversidad Biológica ha concluido este proceso dentro del MINAM y esperan poder aportar a las regiones cuando decidan emprenderlo.

10. Diversidad cultural en la ENDB.

El tema de diversidad cultural también está presente en las acciones de

conservación, que a

partir

de

la

ENDB

se

aborda

en

el

enfoque

de

interculturalidad, con pleno respeto de las competencias del Ministerio de

Cultura.

11. Cumplimiento de las leyes en materia ambiental.

Las regiones exigen un mayor control de las actividades de rose y quema para la apertura de frontera agrícola, así como cumplimiento de las leyes y sanciones para quienes provoquen incendios forestales.

Lecciones aprendidas.

  • 1. Hoy en día no se concibe el desarrollo si no es sostenible, y esto implica lo social, lo económico y lo ambiental. Esto nos lleva a pensar en la conservación de la biodiversidad desde la gente, como un medio para satisfacer necesidades y generar riqueza. El reto de este cambio de perspectiva está en contribuir al desarrollo desde la conservación, recogiendo las inquietudes y necesidades legítimas de la población y ver cómo estas pueden ser respondidas y abordadas desde nuestra diversidad biológica. Esto

está estrechamente vinculado al enfoque ecosistémico de la conservación actual, que busca el equilibrio entre la conservación de los recursos, el aprovechamiento sostenible, la participación en la gobernanza y la distribución de los bienes.

2.

La

gestión

participativa

es

el

nuevo

modelo

de

gestión

de

las

áreas

protegidas. Ya no es posible ver la conservación como tarea de los conservacionistas, el criterio de inclusión ha llegado para democratizar las áreas protegidas y asegurar la eficiencia de la intervención en la conservación y uso sostenible de la diversidad biológica, articulando bajo intereses comunes, responsabilidades y reparto equitativo de los beneficios, a los niveles nacional, regional y local, con la diversidad de actores subyacentes en el territorio.

  • 3. La gestión participativa, dentro de una política de integración, articula al ámbito nacional, regional y local en el diseño y construcción de lineamientos estratégicos de política para la conservación y uso sostenible de la biodiversidad, unifica criterios, promueve sinergias y valora las experiencias y aportes provenientes de cada uno de estos niveles de gestión.

  • 4. La Estrategia Nacional de Diversidad Biológica es una herramienta de gestión que tiene su sentido de ser en la medida que sea aplicada. Por eso es importante que esté articulada a la realidad de la conservación in situ para poder implementarse.

  • 5. El avance que han logrado los gobiernos regionales en la definición e implementación de sus Estrategias Regionales de Diversidad Biológica representa un aporte que debería estar recogido en el documento de Estrategia Nacional de Diversidad Biológica.

BLOQUE II. Fortalecimiento de la gestión de los Sistemas Regionales de Conservación.

El proceso de creación e implementación de los Sistemas Regionales de Conservación (SRC) en el Perú es bastante reciente, siendo las primeras experiencias de este tipo las impulsadas en Loreto y Piura, entre el 2006 y el 2008. Sin embargo, esto está cambiando progresivamente. A la fecha, se cuenta con 11 SRC en las regiones de Amazonas, Arequipa, Cajamarca, Cusco, Lambayeque, Loreto, Moquegua, Piura, San Martín, Tacna y Tumbes.

Los SRC son la forma como estos gobiernos regionales (GORE) están abordando la implementación de sus Estrategias Regionales de Diversidad Biológica, en sus respectivos ámbitos territoriales. Esta responsabilidad, expresada y conferida en la Ley de Bases de Regionalización y la Ley Orgánica de Gobiernos Regionales, ha supuesto un reto para las regiones, que han hallado en la figura de los SRC una plataforma que les permite afrontar la gestión integrada de la conservación in situ, articulando bajo una misma visión de desarrollo y ordenamiento territorial a las diferentes modalidades de conservación existentes, como pueden ser las áreas naturales protegidas, las áreas de conservación regional, las áreas de conservación privada, entre otras.

El desarrollo de los SRC muestra un avance importante en las regiones donde se identifica una institucionalidad ambiental regional fortalecida, que se traduce en el incremento de sus capacidades profesionales y técnicas para gestionar los SRC, pero sobre todo, en su visión de gestión participativa, articulando los objetivos de conservación a los procesos de desarrollo de la región.

Experiencias regionales:

1. Amazonas: proceso de creación de la Autoridad Regional Ambiental (ARA).

Juan Moncada, Gerente General de la Autoridad Regional Ambiental Gobierno Regional de Amazonas.

Experiencias regionales: 1. Amazonas: proceso de creación de la Autoridad Regional Ambiental (ARA). Juan Moncada, Gerente

La

Autoridad Regional Ambiental

(ARA) surge ante la necesidad de

ordenar

la

dispersión

de

normas,

funciones y competencias

ambientales de otras direcciones del

GORE para fortalecer

y

agilizar

la

capacidad de decisión, centralizando en una sola entidad la rectoría de la política ambiental.

Funcionalmente, depende de la Presidencia Regional del GORE o, en su defecto, de su Gerencia General, y deben gozar de autonomía administrativa y presupuestal.

Arequipa es la primera región que creó su ARA en el 2008 (bautizada como ARMA). Posteriormente, las cinco regiones amazónicas peruanas Amazonas, Loreto, Madre de Dios, San Martín y Ucayalique suscribieron la Declaración de Grey Towers en el 2011 (Pennsylvania, USA), se comprometieron a conformar autoridades regionales para la gestión integrada y con enfoque territorial de los recursos naturales y el ambiente. San Martín, Ucayali y Amazonas ya han implementado sus ARA y las regiones de Junín, Pasco, Piura y Madre de Dios están avanzando en este proceso.

La experiencia del GORE Amazonas en la implementación de su ARA es la más reciente, pues se creó el 17 de mayo de 2013 (Ordenanza Regional Nº327. Gobierno Regional Amazonas/CR) y, actualmente, se encuentra en

una fase inicial de desarrollo, con autonomía técnica y normativa, pero aún sin autonomía administrativa y presupuestal.

1.1 Antecedentes.

Cuando iniciaron el proceso de creación del ARA en el 2011, la Gerencia de Recursos Naturales y Medio Ambiente del GORE Amazonas (RENAMA) contaba con débil presencia en el ámbito regional y ninguna participación en la gestión de los recursos naturales, rol que estaba siendo asumido por la Comisión Ambiental Regional (CAR) de Amazonas, presidida por el Instituto de Investigación de la Amazonía Peruana (IIAP). Su capacidad en recursos humanos, económicos y logísticos era limitada. La RENAMA estaba abocada principalmente a desarrollar acciones de Defensa Civil con ocho trabajadores (tres del CAP, tres contratados por CAS con fondos de la transferencia de funciones, uno destacado de la Sub Gerencia de Recursos Naturales y uno destacado de la Dirección de Educación). La Sub Gerencia de Recursos Naturales y Medio Ambiente tenía solo un profesional encargado de la Sub Gerencia de Recursos Naturales y Medio Ambiente, con una plaza no presupuestada, que a su vez, era el encargado de la Gerencia de RENAMA. Adicionalmente, se enfrentaban a la falta de presupuesto con que asumieron la transferencia de la Dirección Forestal y de Fauna Silvestre, que tampoco les permitía emprender acciones en materia de conservación.

1.2. Estrategia.

A pesar de las limitaciones, existía voluntad política desde la presidencia del GORE por hacer gestión ambiental y una visión de cómo hacerlo posible, articulando los esfuerzos y recursos provenientes de la cooperación, hasta el momento dispersos. Así es como han logrado, también, incrementar y fortalecer sus equipos profesionales y técnicos, necesarios para abordar la gestión sostenible de los recursos naturales.

En ese sentido, han logrado lo siguiente:

El retorno de un profesional de RENAMA destacado a la Gerencia de

Planeamiento; así como el destaque de otro profesional de la Dirección Regional Agraria. Asumir la presidencia de la CAR desde junio del 2011.

Financiar un profesional durante el 2011, con el convenio CAF- SERNANP. Financiar dos profesionales desde diciembre 2011 hasta la fecha, en convenio con MINAM. Financiar un profesional como asesor legal de RENAMA hasta la fecha por convenio con SPDA. Un convenio firmado entre SERNANP-PROFONANPE-Gobierno Regional con el que se da inicio a la implementación del proyecto PRONANP que contribuye fuertemente en la dinamización del Sistema de Conservación Regional de Amazonas (SICRE), al mismo tiempo que apoyó la definición de los sitios prioritarios para la conservación Vista Alegre y el Corredor Condorpuna Vilaya Shipago. Este ha sido quizá uno de los convenios más importantes firmados por la RENAMA, decisivo para la creación de la ARA.

En el marco del Programa de Desarrollo Rural Sostenible de GIZ se apoyaron acciones relacionadas a la Zonificación Ecológica Económica (ZEE), fortalecimiento del SICRE y la elaboración de estudios del ACR

“Ruta de las Cataratas”.

En convenio con NCI se financiaron los estudios para el ACR “Bosques Estacionalmente Secos del Marañón”.

En convenio con el Programa Nacional de Conservación de Bosques se viene atendiendo a comunidades nativas de Condorcanqui en la conservación de sus bosques.

Se continuó con la ejecución de tres proyectos forestales y se inició un proyecto de inversión pública para preservar la Biodiversidad y crear el

“ACR Monte Alegre”.

Se inició el proyecto de Cultura Ambiental a nivel de instituciones educativas, población organizada, autoridades, líderes y pequeñas empresas sobre gestión ambiental. Se formuló un Proyecto de Inversión Pública (PIP) para la apoyar la gestión de la futura ARA cuyo expediente está en formulación, y se promovieron seis PIP sobre RRNN (uno con expediente terminado, otro con expediente en formulación, dos PIP viables, un PIP en formulación

por PNUD,

y

uno

en idea).

Además, se

tiene otro

PIP

para

el

Ordenamiento Territorial que se encuentra en proceso de convocatoria.

Esta capacidad para gestionar ha sido decisiva para lograr el respaldo institucional necesario en la creación de la ARA.

1.3. Proceso de creación.

El impulso inicial para la creación de la ARA se dio con la constitución del Grupo de Trabajo Regional para la conformación de la Autoridad Regional Ambiental - ARA (Resolución Ejecutiva N° 021-2012-Gobierno Regional Amazonas/PR) en enero de 2012. Dos meses después se presentó ante el grupo de trabajo la primera propuesta de ARA, elaborada mediante consultoría apoyada por el Consejo Inter Regional Amazónico (CIAM). El documento contenía los servicios de la ARA y el diseño de la estructura organizacional. En este período se promovió una pasantía de dos profesionales de RENAMA a San Martín para analizar la organización y las funciones desarrolladas por su ARA.

Esta propuesta, sin embargo, no pasó los filtros de la Dirección de Planificación, por tener una estructura organizacional muy grande. Esto ha significado un aprendizaje importante para la RENAMA, pues entre marzo y setiembre de 2012, debieron trabajar en la mejora del documento. Este debía contener todas las funciones que querían desempeñar, pero con un organigrama más reducido. Se validaron los servicios de la ARA, se adecuó la estructura organizacional a la realidad del Gobierno Regional y se elaboraron el Reglamento de Organización y Funciones (ROF) y el Cuadro de Asignación de Personal (CAF), instrumentos de gestión básicos sin los cuales no se podría crear una institución o dependencia.

Esta propuesta, aprobada por el Grupo de Trabajo en octubre del 2012, pasó por la revisión de diferentes instancias del GORE, como la Sub Gerencia de Desarrollo Institucional y la Dirección de Asesoría Jurídica, la Presidencia Regional y el Comité de Gerentes, donde finalmente se aprobó la propuesta de creación de la ARA con su ROF y CAP; y, en todas estas etapas, se hicieron ajustes al expediente. Finalmente, la aprobación definitiva se dio en Consejo Regional, creándose la ARA Amazonas, mediante Ordenanza

Regional N° 327-2013-Gobierno Regional Amazonas/CR, en mayo del 2013. Y en junio, se conformó la Comisión de Transferencia de la ARA con Resolución Ejecutiva Regional.

1.4. Características de la ARA.

La estructura organizacional, el Reglamento de Organización y Funciones y el Cuadro de Asignación de Personal definen a la Autoridad Regional Ambiental Amazonas (ARA Amazonas) como un órgano desconcentrado del Gobierno Regional de Amazonas con autonomía técnica y normativa, dependiente de la Gerencia General Regional. Su finalidad es promover la implementación de las políticas públicas, estrategias, programas y planes en materia de ordenamiento territorial, manejo sostenible de los recursos naturales, conservación de la biodiversidad y protección del medio ambiente en la región Amazonas.

La ARA asume todas las funciones de la Sub Gerencia de Recursos Naturales y Medio Ambiente de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, todas las funciones de la Dirección Forestal y de Fauna Silvestre de la Dirección Regional Agraria y las funciones en materia de Ordenamiento Territorial de la Sub Gerencia de Planeamiento y Acondicionamiento Territorial.

La Autoridad Regional Ambiental tiene el siguiente organigrama:

Gerencia General Regional Gerencia de la Autoridad Regional Ambiental Dirección Ejecutiva de Gestión de los Recursos
Gerencia General Regional
Gerencia de la Autoridad Regional
Ambiental
Dirección Ejecutiva de Gestión
de los Recursos Naturales
Dirección Ejecutiva de Gestión
Ambiental
Dirección Ejecutiva de Gestión de
Bosques y Fauna Silvestre
Sedes Provinciales de la Autoridad
Regional Ambiental

La Gerencia de la Autoridad Regional Ambiental y las Direcciones Ejecutivas, tienen su sede en las provincias de Chachapoyas con un CAP de 21 trabajadores. Por su parte, las sedes provinciales tienen su sede en cada una de las demás provincias de la región Amazonas con un CAP conjunto de 19 trabajadores.

1.5. Desafío.

En cuanto a su horizonte de crecimiento, el siguiente reto de la ARA Amazonas es poder pasar a ser una unidad ejecutora con autonomía administrativa y presupuestal, para posteriormente constituir un organismo público descentralizado del GORE con directorio público privado.

  • 2. Piura: Desarrollo del Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales SRCAN Piura. Cristina Portocarrero Gerente de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente Gobierno Regional Piura. En el 2008, el Gobierno Regional de Piura diseña y crea el Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales (SRCAN), como instrumento de gestión política, funcional, administrativa y financiera de la conservación in situ de la diversidad biológica en el ámbito de la región Piura, incluyendo las zonas marinas, marino costeras y los territorios insulares mediante O.R. N° 1472008/GRPCR y su posterior modificatoria O.R. N° 193-2010/GRP-CR. Estructuralmente, el SRCAN se adscribe al Sistema Regional de Gestión Ambiental (SRGA), que rige el accionar del GORE Piura en materia ambiental. Institucionalmente, el SRCAN está constituido por las organizaciones públicas y privadas estado y sociedad civil organizadacon competencias e intereses en este tema. Política y administrativamente depende del GORE, en su calidad de autoridad ambiental regional, y responde al Eje Estratégico N° 1 de la Política Ambiental Regional - Conservación y aprovechamiento sostenible de los recursos naturales y de la diversidad biológica (O.R. Nº 259- 2013/GRP-CR).

Su creación nace de reconocer la amplia y singular biodiversidad de la región, así como las presiones y efectos del cambio climático en los ecosistemas y servicios ambientales, pero -sobre todo- de identificar la necesidad de articular intereses, promover el consenso y formular alternativas sostenibles para la conservación de esta biodiversidad y los servicios ecosistémicos que provee, por su relevancia en el desarrollo económico regional. Según el INEI, el 18% del PBI de Piura (S/. 3,432 millones de nuevos soles) es aportado por la biodiversidad de la región. Interpretando estos valores, la biodiversidad de Piura contribuye con la provisión de bienes y servicios ambientales (agua, energía, belleza paisajística, etc.) a partir de las cuales pueden desarrollarse actividades productivas como la pesca, la ganadería, el turismo, la silvicultura o la agricultura, entre otras.

Este enfoque está permitiendo posicionar al SRCAN como una plataforma orientada a dinamizar el desarrollo de la región, que encuentra respaldo en otros instrumentos de gestión, como son el Acuerdo Regional Piura y la Zonificación Ecológica Económica (ZEE). Ambos son documentos de planificación basados en el ordenamiento territorial que articulan el potencial productivo del territorio piurano (60%) con la promoción y conservación de los ecosistemas que aseguran los servicios ambientales que sustentan dichas actividades (22%).

2.1. Objetivo del SRCAN.

El

SRCAN

Piura

es

un

instrumento

de

gestión

político,

funcional,

administrativo y financiero para la conservación in situ de la diversidad biológica de la región, que considera a la diversidad biológica como una herramienta para promover el desarrollo sostenible en áreas de conservación.

Su finalidad es consensuar y articular los intereses regionales de conservación de la biodiversidad con los objetivos locales y nacionales en materia de conservación, constituyendo así grandes espacios de conectividad

para la conservación de sus ecosistemas. En ese sentido, su objetivo es establecer competencias e intereses en los diferentes niveles de gobierno

(gobierno regional, gobiernos locales, población local y organizaciones) para aplicar medidas de conservación y manejo de los sitios prioritarios de conservación de la región.

2.2. Estructura para gestionar el SRCAN.

El SRCAN cuenta con una estructura de conducción que considera los roles, competencias y funciones en torno a la cual se articulan los diferentes integrantes, sean de nivel nacional, regional, local, el sector privado y la sociedad civil organizada. En ese sentido, cuenta con cuatro niveles de articulación: nivel de aprobación, nivel de proposición, nivel de coordinación y nivel de ejecución, donde se ubican las diferentes instancias de gestión tal como muestra el gráfico.

Nivel 1: Aprueba

MINISTERIO DEL AMBIENTE - SERNANP

Nivel 2: Propone

Nivel 3: Coordina

Nivel 4: Ejecuta

 
GOBIERNO REGIONAL PIURA Gerencia de RR.NN. y GMA Gobiernos Locales Consejo Directivo Comité Técnico Multisectorial
   
 

GOBIERNO REGIONAL PIURA

Gerencia de RR.NN. y GMA

 

Gobiernos

 

Locales

Locales
 

Consejo Directivo

 

Comité Técnico Multisectorial

PROG. REGIONAL DE CONSERVACIÓN DE AREAS NATURALES

Director Ejecutivo

(gobierno regional, gobiernos locales, población local y organizaciones) para aplicar medidas de conservación y manejo de
(gobierno regional, gobiernos locales, población local y organizaciones) para aplicar medidas de conservación y manejo de

Unidad de Gestión Participativa

Unidad de Desarrollo Estratégico

37

Sin embargo, para abordar estratégicamente los cuatro componentes en los que interviene el SRCAN (político normativo, biofísico territorial, administrativo financiero y socio institucional), ha renovado su estructura orgánica basada en la definición de roles. El modelo propone tres instancias, cada una con diferentes actores en su conformación, según el rol que desempeñen al interior del Sistema: el Consejo Directivo, el Programa Regional de Conservación de Áreas Protegidas y el Comité Técnico Multisectorial.

El Consejo Directivo es responsable de la toma de decisiones en la conducción político estratégico del SRCAN. Está conformado por un representante de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente del GORE y es quien asume la Dirección del Programa Regional de Conservación de Áreas Naturales, SERNANP, Autoridad Administrativa del Agua Jequetepeque - Zarumilla, Administración Técnica Forestal y de Fauna Silvestre, Dirección Regional de Cultura Piura.

El Programa Regional de Conservación de Áreas Naturales (PRCAN) representa la unidad de conducción del SRCAN. Constituye el órgano técnico responsable de la gestión, operación y de alcanzar el objetivo principal del SRCAN. Cuenta con un Director Ejecutivo y aborda sus funciones a través de la Unidad de Gestión Participativa y la Unidad de Desarrollo Estratégico.

El Comité Técnico Multisectorial está conformado por diferentes Instituciones público privadas que son los actores directos e indirectos que contribuyen al logro de objetivos. El Comité Técnico Multisectorial está encargado de brindar asesoría y asistencia técnica al SRCAN.

2.3. La base física de conservación del SRCAN.

El SRCAN, en el año 2009, elaboró el Diagnóstico de Sitios Prioritarios para la Conservación del Departamento de Piura, donde se identificaron 19 sitios, que dieron sustento técnico al SRCAN y, posteriormente, sirvieron como

insumo en el proceso de la Zonificación Ecológica Económica.

A

esta

identificación de sitios prioritarios, en el 2010, el Proyecto Componente Bosque Seco, con financiamiento de PROFONANPE, contribuyó con la identificación de nuevos sitios, teniendo ahora un Estudio actualizado con 27 sitios prioritarios en la zona continental y marino-costera para la conservación de la biodiversidad.

Este estudio define cuatro zonas prioritarias para la conservación en la región Piura:

Zona 1: Corredor de Páramos y Bosque Húmedo de montaña. Zona 2: Corredor de Bosque Seco de Colina. Zona 3: Corredor de Bosque Seco de Llanura. Zona 4: Corredor de Humedales de Sechura.

Dos áreas representativas del trabajo realizado por el SRCAN, son la primera Área de Conservación Regional “Bosques Secos de Salitral – Huarmaca” y la primera Área de Conservación Privada “Bosque de Neblina y Páramos de Samanga”.

El Área de Conservación Regional (ACR) Bosques Secos de Salitral Huarmaca fue creada en julio de 2011 (DS N° 019 2011 MINAM). Posee una extensión de 28,811.86 ha. y tiene por objeto de conservación a las poblaciones de pava aliblanca (Penelope albipennis) y una muestra representativa de los bosques secos de colina y montaña del departamento de Piura, garantizando el uso de los recursos de flora y fauna por las poblaciones locales bajo prácticas sostenibles.

El Área de Conservación Privada (ACP) Bosques de Neblina y Páramos de Samanga, de la Comunidad Campesina de Samanga - Provincia de Ayabaca, tiene una extensión de 2,888.03 ha., que corresponde al 22.69% del total del área de la Comunidad Campesina de Samanga y tiene por objeto conservar el ecosistema Páramos y bosque de neblina y la alta biodiversidad que ellos alberga, teniendo en cuenta que este ecosistema solo se encuentra en la parte norte del Perú, entre Cajamarca y Piura. Se reconoció en abril de 2013 gracias al soporte del proyecto PRONANP.

Teniendo como base el estudio de sitios prioritarios para la conservación, se tienen elaborados los expedientes técnicos de las propuestas de ACR de “Estribaciones al Sur de los Amotapes - Talara”, “Bosques de Neblina y Lagunas de San Pablo - Cachiaco” en Pacaipampa, Ayabaca y “Estuario de Virrilá” y “Manglares de San Pedro de Vice” en Sechura. Se está a la espera de la conformidad de las instituciones públicas y empresas privadas que tiene que emitir su conformidad sobre los derechos de uso real del territorio en donde se encuentra ubicado el ámbito de intervención de las mencionadas áreas.

Complementariamente, se están gestionando la elaboración de expedientes técnicos para el establecimiento de modalidades de conservación en los ecosistemas de Bosque Seco de Colina, Bosques Húmedos de Neblina y Páramos mediante un Proyecto de Inversión Pública “Fortalecimiento de Capacidades para la Gestión del SRCAN” que tiene una duración de tres años (2012 al 2014).

Considerando las diferentes modalidades de conservación existentes en el marco legal peruano, la región Piura cuenta con aproximadamente el 4,15% territorio protegido:

MODALIDAD DE CONSERVACIÓN

EXTENSIÓN

PORCENTAJE

TERRITORIAL

Parque Nacional Cerros de Amotape.

22

292.92 Ha

0.62%

Coto de Caza El Angolo.

 

60

000.00 Ha

1.67%

Zona Reservada Illescas.

35

452.58 Ha

0.98%

ACR Bosques Secos Salitral Huarmaca.

28,811.86 Ha

0.80%

ACP Bosques

de

Neblina y Páramos de

2,888.03 Ha

0.08%

Samanga.

2.4. Desafíos.

Son cuatro los grandes desafíos que el SRCAN reconoce como principales:

Establecer modelos de cogestión con comunidades y empresas privadas en las diferentes modalidades de conservación, involucrando a todos los actores que viven y aprovechan los servicios ecosistémicos en su conservación.

Implementar el Programa de Actividades Económicas Sostenibles (PAES) en los sitios prioritarios de conservación. Esto se ha venido impulsando a través del aporte del proyecto PRONANP, logrando involucrar a la Gerencia Regional de Desarrollo Económico del GORE.

Fortalecer y potenciar el Programa de Conservación Regional de Áreas Naturales (PRCAN) en términos de capacidades y recursos humanos para aportar a su posicionamiento y eficiencia en la gestión.

Posicionar al SRCAN como ente rector en conservación de la diversidad biológica en la región Piura y referente nacional, articulado a los diferentes procesos regionales y macro-regionales en curso, como son el ordenamiento territorial, el plan de gestión de recursos hídricos, el cambio climático, el manejo sostenible de la tierra y la lucha contra la desertificación, la inclusión social, entre otros.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio.

Recogemos en esta parte, algunos de los temas de discusión, opinión y aporte más relevantes que resultaron del proceso de diálogo posterior a las exposiciones.

2.4. Desafíos. Son cuatro los grandes desafíos que el SRCAN reconoce como principales:  Establecer modelos
2.4. Desafíos. Son cuatro los grandes desafíos que el SRCAN reconoce como principales:  Establecer modelos

41

1.

Indicadores de gestión de la ARA Amazonas y gestión exitosa.

los factores clave para la

Como indicadores de gestión de la ARA Amazonas se han planteado cuatro líneas de acción, que son el ordenamiento territorial, el Sistema de Conservación Regional, los bosques y los recursos, orientados a su aprovechamiento sostenible. En base a ello, se organiza el trabajo de sus diferentes direcciones con su respectivo instrumento de gestión que es el ROF.

Entre las prioridades como ARA se tienen: disminuir la tasa de deforestación en la región que es la segunda después de San Martín; abordar el ordenamiento territorial para frenar la migración que viene ocasionando el cambio de uso de suelo; frenar el deterioro de la calidad ambiental, pues la región no cuenta con ningún relleno sanitario y la calidad de agua es muy baja. Se aspira destinar inversiones del GORE y del ámbito nacional para abordar esta problemática.

  • 2. Política pública de la ARA Amazonas en materia ambiental. La política pública de la ARA Amazonas en materia ambiental es gestionar el territorio haciendo un uso sostenible de los recursos naturales, asegurando la protección del ambiente y la biodiversidad.

  • 3. Transferencia de competencias de las direcciones sectoriales a la ARA Amazonas. La ARA Amazonas, en la etapa inicial de implementación en la que se encuentra, solo ha incorporado a su estructura a la Dirección Forestal y de Fauna Silvestre con sus respectivas competencias. En una segunda etapa se estarían absorbiendo las funciones ambientales que actualmente recaen en la Dirección de Energía y Minas. Por política regional, es importante mostrar una adecuada gestión de las competencias transferidas para que les sean transferidas las de otros sectores.

  • 4. Creación

del

SRCAN

antes

de

tener

áreas

de

conservación

regional

establecidas.

 

La creación del SRCAN en Piura ha significado un proceso de articulación con el MINAM y el SERNANP para poder integrar en una misma plataforma a las áreas naturales de carácter nacional con las futuras modalidades de conservación que se implementen en la región. Luego de tres años de creado el SRCAN se ha constituido la primera ACR de la región Piura, y todo esto ha sido positivo como proceso de aprendizaje y retroalimentación a nivel regional y nacional. La ventaja de haber hecho esta previsión es que ahora la región cuenta con un sistema de gestión que camina, una institucionalidad comprometida áreas que gestionar, recursos para hacerlo, personal y apoyo de la cooperación, es decir, se tienen las condiciones para seguir avanzando hacia el posicionamiento del SRCAN.

  • 5. Coordinación regional con el SERNANP para la definición de prioridades de conservación del SRCAN. Las prioridades de conservación de la región Piura se han construido conjuntamente con el SERNANP. Cuando hay derechos existentes en el área se recoge la opinión de quienes poseen dichos derechos para llegar a acuerdos. Esto es un requisito que debe cumplirse y se está abordando en dos casos: en la propuesta de ACR “Estribaciones al Sur de los Amotapes – Talara”, donde hay superpuesto un derecho petrolero; y en el Corredor de Conservación Humedales de Sechura, donde también se superponen derecho para actividades hidrocarburíferas y mineras. En ambas negociaciones se está cambiando el código de comunicación para el logro de alianzas estratégicas para la conservación.

  • 6. Tratamiento a la minería informal desde el SRCAN. En el proceso de formalización de la pequeña minería y la minería artesanal en la región Piura se conformó un espacio denominado “Mesa de gestión interinstitucional frente a la minería informal”, donde participa la Asociación de

Mineros en Proceso de Formalización. Este espacio ha permitido llevar a cabo este proceso bajo patrones de información y concertación, sin que se desborden los conflictos socio-ambientales, lográndose presentar en los plazos establecidos por ley las declaraciones de compromiso. Actualmente vienen dando seguimiento al vencimiento de los plazos para la presentación de autorizaciones para uso de agua y de sus instrumentos de gestión correctivos, esperando que finalizado todo ello se pueden establecer mecanismos de control y revisión entre todas las partes competentes. La ventaja ha sido ver este proceso como una oportunidad para reducir las amenazas a la conservación en el territorio regional.

7. Conservación en áreas degradadas o deforestadas e implementación de zonas de agrobiodiversidad.

Amazonas:

De acuerdo a la ZEE de Amazonas, el 65% de su territorio son zonas de recuperación de recursos naturales. Esto significa que hay mucho potencial para trabajar diferentes modalidades de conservación, incluso aquellas que involucran mayor participación de las mismas poblaciones en la conservación de sus recursos. En este sentido, existe la experiencia de un área de conservación ronderil solicitada por su propia población; pero también la ejecución del Programa de Actividades Económicas Sostenibles (PAES) que junto a PROCOMPITE se pueda financiar el desarrollo de cadenas productivas y de actividades de uso sostenible de los recursos naturales.

Piura:

En el ACP “Páramos y bosque de neblina de Samanga” del SRCAN se va a

desarrollar un piloto para integrar las tres estrategias de conservación a nivel mundial, como son el cambio climático, la lucha contra la desertificación y la biodiversidad. Esto se realizará bajo un nuevo proceso, creando modelos y metodologías pues es algo novedoso la implementación de estos tres criterios con mirada de territorio. Adicionalmente, hay una tarea importante que desarrollar con las poblaciones locales, dado que el 49% del territorio piurano pertenece a comunidades campesinas. Hasta el momento han venido trabajando con ellos en el manejo correcto de los conceptos y términos como

son “protección de los bosques”, “protección del patrimonio natural”, “lucha

contra la desertificación”; además de tareas concretas de protección de regeneración natural, construcción de trochas cortafuegos para frenar los incendios forestales, mejora de las prácticas agrícolas, de poda o empleo de cocinas mejoradas, entre otras.

Con respecto a la agrobiodiversidad, la región Piura tiene en su Estrategia Regional de Diversidad Biológica un objetivo referido al uso sostenible y distribución equitativa de los beneficios de la diversidad biológica; donde uno de sus indicadores es impulsar, al 2021, siete cadenas productivas ligadas a la biodiversidad nativa. Al respecto, el SRCAN acaba de concluir un estudio que determina donde están los productos promisorios de biocomercio de la región, biodiversidad nativa que no ha sido articulada a mercados medianos o grandes, que se espera pueda abordarse a través del PAES. Adicionalmente, el desarrollo de los estudios de valoración de los ecosistemas y los servicios ambientales ha sido una estrategia importante para valorar económicamente el aporte de la conservación al desarrollo regional y a hablar otro lenguaje, el de la conservación productiva.

Lecciones aprendidas.

  • 1. El desarrollo de los SRC requiere de voluntad política y decisión para afrontar los retos de la gestión ambiental territorial y la propia gestión pública. El fortalecimiento de su institucionalidad, a través del incremento de profesionales y técnicos, es necesario para poder operar a lo largo de toda la región. Una forma es ordenando y potenciando el aporte de las fuentes de cooperación presentes en el territorio, para evitar la duplicidad de intervenciones. Sin embargo, el reto más grande es poder incorporar al presupuesto del mismo GORE, a este capital humano necesario para gestionar.

  • 2. La gestión de la conservación no es una tarea solo de la autoridad regional competente. Bajo el modelo de gestión participativa, todos los actores del territorio vinculados al uso, manejo y conservación de los recursos naturales y la diversidad biológica se articulan en torno a criterios, intereses y objetivos

comunes, optimizándose aportes y asumiendo responsabilidades acordes a su nivel de participación. Esta visión integrada de la conservación supone también un establecimiento de alianzas y sinergias entre los actores, así como una amplitud de criterios para poner en valor la diversidad biológica.

  • 3. Los SRC, para su posicionamiento, deben considerar a la diversidad biológica como una herramienta para promover el desarrollo sostenible en áreas de conservación, proveyendo servicios que atienden las demandas sociales, generan recursos y riqueza para la región. La conservación productiva y asociada a los grandes procesos que orientan el desarrollo regional, no solo será mejor entendida sino también más sostenible.

  • 4. Si bien las Gerencias de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente (GRN y GMA), son las instancias del gobierno regional que proponen y ejecutan la política ambiental en sus regiones, este esquema sectorizado y tradicional de la gestión pública en materia ambiental está cambiando con la creación de la Autoridad Regional Ambiental (ARA). Con este enfoque de gestión pública integral que proponen las ARA se está fortaleciendo gradualmente la institucionalidad ambiental regional, propiciando un mayor empoderamiento de las autoridades ambientales y la agenda ambiental; así como una mejor gestión de los recursos naturales, el medio ambiente y el territorio, beneficiando el contexto de desarrollo de los SRC.

  • 5. Todo proceso de innovación en una institución sea pública o privada, va a generar corrientes a favor y resistencias. Para ello, será importante identificar esas alianzas estratégicas que ayudarán a impulsar los procesos al interior del GORE, como la Dirección de Planeamiento y Presupuesto, los asesores legales, la Dirección de Desarrollo Económico, tanto como la Alta Dirección.

BLOQUE III. Establecimiento e implementación de modalidades de conservación.

Los SRC agrupan e integran a todas las modalidades de conservación in situ, conformando una matriz territorial que parte de la Estrategia Regional de Diversidad Biológica (ERDB) y las prioridades de conservación identificadas en el territorio, para implementar la forma más viable legal y técnicamente de asegurar los objetivos de conservación de tales espacios.

Existe en el marco legal peruano una serie de modalidades de conservación de la biodiversidad, presentes no solo en sector Ambiente sino también en Agricultura sub sector Forestal y sub sector Recursos Hídricos, Cultura, Producción, en el régimen privado y en el ámbito local. Muchas de estas figuras ya vienen siendo implementadas y otras se encuentran en proceso de reglamentación y consolidación, representando un abanico de posibilidades por explorar para la conservación in situ.

Uno de los criterios que se ha venido empleado en la priorización de áreas para conservación a nivel regional es el de la representatividad, que determina cuán conservada se halla una muestra representativa de la diversidad biológica de un espacio territorial. A ello se suma un análisis de valores ambientales que recoge la opinión de la población sobre lo que perciba como beneficioso e importante de conservar, así como otros criterios adicionales sobre el estado de conservación y la viabilidad de conservar determinados sitios, por los usos y/o derechos que puedan existir sobre ellos. Todo esto constituye parte importante de la definición de una base física de conservación, sin embargo, debe articularse también a otros procesos de desarrollo de la región, principalmente al de ordenamiento territorial para que sea viable. Esto quiere decir que los sitios prioritarios de conservación que define la ERDB tienen que estar incluidos dentro de los diagnósticos de Zonificación Ecológica Económica (ZEE).

Esto nos lleva a ver a la conservación in situ dentro de un proceso mucho mayor, integrado a la planificación de la gestión pública, en la medida que la ERDB forme parte del Plan Regional de Desarrollo Concertado, que es la herramienta fundamental y la hoja de ruta para una gestión regional planificada y participativa. Esto le otorga a la implementación de la ERDB acceso a los recursos públicos, a través del presupuesto participativo y al programa presupuestal. Este es, a su vez,

uno de los retos que deben enfrentar las regiones para garantizar la sostenibilidad de sus SRC y su gestión.

Otro de los retos que ya están abordando las regiones para el establecimiento de modalidades de conservación es la implementación del Derecho a la Consulta Previa a los Pueblos Indígenas u Originarios (Ley 29785), para garantizar su inclusión en la toma de decisiones del Estado y la adopción de medidas respetuosas de sus derechos colectivos.

Una vez establecidas las modalidades de conservación, el desafío siguiente es el de la gestión. Cómo llevar a cabo estas acciones y cómo darles sostenibilidad a lo largo de tiempo. En ese sentido, la gestión participativa de la conservación nos brinda la oportunidad de alinear los intereses de todos los actores vinculados al desarrollo de estas áreas y de orientar sus aportes de la manera más eficiente.

Experiencias regionales:

  • 1. Moquegua: proceso de implementación y gestión del Sistema Regional de Conservación (SIRECOM). Edwin Gutiérrez, Responsable del Sistema Regional de Conservación de Moquegua Gobierno Regional Moquegua.

uno de los retos que deben enfrentar las regiones para garantizar la sostenibilidad de sus SRC

La implementación del Sistema Regional de Conservación de Moquegua (SIRECOM) destaca por la rapidez y eficiencia con que se llevó a cabo. El proceso se dio inicio en noviembre de 2011, con la definición de su base física y la identificación de prioridades de conservación y seis meses después

se estaba creando el sistema por ordenanza regional. Esto ha sido posible gracias a que se conjugaron una serie de factores: calidad técnica, voluntad política, acceso a recursos financieros y acompañamiento técnico provenientes del convenio de cooperación firmado entre PROFONANPE, SERNANP y el Gobierno Regional de Moquegua para la implementación del SIRECOM, en el marco del proyecto “Fortalecimiento de la Conservación de la Biodiversidad a través del Programa Nacional de Áreas Naturales Protegidas - PRONANP.

1.1. Definición de la base física.

La Región Moquegua, por su ubicación entre la Cordillera de los Andes Centrales y la costa peruana, presenta características fisiográficas y climatológicas que han permitido el desarrollo de una alta diversidad biológica, donde destaca la presencia de ecosistemas frágiles como lagunas alto andinas, bofedales, rodales de qeñoa y lomas. Cuenta también con especies de flora y fauna como vicuña, guanaco, suri, perdiz, cóndor o tarucas que registran altos niveles de amenazas debido a la sobre-utilización de recursos y actividades antrópicas como la minería, quema de ecosistemas, caza furtiva o contaminación. No obstante, solo el 0.7% de su territorio estaba siendo conservado, correspondiente al porcentaje de participación que Moquegua tiene en la Reserva Nacional Salinas y Aguada Blanca y en el Sistema Nacional de Islas, Islotes y Puntas Guaneras.

En este contexto es que se decide realizar la identificación de sitios prioritarios para la conservación de la diversidad biológica de la región con el aporte del PRONANP. Para ello, se tomaron en cuenta los siguientes aspectos: sistematización de información, especies categorizadas en peligro, ecosistemas frágiles, sistemas ecológicos, análisis de información geográfica y participación de la población.

El proceso se inició con la elaboración de una base de datos SIG a partir de la recolección de información secundaria. Esto resultó de la sistematización de investigaciones anteriores realizadas en Moquegua aun cuando estas eran escasas, evaluaciones de impacto ambiental e informes de proyectos y

direcciones regionales. Paralelamente, se realizaron salidas de campo donde se geo-referenciaron el avistamiento de especies y ecosistemas frágiles, cuya información complementó la base de datos inicial. Se sumó también el análisis de imágenes satelitales LANDSAT 5TM de octubre del 2011, para determinar la cobertura vegetal e identificar los ecosistemas frágiles; y se hizo un análisis de los sistemas ecológicos de las Ecorregiones Andes centrales y Desierto de Sechura para precisar la cobertura de los sistemas ecológicos. Como resultado de este análisis se pudo reconocer que Moquegua cuenta con 21 zonas de vida de los sistemas ecológicos.

Como parte de todo el proceso, también se realizaron talleres con diversos actores de la Región Moquegua, los cuales sirvieron para la inducción en los conceptos sobre diversidad biológica, conservación y modalidades de conservación, y para que los participantes identifiquen los lugares de importancia para la diversidad biológica según su propia percepción. Con la información recogida se elaboró una base de datos SIG de percepciones de la población, observando que coincidían con resultados que se recogieron del análisis anterior.

Con toda esta información se realizó un análisis integrado en función a las especies de flora y fauna silvestre que se encuentran en estado de riesgo y ecosistemas frágiles. Para este análisis se utilizó el software ArcGIS, incluyendo cartas nacionales digitales e imágenes satelitales LANDSAT. Finalmente, la delimitación de sitios prioritarios se realizó teniendo en cuenta accidentes geográficos como ríos o divisorias de cuenca, estableciendo 11 sitios prioritarios para la conservación en la región.

1.2. Creación del SIRECOM.

Con el establecimiento de sitios prioritarios para la región se elaboró el expediente técnico legal e, incluso, la propuesta de ordenanza que dieron sustento a la creación del SIRECOM en mayo de 2012, con Ordenanza Regional 05-2012-CR/GRM, para gestionar y promover la conservación de estos espacios territoriales, bajo la conducción de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente. Su objetivo es “conservar

una muestra de la diversidad de especies y ecosistemas, representativos de Moquegua, agrupados bajo distintas estrategias de conservación y aprovechamiento sostenible, que mantengan entre sí una coherencia y articulación ecológica, espacial, con el fin de mantener los servicios

ecosistémicos para las actuales y futuras generaciones”.

Con la creación del SIRECOM, también se crea el espacio o la plataforma de gestión participativa del sistema, denominado Comité Consultivo de Conservación (CCC), que es la instancia de coordinación, concertación e información que promueve la adecuada planificación y manejo de las diferentes modalidades de conservación que se establezcan en la Región Moquegua y formen parte del Sistema de Conservación Regional, institucionalizando de esta manera la gestión participativa del SIRECOM.

El CCC está conformado por la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente a cargo de la presidencia, el presidente de la CAR Moquegua que se desempeña como vice-presidente, el coordinador del SIRECOM como responsable de la Secretaría Técnica, las universidades públicas y privadas de la región, la Municipalidad Provincial, un representante de cada Organismo No Gubernamental (ONG) de la Región Moquegua involucrado en temas de conservación de la diversidad biológica, la Dirección Regional de Cultura, la Administración Técnica Forestal y Fauna Silvestre, la Gerencia de Desarrollo Económico y los jefes de las Áreas de Conservación Regional y Privada, que participarán cuando se creen estas áreas.

El documento técnico que actualmente conduce el plan estratégico del SIRECOM es la Estrategia Regional de Diversidad Biológica.

1.3. Establecimiento de modalidades de conservación.

Durante el proceso de identificación de sitios prioritarios para la conservación de la biodiversidad y el análisis de la información levantada, se identificó lo siguiente:

La existencia de 1436 derechos mineros y la presencia de siete empresas mineras operando en la región: Southern Perú Copper Corporation (Cuajone), Anglo American (Quellaveco), Cía. de Minas Buenaventura, Gold Fields, Canteras del Hallazgo - CDH, Hampton Mining Perú (Los Calatos) y Aruntani SAC (Tucari). Diferencias de límites departamentales con las regiones vecinas de Arequipa (Salinas Moche), Puno (Pasto Grande, Titire, Tolapalca) y Tacna (Huaytire), en sitios que coinciden con las priorizadas para conservación. La mayor parte de sitios prioritarios se encuentran dentro de comunidades campesinas, que ascienden a 79, de las cuales sólo 74 se encuentran registradas.

Esta situación, que pudo haber sido desalentadora, está siendo abordada como una oportunidad por la región. Como parte del proceso de socialización de los sitios prioritarios para la conservación, se están sosteniendo reuniones que involucran a estos actores clave con derechos sobre el territorio, las comunidades campesinas y las empresas mineras, para la generación de acuerdos de conservación que luego se traduzcan en el establecimiento de modalidades de conservación.

Otra forma de respaldar las acciones de definición de

la base

física de

conservación emprendidas hasta el momento, se ha logrado con la incorporación de los sitios prioritarios de conservación en el proceso de

Zonificación Ecológica Económica de la región, el cual se encuentra en desarrollo, incluyéndolos dentro de la base biofísica y el modelo bioecológico.

El SIRECOM ha elaborado cuatro propuestas para la creación de áreas de conservación: en la modalidad de Área de Conservación Regional (ACR) se encuentran Valle del Alto Tambo y Cerro Blanco; y como Área de Conservación Ambiental (ACA), que están dentro de la legislación de Gobiernos Municipales, se hallan Qeñoal de Torata y Lomas de Huacaluna.

En la propuesta del ACR Cerro Blanco, ubicada en la provincia de General Sánchez Cerro, se ha identificado la existencia de concesiones mineras y conflictos limítrofes con la región Arequipa. Sin embargo, posee también una

alta biodiversidad en situación de peligro crítico (lloque) peligro (guanaca y cóndor), casi amenazadas (vicuña y puma), vulnerable (taruca), entre otras especies de flora y fauna. Su ecosistema asegura servicios ambientales como provisión de agua, belleza paisajística y escénica y protección de suelos, con un estado de conservación del 95%. Posee también un sistema ecológico importante que no se encuentra protegido dentro de la cobertura del Sistema Nacional de Áreas Naturales Protegidas por el Estado (SINANPE), que es el matorral altimontano de la puna xerofítica noroccidental. El expediente es acompañado por el mapa base y la cartografía de cuencas hidrográficas, de sistemas ecológicos, de formaciones vegetales, de zonas de vida, de comunidades y concesiones mineras para determinar la viabilidad y el tipo de intervención que deben realizar.

El mismo trabajo se ha desarrollado con las propuestas del ACA Qeñoal de Torata y del ACR Valle Alto Tambo, áreas con un estado de conservación del 70 y 80%, respectivamente.

Adicionalmente, se ha elaborado un análisis de proyectos productivos con potencial para desarrollarse en estas cuatro áreas propuestas, no solo para maximizar los beneficios de la conservación de estas zonas para las poblaciones locales, sino también como una forma de abordar sus sostenibilidad.

Cerro

Manejo en la crianza, reproducción y potencial valor de la fibra de

Blanco

guanaco.

Manejo de plantas aromáticas y medicinales como actividad sostenible.

Manejo y cultivo de “Ractaña” y “mentzeria” para su potencial de

exportación. Mejoramiento, crianza y reproducción, desarrollando buenas prácticas de esquila y comercialización de la fibra de guanaco con valor agregado.

Valle

Alto

Promoción del turismo en el Valle del Alto tambo basado en la Puya

Tambo

Raymondi.

Mejoramiento en la producción y comercialización de la fibra de alpaca.

 

Extracción de aceites esenciales de plantas aromáticas como

productos de exportación. Mejoramiento de la cadena productiva y comercialización de orégano.

Qeñoal

de

Siembra y cosecha de agua.

Torata

Utilización sostenible, para usos tradicionales y modernos de la

qeñoa. Mejoramiento en la producción y comercialización de la leche.

Plan de manejo de la thola como uso sostenible.

Humedales

Siembra y cosecha de agua.

de

Pasto

Manejo en la crianza, de vicuña.

Grande

Manejo y crianza de suri en semicautiverio.

Manejo, crianza y comercialización de la fibra de alpaca.

1.4. Mecanismos de financiamiento para la gestión.

Para priorizar la conservación de la diversidad biológica de los ámbitos propuestos por el SIRECOM, en diciembre del 2012 con Ordenanza Regional 029-2012-CR/GRM, se declara de interés público regional la conservación de la diversidad biológica en las zonas prioritarias.

Esta estrategia de manejo y conservación de la diversidad biológica requiere de la inversión de recursos económicos y humanos para asegurar su implementación y una adecuada gestión. Esto ha llevado que desde el SIRECOM se formularan dos Proyectos de Inversión Pública (PIP) para iniciar con la gestión de la biodiversidad en los sitios prioritarios.

El primer PIP, que ya está viable, corresponde a la “Instalación del servicio de gestión para la conservación y aprovechamiento sostenible de la diversidad biológica en la región Moquegua”, por un monto de S/. 4’009,338.00 Nuevos Soles, que fortalece la gestión de la biodiversidad implementando modalidades de conservación, mediante la implementación del SIRECOM, tiene tres componentes: 1) áreas destinadas a la conservación de la diversidad biológica; 2) conocimiento de la biodiversidad para impulsar el

aprovechamiento sostenible de la diversidad biológica y 3) sostenibilidad financiera del SIRECOM.

El segundo PIP se denomina “Instalación del Servicio para la recuperación del bosque nativo y sus servicios ecosistémicos en Quequesane, Cúellar y Huacaluna, zonas priorizadas para la conservación de los distritos de Cuchumbaya, Torata e Ilo, provincias de Mariscal Nieto e Ilo, región Moquegua” por un monto de S/. 7’865,069.00 Nuevos Soles. Sus componentes son: 1) implementación del monitoreo y vigilancia para prevenir la tala illegal; 2) captación y manejo de agua pluvial; 3) reforestación con especies nativas; 4) talleres de sensibilización; y 5) propuesta para la venta de bonos de carbono.

Adicionalmente están elaborando el plan de trabajo para la formulación de un tercer PIP, denominado “Manejo de recursos naturales (suri, vicuña y bofedales) en los humedales de Cacachara, Pasto Grande, Huachunta, Chilota y Aruntaya de la Región Moquegua” por un monto de S/. 7’000,000.00 Nuevos Soles. Sus componente son: 1) manejo y monitoreo de vicuña y suri; 2) manejo de bofedales; 3) siembra y cosecha de agua; y 4) fortalecimiento de capacidades.

Así como los PIP representan una oportunidad para acceder a financiamientos específicos, la forma de darle sostenibilidad a todas estas acciones es insertándolas como parte del presupuesto participativo. En este sentido, el GORE Moquegua ha logrado aperturar una meta presupuestal con una partida de S/. 75,000.00 Nuevos Soles para la generación de información en evaluación y valoración de los recursos naturales y diversidad biológica.

2.

Loreto: la consulta previa en la propuesta del ACR Maijuna.

Jack Flores, Director del PROCREL Gobierno Regional Loreto.

2. Loreto: la consulta previa en la propuesta del ACR Maijuna. Jack Flores, Director del PROCREL

El Programa de Conservación, Gestión y Uso Sostenible de la Diversidad Biológica de la Región Loreto (PROCREL) representa a la autoridad regional en material de áreas naturales protegidas en la región. Tiene su antecedente en el proyecto “Sistema de Conservación, Gestión y Uso Sostenible de la Diversidad Biológica de la Región Loreto” (SICREL) que data del 2006. Es en el 2009 que pasa a formar parte de la estructura orgánica del Gobierno Regional del Loreto, como una unidad orientada a la cogestión, manejo adaptativo y conservación productiva. Su objetivo es contribuir al desarrollo sostenible de la región estableciendo y gestionando las áreas de conservación, asegurando la conservación de los procesos ecológicos y evolutivos priorizados e implementando políticas y estrategias relacionadas a la provisión de servicios ambientales para reducir la pobreza y pobreza extrema de la población local.

Entre el 2008 y 2010, el PROCREL trabajó la definición de zonas prioritarias para la conservación bajo criterios ecológicos, sociales, económicos y de viabilidad de la gestión, identificándose 12 zonas prioritarias. La región cuenta con casi 37 millones de hectáreas de bosque amazónico, de los cuales, 2 millones 200 mil hectáreas se encuentran protegidas bajo alguna modalidad de conservación.

Hasta el momento, en la región se han establecido tres ACR, a solicitud de las propias comunidades: ACR Comunal Alto Nanay Pintuyacu Chambira,

con 953,635.48 ha.

y 21 comunidades

en

su

zona de influencia;

ACR

Comunal Tamshiyacu Tahuayo, con 420,080.25 ha. y 35 comunidades en su zona de influencia; y el ACR Ampiyacu Apayacu con 434,129.54 ha. y 18 comunidades nativas en su zona de influencia. También cuentan con otras iniciativas en proceso, como son la propuesta del ACR Aguas Calientes en Contama, con cerca de 106,000.00 ha., Cerro Escalera en Alto Amazonas, con alrededor de 125,000.00 ha. A estas se suma la propuesta del ACR Maijuna, con 391,000.00 ha., aproximadamente, que tiene el hito histórico de ser el primer proceso de consulta previa en el Perú, actualmente en proceso.

2.1. Antecedentes en el establecimiento del ACR Maijuna.

La iniciativa para la creación y establecimiento del ACR Maijuna tiene sus inicios en febrero de 2008 por solicitud de las Comunidades Nativas Maijuna asentadas en el ámbito de influencia de la propuesta del ACR, que comprende a Orejones, ubicado en la quebrada Sucusari, San Pablo de Totolla, ubicado en la cuenca del río Algodón, Puerto Huamán y Nueva Vida, ubicados en la cuenca del río Napo. La propuesta nace de la necesidad del pueblo Maijuna de garantizar la protección de su territorio, sus recursos naturales y su cultura ancestral.

Para la elaboración del expediente técnico se llevó a cabo un proceso de socialización y participación de las comunidades indígenas en el establecimiento del ACR, entre el 2008 y 2012, el cual alcanzó a un total de 24 comunidades, esto es, las cuatro comunidades nativas Maijuna y 20 centros poblados. En paralelo, el GOREL a través del PROCREL tomó acciones para salvaguardar los intereses de los pueblos Maijunas, promulgándose la Ordenanza Regional N° 001-2011-GRL-CR en abril de 2011, que declara de Interés Público Regional la Conservación de la Diversidad Biológica del territorio y los valores culturales del pueblo Maijuna.

En medio de este proceso es que el Congreso de la República aprobó la Ley Nº 29785, Ley del derecho a la consulta previa a los pueblos indígenas u originarios reconocidos en el Convenio 169 de la OIT y su Reglamento, mediante DS Nº 001-2012-MC, de setiembre del 2011.

Cuando en mayo de 2012 el PROCREL recibe del SERNANP el Informe N°

560-2012-SERNANP-DDE sobre la evaluación

técnica

legal

del

establecimiento del ACR Maijuna, se encuentran con varias observaciones, entre ellas, que el expediente no acredita la realización del proceso de consulta previa a los pueblos indígenas. Es a partir de ese momento que la propuesta del ACR Maijuna y el proceso participativo en que estaban inmersos para su establecimiento debió adaptarse a la nueva normativa, dándose inicio al primero proceso de consulta previa en nuestro país.

  • 2.2. Identificación de la medida y de los pueblos indígenas.

En el marco del cumplimiento de la Ley 29785 y su reglamento, el PROCREL inició el acercamiento con los actores clave del proceso: MINAM, SERNANP y el Viceministerio de Interculturalidad, solicitando a este último el previo informe favorable que identifica la medida y a las poblaciones indígenas Maijuna para empezar a implementar el proceso de consulta previa para la creación del Área de Conservación Maijuna.

Mediante Informe N° 001-2013-CAR-HCC-AMDN-DGICP-VMI-MC de abril de 2013, el Viceministerio emite opinión favorable para el inicio del proceso de consulta previa a las poblaciones Maijuna, siendo identificado como entidad promotora, el Gobierno Regional de Loreto a través del PROCREL.

Como entidad promotora, el PROCREL emitió el Informe Técnico Legal en mayo de 2013, donde se señala que los derechos colectivos del pueblo Maijuna podrían verse afectados como resultado de la implementación de la medida. Se identificó también al pueblo indígena Maijuna y a sus organizaciones representativas para el presente caso: las comunidades nativas Orejones, San Pablo de Totolla, Puerto Huamán y Nueva Vida, las cuales participarían a través de sus representantes elegidos en el marco del respeto a su derecho la autonomía, los cuales se designaron mediante acta de Asamblea Comunal en febrero de 2013.

  • 2.3. Etapas del proceso de consulta previa.

Para la elaboración del Plan de Consulta se convino que este sea producto de un proceso participativo y consensuado con los propios representantes del Pueblo Indígena Maijuna, convocándose a una reunión de trabajo para este

fin. De esta reunión preparatoria participaron los representantes de las Comunidades Indígenas Maijuna, del Viceministerio de Interculturalidad, MINAM, SERNANP, PROCREL y la Defensoría del Pueblo en calidad de verificadora del proceso.

Posteriormente se construyó el Plan de Consulta, de acuerdo a la propuesta establecida en la Guía Metodológica del Proceso de Consulta Previa. En su elaboración participaron el PROCREL, el Ministerio del Ambiente y las organizaciones representativas del pueblo Maijuna, contando con la asistencia técnica del Viceministerio de Interculturalidad y el apoyo de intérpretes, tal como lo señala el Reglamento de la Ley de Consulta Previa. También intervino la Defensoría del Pueblo como fiscalizadora.

De este proceso resultó un cronograma de fechas pactadas por la misma comunidad para realizar cada una de las etapas, tal como se señala en la siguiente tabla:

ETAPA

PLAZO

Reunión preparatoria

  • 21 de mayo

Plan de Consulta

  • 21 y 22 de mayo

Publicidad de la medida

  • 23 de mayo

Información

  • 24 de mayo al 24 de junio

Evaluación interna

  • 25 y 25 de junio

Diálogo

Fecha a definirse por la entidad promotora

A) Etapa de publicidad.

En esta etapa participaron los representantes de la entidad promotora y del pueblo Maijuna, que consistió en la entrega de la propuesta de Medida Administrativa que viene a ser el Expediente Técnico que sustenta el Decreto Supremo para la creación del Área de Conservación Regional Maijunay el Plan de Consulta. Dichos documentos fueron traducidos de manera oral a la lengua indígena Maijuna, de acuerdo al artículo 16° y 17°

del Reglamento de la Ley de Consulta Previa y publicados en el portal web institucional del GOREL.

Durante

esta

etapa

participaron,

además,

el

Viceministerio

de

Interculturalidad, en calidad

de

ente rector

del proceso de consulta;

la

Defensoría del Pueblo, conforme sus competencias constitucionales; y el

SERNANP.

B) Etapa informativa.

Se desarrolló durante un período de cuatro semanas, en las que se llevaron a cabo las siguientes acciones:

Realización de entrevista radial y televisiva en los canales de difusión Amazon Channel y Astoria. Participaron la Dirección Ejecutiva del PROCREL acompañado de un intérprete Maijuna, el cual tradujo las respuestas sobre el proceso de consulta previa al establecimiento del ACR Maijuna (30 de mayo).

Publicación en el diario judicial La Región, de una entrevista al Director Ejecutivo del PROCREL sobre el proceso de Consulta Previa, para expresar los pormenores de la medida administrativa y los derechos colectivos afectados (7 de junio). Posteriormente, funcionarios del

PROCREL viajaron a las Comunidades Nativas Maijuna de “San Pablo de Totolla” y “Orejones” con el propósito de difundir y distribuir la entrevista.

Diseño y publicación de la Cartilla Informativa del proceso de consulta de la propuesta del ACR Maijuna, elaborado en idioma español y Maijuna por el PROCREL con el apoyo del Viceministerio de Interculturalidad. La cartilla consta de información relevante sobre la propuesta de creación del ACR y fue entregada directamente a las poblaciones indígenas Maijuna. También se preparó un afiche informativo.

Realización del Taller Informativo con el que concluyó la Etapa de

Información, en la Comunidad nativa “Puerto Huamán” del pueblo Maijuna

ubicada en la quebrada Yanayacu del Río Napo. Participaron los representantes y demás poblaciones Maijuna, el Viceministerio de Interculturalidad, MINAM, SERNANP, la Defensoría del Pueblo como verificadora y como observadores la Organización Internacional del Trabajo OIT, la Asociación Naturaleza y Cultura Internacional NCI y La Agencia de Cooperación Alemana GIZ (23 de junio).

  • C) Etapa de evaluación interna.

Con fecha 25 y 26 de junio reunidos los representantes de las comunidades indígenas Maijuna, en la Comunidad Nativa de Puerto Huamán, se llevó a cabo de forma autónoma la etapa de evaluación interna, que consistió en evaluar los lineamientos y alcances del expediente técnico de creación del ACR Maijuna, teniendo en cuenta los derechos colectivos que se verían afectados de manera positiva como negativa con la medida administrativa. Después de deliberar y analizar las garantías que propuso la Entidad Promotora sobre sus derechos colectivos se recogió todo lo manifestado en un acta de resultados. Posteriormente, los representantes de las comunidades indígenas Maijuna hicieron entrega de estos resultados a la entidad promotora, en una reunión de trabajo que tuvo lugar en Iquitos el 6 de julio con la participación del Viceministerio de Interculturalidad, MINAM, SERNANP, la Defensoría del Pueblo, GIZ y NCI.

  • D) Próximos pasos para el establecimiento del ACR Maijuna.

Después de concluido el proceso de consulta previa con las poblaciones indígenas Maijuna, el Acta e Informe de Consulta deben ser remitidos al SERNANP para la aprobación del expediente técnico respectivo y este, a su vez, elevará los actuados al Ministerio del Ambiente, quien con el voto favorable de la Presidencia del Consejo de Ministros promulgarán el Decreto Supremo de establecimiento del ACR Maijuna.

2.4. Dificultades y retos abordados durante el proceso.

Dado que se trata de un proceso nuevo, la implementación de todas las etapas de la Consulta Previa ha supuesto dificultades y retos que se han logrado superar, los identificados por el PROCREL son los siguientes:

La identificación de la entidad promotora para el presente proceso de

Consulta Previa para el establecimiento de un Área Natural Protegida. La identificación de las comunidades indígenas a ser consultadas, sin

contar con una base de datos oficial de comunidades. La oficialización de los intérpretes sin contar con una base de datos de

intérpretes y/o traductores oficializados por el Ministerio de Cultura. El pronunciamiento de Federaciones advirtiendo la exclusión de sus

comunidades bases dentro del proceso de consulta. La falta de recursos logísticos para llevar a cabo la consulta, pues no existe dentro del presupuesto del Gobierno Regional de Loreto el financiamiento para desarrollar este tipo de procesos.

  • 3. San Martín: implementación de modalidades de conservación. Lucas Carranza, Responsable del Sistema Regional de Conservación de San Martín Gobierno Regional San Martín. El Gobierno Regional de San Martín, a través de la Autoridad Regional Ambiental (ARA) y el Sistema Regional de Conservación, viene adoptando medidas de conservación de acuerdo a las competencias transferidas desde el Gobierno Nacional, lo que les permite promover una participación activa de las poblaciones en el proceso de conservación de la biodiversidad y en la gestión sostenible de los recursos naturales y servicios ambientales de su región. La región tiene una superficie de 5’179,642.00 ha., una población de 728,808 habitantes, 10 provincias y 77 distritos, y se propuso adoptar la marca de “región verde”, lo que ha significado adaptar su estrategia de desarrollo a este propósito, bajo los principios de transparencia y participación, desarrollo humano y desarrollo económico para todos mejorando la calidad de vida.

Consecuentemente, se propuso alcanzar la meta de tener el 50% de su territorio bajo alguna modalidad de conservación al 2014, la que se sustenta en la información proporcionada por el estudio de ZEE, que determina que el 64.60% del territorio sanmartinense tiene aptitud de conservación y el 20.38% corresponde a zonas de recuperación.

Con el apoyo de SERNANP y PROFONANPE, a través del PRONANP, se viene impulsando la gestión participativa para la conservación de la biodiversidad a través de la implementación de diferentes modalidades de conservación, ya sean en áreas que se encuentren inmatriculadas por la ARA, bajo la denominación de Zonas de Conservación y Recuperación Ecológicas ZOCRE, como también en áreas no inmatriculadas que pertenecen al Estado y en áreas de propiedad privada donde se promueve el establecimiento de las ACP.

3.1. La inmatriculación como oportunidad para la conservación.

A nivel nacional, el órgano rector para la inmatriculación de predios estatales es la Superintendencia Nacional de Bienes Estatales SBN. Sin embargo, en el 2006 se transfirió al Gobierno Regional de San Martín la competencia de realizar actos de inmatriculación, saneamiento, adquisición, enajenación, administración y adjudicación de los terrenos urbanos y eriazos de propiedad del Estado en su jurisdicción, con excepción de los terrenos de propiedad municipal. De acuerdo a este marco normativo y la ZEE de la región, la ARA San Martín, a través de su Dirección Ejecutiva de Gestión Territorial, ha optado por desarrollar el proceso de inmatriculación de predios en superficies de zonas de protección y conservación ecológica - ZOCRE (3,346.287 ha.) y en zonas de recuperación (1,055.79 ha.).

Las ZOCRE pueden definirse como áreas del Estado peruano que han sido inmatriculadas a través de registros públicos y se implementan a partir de la Zonificación Ecológica y Económica que las contempla.

En el marco de la competencia transferida por la SBN, la ARA también es responsable de administrar los bienes de propiedad estatal, mediante actos de

administración, de disposición y de adquisición. Los actos de administración ordenan el uso y aprovechamiento de los bienes estatales mediante usufructo, arrendamiento, afectación en uso, cesión en uso, comodato, declaratoria de fábrica y otros actos que no impliquen desplazamiento de dominio. Esto, precisamente, representa una oportunidad para la implementación de modalidades de conservación, pues en las áreas inmatriculadas como ZOCRE al constituir bienes de dominio público del Estadose pueden realizar actos de administración, tales como: usufructo, cesión en uso y afectación en uso.

ACTOS DE ADMINISTRACIÓN

NATURALEZA JURÍDICA

 

CARACTERÍSTICAS

 

Usufructo.

Concede al usufructuario el derecho de uso y disfrute de bie

Se otorga a persona natural o jurídica que no sea autoridad o funcionario.

ajeno, sin alterar su substancia.

Su temporalidad es

de

30

años o hasta 99 si se tratase

de un bien inmueble de valor monumental.

Afectación en uso.

Se

destina al

uso

o

servicio

Se usa a título gratuito

 

público

y

excepcionalmente

Se otorga a una entidad del

para

fines

de

interés

y

Estado.

desarrollo social.

 

Se

sustenta

con

un

 

anteproyecto

de

la

obra

y

financiamiento económico.

Su

temporalidad

es

fija

o

indeterminada, dependiendo de la obra.

Cesión en uso.

Se

destina

a la ejecución

de

Sólo se otorga de manera

un

proyecto

de

interés y/o

excepcional.

desarrollo social sin fines de

Se otorga a un particular sea

lucro.

 

persona natural o jurídica. Tiene un plazo determinado de 10 pudiendo prorrogarse si el proyecto lo requiera.

Pero estas no son las únicas modalidades que pueden establecerse en las áreas inmatriculadas como ZOCRE. En ellas también se pueden otorgar modalidades de conservación, reguladas tanto en la Ley de Áreas Naturales Protegidas como en la Ley Forestal y Fauna Silvestre, tales como: área de conservación regional, concesiones para conservación, concesiones para ecoturismo y concesiones para Otros Productos del Bosque.

Actualmente, la región cuenta con 14 ZOCRE inscritas, que hacen un total de 428,206.03 ha., sobre las cuales ya se han otorgado derechos en 7,579.55 ha., tal como se muestra en la siguiente tabla; sin embargo, existe un total de 420, 626.48 ha libres donde aún no se ha otorgado derechos, lo que significa una oportunidad de impulsar la gestión participativa de la conservación, trabajando con la población local para incentivar la solicitud de derechos sobres estas áreas.

 
 

DERECHOS OTORGADO EN ZOCRE

 

Otorgamiento de

   

Organización beneficiaria

Área otorgada

derecho

   

Afectación en Uso

Municipalidad Delegada del Centro Poblado Quilluallpa.

  • 933.80 ha.

Afectación en Uso

Municipalidad Distrital de Calzada.

  • 852.57 ha.

Cesión en Uso

Asociación de Conservación de los Bosques del Alto Yanayacu y Yarau (ACOBOSAY).

5,293.06 ha.

Cesión en Uso

Instituto para el Desarrollo para el Desarrollo, Investigación y Conservación del Ambiente Hijos de San Martín (IDICASHM).

  • 500.12 ha.

Con la figura de la afectación en uso se está logrando trabajar en el fortalecimiento de actividades de conservación en las concesiones forestales maderables bajo el principio precautorio. San Martín tiene 39 concesiones forestales, de las cuales, solo en 15 se está haciendo aprovechamiento maderable. Las 24 restantes que se encuentran inactivas están expuestas al riesgo de la migración que genera un cambio de uso del suelo. Son áreas de extensas dimensiones que a través de la firma de convenios de cooperación con las rondas campesinas ahora pueden ser atendidas. Por su parte, la cesión en uso dentro de las zonas de recuperación de ecosistemas está logrando integrar a las llamadas áreas de conservación municipal dentro de una estrategia de conservación donde las poblaciones locales organizadas son las poseedoras del derecho y por lo tanto responsables de su gestión.

La inmatriculación del territorio orientado a su conservación y recuperación, ha permitido que en la región San Martín se pueda otorgar seguridad jurídica a estas iniciativas locales y fortalecer la gestión participativa de la conservación. Esta herramienta, además, está contribuyendo a hacer frente a delitos ambientales donde había un vacío al momento de presentar las denuncias sobre áreas donde no se acreditaba la posesión del Estado o de comunidades.

3.2. Sistema de conservación regional: modalidades de conservación implementadas.

El Sistema Regional de Conservación de San Martín se encuentra adscrito al Área de Conservación y Servicios Ambientales creada con la ARA, que opera desde la Dirección Ejecutiva de Administración y Conservación de los Recursos Naturales. El SRC promueve la conservación de manera participativa, y con la implementación de las modalidades de conservación priorizadas, se está logrando trabajar con la población de manera inclusiva e integrada para que sean ellos los que puedan no solo beneficiarse del bosque sino también asumir responsabilidades y compromisos con su conservación.

La región San Martín fue calificada en el año 2000, como la más deforestada del país, resultado de estrategias y políticas de desarrollo que no se ajustaban a la realidad amazónica y una desordenada ocupación del territorio.

Sin embargo, en el 2007 se fijaron el reto de consolidar la región en la ruta del

“desarrollo verde”.

La evolución en áreas de conservación a partir de este cambio de enfoque y, por ende, de políticas públicas, ha permitido que pasen de tener 1’250,000.00 ha. conservadas en el 2010, a 2’220,954.23 ha. en el 2013, que equivale al 42.8% bajo alguna modalidad de conservación, tal como se muestra en la tabla. Con esta perspectiva, la meta del 50% de territorio conservado al 2014 no solo se alcanzará, sino que podrá superarse, pues existen 574,524.00 ha. en proceso de implementarse a través de alguna modalidad de conservación, que significan el 11.1% del territorio.

EVOLUCIÓN DE LA CONSERVACIÓN EN LA REGIÓN SAN MARTÍN

2010

2011

2012

2013

1’250,000.00

1’536,000.00

1’988,000.00

2’220,954.23

Las modalidades de conservación que actualmente contiene el SRC San Martín son: áreas naturales protegidas, concesiones para conservación, áreas de conservación privada, Comunidades Nativas y ZOCRE inscritas, tal como se aprecia en la tabla.

ÁREAS DE CONSERVACIÓN EXISTENTES

Modalidades

Extensión

Áreas naturales protegidas

1’092,306.63 ha.

Concesiones para conservación

462,292.27 ha.

ZOCREs inscritas

428,206.03 ha.

Comunidades Nativas

238,027.57 ha.

Áreas de conservación privada

121.73 ha.

TOTAL

2’220,094.23

Como estrategia, el SRC San Martín ha priorizado el proceso de otorgamiento de derechos a través de las concesiones para conservación por ser el mecanismo más rápido para blindar gradualmente a la región, ante la amenaza de uso y ocupación indebida del territorio. Es así que en el corto plazo han logrado pasar de una concesión para conservación, otorgada en el 2006 por el Ministerio de Agricultura (MINAG), a 15 Concesiones de Conservación (CC), por un total de casi 500,000 hectáreas de bosques primarios, entregadas a asociaciones de agricultores, comunidades nativas y productores de la región. En la actualidad, se encuentran en proceso 19 concesiones más bajo la misma modalidad.

ÁREAS DE CONSERVACIÓN EN PROCESO DE ESTABLECERSE (2013 2014)

Modalidades

Cantidad

Extensión

 

Concesiones para conservación.

19

276,707.52 ha.

 

ACR Bosque de Shunte y Mishollo.

1

221,703.69 ha.

 

ZOCRE en proceso.

9

75,735.23 ha.

 

ACP Ronsoco Cocha.

1

378.36 ha.

 

TOTAL

30

574,524.80 ha.

3.3. Sitios prioritarios de conservación

La promoción de herramientas de conservación se realiza sobre los sitios prioritarios que la región ha identificado con el apoyo del SERNANP y

PROFONANPE en el marco del PRONANP. De este proceso de levantamiento de la base física de conservación se han identificado tres corredores de conservación donde encontramos dos parques nacionales, un bosque de protección, comunidades nativas, áreas inmatriculadas, áreas de conservación regional, concesiones forestales, bosques de producción permanente, entre otras modalidades, como se puede apreciar en la siguiente tabla.

CORREDOR NORTE

Bosque de Protección Alto Mayo.

Parque Nacional Cordillera Azul.

Comunidades Nativas de la Etnia Awajún.

Comunidades Nativas de la Etnia Shawi.

Zonas de conservación y recuperación de ecosistemas.

ACR Cordillera Escalera.

Concesiones forestales.

CORREDOR CENTRO

Bosques Secos del Huallaga.

Zonas de conservación y recuperación de ecosistemas.

Concesiones para conservación.

Concesiones forestales.

CORREDOR SUR

Parque Nacional Río Abiseo.

Parque Nacional Cordillera Azul.

Zonas de conservación y recuperación de ecosistemas.

Bosques de producción permanente.

Concesiones forestales.

En estos sitios no solo se promueve la conservación de los bosques sino también de la cultura ancestral de las etnias presentes en la región. La experiencia de trabajo con las comunidades quechuas ubicadas en el ámbito del ACR Cordillera Escalera, que solicitaban derechos ancestrales sobre este espacio, ha permitido que en el lapso de año y medio aproximadamentese logre afianzar las relaciones para una gestión participativa del área. Casos similares se están promoviendo con la titulación de comunidades nativas asentadas en las zonas fronterizas con Loreto, donde también se impulsa la creación de un ACR, aportando a la conectividad de áreas de conservación entre regiones.

3.4. Dificultades abordadas en la implementación de modalidades de conservación.

La ARA San Martín ha identificado una serie de situaciones que han dificultado el proceso de implementación de modalidades de conservación en el territorio y sobre las cuales vienen trabajando. Estas son:

Resistencia de grupos con intereses propios, sobre el proceso de

Conservación. Escasos espacios de concertación con los Pueblos Indígenas.

Ausencia de oferta productiva para los procesos de conservación

generados por las poblaciones locales. Escasa difusión de logros de la Autoridad Regional Ambiental.

  • 4. Tacna: modelo de gestión del ACR Vilacota Maure. Marco Navarro, Jefe del Área de Conservación Regional Vilacota Maure Gobierno Regional Tacna. En la región Tacna existen una serie de áreas que presentan altos valores de biodiversidad, así como servicios ecosistémicos y culturales que son de alta prioridad para la conservación. Esto ha llevado a que el GORE Tacna venga trabajando desde el 2005 la promulgación de ordenanzas regionales que construyan una base legal para gestionar la diversidad biológica en su territorio, así como en el fortalecimiento de la institucionalidad ambiental y en el desarrollo de estudios de investigación de flora y fauna amenazada de la región. Los resultados de estas evaluaciones han determinado que Tacna cuente con tres planes regionales para la conservación: Plan Regional para la Conservación de Mamíferos, Plan Regional para la Conservación de Aves y Plan Regional para la Conservación de Flora; así como listas de ecosistemas frágiles que han derivado en la elaboración de 3 expedientes técnicos para el establecimiento de áreas naturales protegidas. 4.1. Creación del Sistema Regional de Áreas Naturales Protegidas de Tacna (SIRANP). El Sistema Regional de Áreas Naturales Protegidas de Tacna - SIRANP

Tacna

forma

parte

del

Sistema

Regional

de

Gestión

Ambiental

y

fue

establecido

mediante

Ordenanza

Regional

N.

012-2011-

CR/GOB.REG.TACNA en diciembre de 2011. Es un instrumento de gestión

para la conservación de la diversidad biológica y su finalidad es asegurar la

continuidad

de

los

procesos

ecológicos

y

evolutivos,

dentro

de

áreas

suficientemente extensas y representativas de cada una de las unidades ecológicas de la región.

Con la firma del convenio tripartito con SERNANP y PROFONANPE, para hacer parte del ámbito de ejecución del proyecto PRONANP, no solo se han comprometido acciones para el fortalecimiento institucional del SIRANP Tacna, sino también para la gestión del ACR Vilacota Maure creado el 2009e implementar tres áreas de conservación en la región.

La base física del SIRANP Tacna está definida por el ACR Vilacota Maure, la única área protegida de la región, y ocho sitios prioritarios debidamente identificados: Quebrada de Burros, Lomas de Tacahuay, Tillandsiales de Intiorko, Valle de Cinto, Cabecera de la Cuenca del Caplina, Bofedales de Huaytire, Zona Baja de Candarave y Alto Perú Tripartito. La mayoría de estos sitios priorizados se hallan en la zona altoandina, donde se genera el recurso hídrico que Tacna consume. La conservación de estos espacios ecosistémicos es vital para asegurar la provisión de agua en una región desértica como es el caso, y hacer frente a los efectos del cambio climático que en el futuro afecten el acceso a este recurso.

4.2. Gestión del ACR Vilacota Maure.

El ACR Vilacote Maure fue creada el 28 de agosto de 2009, mediante DS- 015-2009-MINAM. Abarca los distritos de Palca Tarata, Ticaco, Susapaya y Candarave, situados en la zona altoandina de la región Tacna. Protege una superficie de 124,313.18 ha. que representa en 7.7% del territorio regional. Sus objetos de conservación se han clasificado en cuatro aspectos: especies, comunidades ecológicas, sistemas ecológicos y patrimonio cultural. Su creación nace de la necesidad de conservar los recursos naturales, culturales y la diversidad biológica del ecosistema andino de la región, asegurando la continuidad de los procesos ecológicos a través de una gestión integrada y participativa.

Los objetivos que rigen la gestión del área son:

Conservar la diversidad biológica en base a la utilización sostenible de los recursos de flora y fauna silvestre. Contribuir a la conservación de las poblaciones de Suri (Rheapennata). Proteger los suelos y la vegetación como componentes reguladores del régimen hidrológico en la cuenca del río Maure, para asegurar el aprovisionamiento de agua y otros servicios ambientales en beneficio de la población involucrada. Evitar la degradación y pérdida de los recursos naturales, por destrucción de los ecosistemas frágiles. Crear las condiciones necesarias para el desarrollo de actividades de ecoturismo, recreativas, educativas, científicas y culturales.

En marzo de 2011, el Consejo Regional de Tacna aprobó el Plan Maestro del ACR para el período 2012 2016, contándose a partir de ese momento con un instrumento de gestión y monitoreo de las acciones de conservación a desarrollarse en el área, que desde el 2009 al 2012 no había sido gestionada.

Gracias a la intervención del proyecto PRONANP, la región ha podido fortalecer su equipo técnico operativo, contando con un profesional a dedicación exclusiva de la gestión del ACR, lo que hace posible aplicar herramientas de gestión participativa como lo son los mapas de actores y el radar de la gestión, ambos generados en el marco del proyecto.

El ACR cuenta con un Comité de Gestión conformado y activo que viene participando en pasantías y cursos para el manejo de vicuñas y en ferias agropecuarias, para mejorar la actividad ganadera en el área, pues la gestión participativa que viene desarrollándose asocia la conservación a la mejora de las prácticas económicas que ahí se realizan.

Un paso importante en la sostenibilidad de la gestión del ACR y de las futuras áreas que se creen en la región se ha dado con la propuesta de modificación del ROF y el MOF de la estructura orgánica del Gobierno Regional, para disponer de los recursos ordinarios una asignación presupuestal de S/. 130,000.00 Nuevos Soles destinados al mantenimiento del ACR Vilacota Maure. La nueva estructura orgánica incorpora a la Jefatura de Áreas de Conservación Regional, así como a especialistas en la gestión del ACR y

guardaparques. Bajo esta modificatoria, este año el GORE ha podido asumir la contratación de personal para la gestión del ACR: un responsable del área, un asistente administrativo, un especialista en comunicaciones y dos guardaparques.

El GORE también ha asignado bienes para el mantenimiento del ACR: tres motocicletas, una cámara fotográfica profesional, una filmadora, tres GPS, cuatro carpas, equipamiento para oficina y computadoras.

Adicionalmente, en el marco de la coordinación intersectorial permanente, se vienen realizando mesas de coordinación con los sectores público y privado, instituciones de la sociedad civil y universidades para el impulso de acciones conjuntas orientadas al logro de los objetivos de conservación de la región. De esta manera se involucra a otros actores del territorio en la gestión de los recursos naturales a través de las opiniones de compatibilidad. En este tipo de espacios se están explorando diversas oportunidades para el desarrollo de actividades económicas basadas en el adecuado manejo de los recursos naturales, como es el caso de explorar la viabilidad para el desarrollo de actividad geotérmica en la región, pues de los cinco sitios con mayor potencial, cuatro de ellos se encuentran dentro del ACR Vilacota Maure.

La región también ha generado dos Proyectos de Inversión Pública (PIP)

orientados a fortalecer la gestión de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente y del ACR Vilacota Maure. El primer

PIP se titula “Mejoramiento del servicio de monitoreo e información ambiental

de la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente

del Gobierno Regional Tacna”, por un monto de 3’500,000.00 Nuevos Soles

para ejecutarse en el período 2013 2015. El segundo PIP aborda la “Instalación del servicio de conservación del ACR Vilacota Maure”, por un monto de 4’138,665.46 Nuevos Soles para ejecutarse entre el 2013 y el 2015. El perfil de este proyecto ya fue aprobado y su expediente técnico se encuentra en revisión.

4.3. Próximos pasos y actividades en ejecución.

Se ha conformado el Comité Técnico Local para el lanzamiento de la convocatoria al Programa de Actividades Económicas Sostenibles (PAES). El GORE, a través del ACR Vilacota Maure, impulsará cuatro investigaciones científicas vinculadas a los objetivos de conservación del ACR. La convocatoria fue lanzada en julio del presente año. Se promoverá la participación de la sociedad civil en la conservación del ACR a través del programa de guardaparques voluntarios. Se ha elaborado y se implementará el plan de comunicaciones y educación ambiental del ACR. Se promoverá la suscripción de convenios de cooperación para la realización de cursos en áreas protegidas, manejo de recursos naturales, turismo, monitoreo, etc; y para la ejecución de proyectos conjuntos en reforestación agrorural, manejo de camélidos, entre otros.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio.

Recogemos en esta parte, algunos de los temas de discusión, opinión y aporte más relevantes que resultaron del proceso de diálogo posterior a las exposiciones.

4.3. Próximos pasos y actividades en ejecución. Se ha conformado el Comité Técnico Local para el
4.3. Próximos pasos y actividades en ejecución. Se ha conformado el Comité Técnico Local para el
  • 1. Manejo de incendios forestales en áreas de conservación de San Martín La región está trabajando, con el apoyo de algunas de las organizaciones de la sociedad civil, en el monitoreo para el control de incendios forestales, a través de una iniciativa a la que han denominado “el radar del fuego”. El trabajo de sensibilización está dando resultados y en los dos últimos años no

se han registrado incendios de grandes proporciones y la tendencia es a que se sigan reduciendo cada año.

  • 2. Implementación de zonas de agrodiversidad en San Martín. La modalidad de zonas de agrobiodiversidad, como tal, no está en implementación en la región San Martín, pero en cuanto esté debidamente reglamentada podría incorporarse a las modalidades promovidas por el SRC. Lo que están desarrollando en las ZOCRE son actividades de agroforestería y recuperación de áreas degradas con plantas medicinales.

  • 3. Administración, gestión y manejo financiero de las ZOCRE. Los centros poblados que están en las ZOCRE reciben asesoría y acompañamiento en la elaboración de las propuestas técnicas para solicitar el área inmatriculada y en el diseño del plan de gestión, donde se establecen las actividades que se desarrollarán. Esto no significa mayor inversión de las comunidades, pero sí es un requisito el estar formalizadas y organizadas. Como parte de la gestión de la ZOCRE, se está trabajando con los centros poblados y las rondas campesinas para la realización del patrullaje.

  • 4. Incentivos financieros en Concesiones para Conservación y ZOCRE La formulación de PIP y la aplicación del PAES representan incentivos para la gestión de la conservación en el mediano y corto plazo. Además, existe una experiencia modelo con la comunidad de Mariscal Cáceres en la venta de bonos de carbono dentro de una concesión para conservación, que ya están recibiendo un beneficio económico por conservar hectáreas de bosque.

  • 5. Monitoreo y evaluación de los SRC. El monitoreo de la gestión

en

los

SRC en Tacna y Moquegua se viene

efectuando a través del empleo de las herramientas desarrolladas en el marco del PRONANP: el mapa de actores y el radar de la gestión. También

se está adoptando el método de grillas propuesto por el SERNANP para el análisis de las actividades vs. efectos.

  • 6. Gestión integrada de la conservación interregional. En la cuenca del río Tambo, que comprende las regiones de Arequipa y Moquegua, se viene trabajando en balance hídrico como parte de un compromiso entre ambas regiones con apoyo de la ONG Labor para articular la gestión interregional de cuencas. De hacerse un análisis de las zonas prioritarias de Arequipa, Moquegua y Tacna se evidenciarían las coincidencias de límites, lo que plantea el reto de una futura co-gestión de estas áreas entre las regiones.

  • 7. Pasantías para mejorar acciones de las rondas campesinas. La experiencia de trabajo con las rondas campesinas en la vigilancia de las áreas de conservación es positiva y requiere muy poca inversión, sin embargo, puede fortalecerse la capacitación en acciones de control como parte de pasantías entre regiones vecinas que estén implementando esta forma de gestión, como Lambayeque, Cajamarca y San Martín.

  • 8. Alianzas para la investigación regional, Existe la necesidad de establecer centros de datos en las regiones, en alianzas con otras regiones y con universidades locales para que la información que se levanta en las áreas de conservación se quede en las regiones.

Lecciones aprendidas.

  • 1. La gestión integrada de la conservación de la biodiversidad va más allá del tema técnico para identificar sitios prioritarios y/o el establecimiento de modalidades de conservación. Es necesario que en todo este proceso se incluyan diversos actores como instituciones públicas y privadas, la población local, las instituciones educativas y al gobierno en sus tres niveles. La sola creación de modalidades de conservación no soluciona nada si no se tiene capacidades, recursos y compromisos para gestionarlas.

  • 2. La política de conservación debe estar estrechamente ligada a la política de ordenamiento territorial en las regiones, articulando los sitios prioritarios de conservación a sus documentos de gestión como es la Zonificación Ecológica Económica. Esto debe conducir a contar con una única biodata donde se superpongan las modalidades de conservación, las áreas potenciales de conservación y los derechos existentes sobre el territorio.

  • 3. Con la experiencia de las ZOCRE en la región San Martín ha quedado demostrado que para frenar la deforestación debe darse seguridad jurídica sobre estos espacios y trabajar de manera inclusiva con la población local, para que se beneficie del bosque y participe de su conservación. En ese sentido, la inmatriculación ha significado una oportunidad para abordar la implementación de Estrategia Regional de Conservación, innovando en la aplicación de diversas modalidades de conservación.

  • 4. Ante la existencia

de

derechos

sobre

las

áreas

de

interés

para

la

conservación, hay que abrir el diálogo hacia esos actores que poseen el derecho, sean comunidades o empresas, para generar acuerdos que

beneficien a ambas partes.

  • 5. Existe en las regiones poca investigación y limitados recursos para llevarla a cabo. Sin embargo, la información secundaria proveniente de otros estudios efectuados en la región (EIA, por ejemplo) puede ser geo-referenciada y complementar los estudios de línea base para conservación en las regiones. También se debe promover que las investigaciones y los resultados que se llevan a cabo en las regiones, regresen a las regiones.

    • 6. A poco de concluirse el proceso de consulta previa en la propuesta de ACR Maijuna, es conveniente promover un análisis de lecciones aprendidas que oriente futuros procesos en las regiones y resuelva los vacíos actuales para llevarlo a cabo con eficiencia, como son contar con las bases de datos oficiales de pueblos indígenas u originarios y de intérpretes.

BLOQUE IV. Mecanismos de financiamiento y sostenibilidad financiera de la conservación regional.

Generar mecanismos de financiamiento y sostenibilidad financiera para la gestión de la conservación es uno de los temas que tiene mayores demandas de información desde los gobiernos regionales, pero curiosamente, es también donde se demuestran los mayores avances.

Antes de abordar los diferentes ángulos desde los que puede analizarse el tema, es conveniente diferenciar entre lo que se entiende por mecanismos de financiamiento y sostenibilidad financiera. Un mecanismo de financiamiento viene a ser la medida que al implementarse conlleva a la obtención de un mayor ingreso que incrementa el fondo de financiamiento de la conservación. Su temporalidad es relativa, puede ser temporal o permanente. Diferentes mecanismos financieros construyen, junto al desarrollo de otros elementos, la plataforma de sostenibilidad financiera de la conservación. La sostenibilidad financiera, entonces, es una condición deseada y esencial para poder cumplir con los objetivos de conservación en el territorio. La podemos definir como la capacidad de asegurar recursos financieros estables y suficientes a largo plazo y distribuidos en tiempo y forma apropiada para cubrir los costos totales de las áreas protegidas, y asegurar que sean manejadas efectiva y eficientemente según sus objetivos de conservación y otros pertinentes.

Un ángulo para abordar el desafío del financiamiento de las acciones de conservación en el territorio es el que vienen explorando las regiones a través de la ejecución de proyectos de inversión pública, generándose en los últimos dos años una dinamización en el uso de este mecanismo de financiamiento orientado a la conservación de la biodiversidad. En el ámbito del PRONANP, en los último tiempos,

se ha logrado movilizar alrededor de S/. 50’000,000.000 de Nuevos Soles por concepto de PIP y este monto irá en aumento en la medida que las regiones ya han aprendido cómo hacerlo luego de la presentación de un primer proyecto, descontando además que para los responsables de revisar y viabilizarlos, el tema de la conservación ya no les es ajeno. Se calcula que en los últimos cinco años la

cartera de proyectos ligados a conservación ha bordeado los S/. 250’000,000.00 de

Nuevos Soles, un monto importante teniendo en cuenta que se parte de un diagnóstico base en donde el tema ambiental no está necesariamente posicionado dentro de la visión de desarrollo de la región.

Por su parte, la gestión participativa de la conservación representa también una forma de abordar la sostenibilidad financiera de la conservación, pues permite sumar capacidades de los actores locales hacia un objetivo común, convirtiéndolos en aliados estratégicos. El otorgamiento de derechos ligados al uso de recursos naturales los compromete con acciones de conservación en contraprestación, que redundan en el ahorro u optimización de recursos.

Una iniciativa que está dando muy buenos resultados, a partir de la experiencia de Amazonas, es el alineamiento de recursos existentes para la conservación en la región. Lo que se tiene actualmente es una altísima dispersión de los recursos provenientes de la cooperación, que ordenados en torno a una visión de gestión política y técnica permitiría hacer un uso más eficiente de ellos.

Como se puede apreciar, la sostenibilidad financiera viene encontrando sus respuestas a través de alianzas con los actores presentes en el territorio y la generación de acuerdos. Quizá uno de las más prometedoras oportunidades para la sostenibilidad financiera está en las actividades productivas que se desarrollan en la región y que requieren de los servicios ambientales que provee el ecosistema para asegurar sus operaciones. Para involucrar al sector privado en las tareas de conservación se requiere hablar el mismo lenguaje, y entrar en el terreno de las negociaciones para lograr acuerdos importantes.

Todas estas reflexiones, son algunas de las formas como ya se viene abordando la sostenibilidad financiera de la conservación in situ y que hacen parte de las experiencias regionales que conforman este bloque temático. Sin embargo, algo que aún sigue representando un reto para los gobiernos regionales es el financiamiento de costos recurrentes, que no pueden ser cubiertos a través de proyectos ni son financiables por ninguna fuente de cooperación. Algo se ha avanzado en ese sentido con la creación de fondos patrimoniales, pero su rentabilidad anual no supera el 7% en el mejor de los casos, sin embargo, aún hay mucho por explorar, especialmente en el sector privado.

Experiencias regionales:

  • 1. Piura: fortalecimiento de capacidades para la gestión del Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales (SRCAN). Vicente Merino, Coordinador del PIP Fortalecimiento de capacidades para la gestión del Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales en la región Piura Gobierno Regional de Piura.

La región Piura posee ecosistemas de alto valor ambiental, que van de la zona marino costera hasta los páramos andinos, donde habitan diferentes especies con alto nivel de endemismo y amenazas, los mismos que proveen de bienes y servicios ambientales indispensables para la región.

Entre el 2006 y 2007, con el apoyo del PDRS/GIZ, se realiza el estudio “Sitios Prioritarios y Redes de Conectividad para el Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales (SRCAN) de Piura” que sustente la implementación del SRCAN. Mediante este estudio se establecen 19 sitios prioritarios para la conservación. Posteriormente, este estudio fue declarado de interés regional mediante Acuerdo Regional N° 614 - 2010/GRP-CR.

En el 2008 se crea el SRCAN, adscrito a la Gerencia Regional de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente, a partir del cual se organiza la gestión para la conservación in situ de la diversidad biológica en el ámbito político del GORE Piura. Sin embargo, por ser el SRCAN un sistema incipiente, requería de profesionales y de equipamiento adecuado para llevar a cabo su gestión. Por ello, el GORE consideró pertinente formular un PIP que fortaleciera su institucionalidad. Es así que en el año 2009, contando con el apoyo económico del Proyecto Componente Bosque Seco de PROFONANPE, se contrató un consultor para su formulación.

1.1. Proceso para la implementación del PIP.

El PIP “Fortalecimiento de capacidades para la gestión del Sistema Regional

de Conservación de Áreas Naturales en la región Piura” (código SNIP Nº

122270), fue declarado viable por la Oficina de Proyectos de Inversión (OPI), con la Resolución Ejecutiva N° 959-2010. Tiene un valor referencial de 3’484,103.00 Nuevos Soles para ejecutarse en dos años. El proyecto beneficia directamente a 219,340 pobladores de 11 distritos en cuatro provincias. Su objetivo es promover el establecimiento de áreas de conservación, desarrollando capacidades para la mejora de los servicios ecosistémicos, así como fortalecer las capacidades del SRCAN.

A mediados del 2009 se dio inicio a la elaboración del perfil de proyecto, lo que tomó en promedio tres meses, luego de los cuales empezó el proceso de revisión y levantamiento de observaciones. Desde su formulación hasta que la OPI del GORE declaró la viabilidad del PIP en noviembre de 2010, pasó casi año y medio para poder ponerlo en marcha. Esta demora se debió a que, por una parte, la implementación de proyectos de inversión pública en conservación era algo nuevo, de modo que no existía una guía metodológica oficial a nivel nacional que orientara el proceso. Además, debieron superarse trabas en el mismo GORE Piura, cuya OPI responsable de revisar y viabilizar el PIPestaba compuesta por profesionales de la ingeniería civil, arquitectura y economistas, ninguno de los cuales estaba familiarizado con la materia de financiamiento del PIP y no tenían los fundamentos técnicos para desempeñar su función.

Una vez que se tuvo la aprobación y viabilidad del PIP, lo que hacía falta era asignar los recursos económicos para ejecutarlo. Esto se logró insertando el PIP en el presupuesto participativo del 2012. Esto también significó una demora en el proceso, pues el presupuesto participativo se aprueba un año antes de su ejecución.

El paso siguiente corresponde a la elaboración del expediente técnico para la

implementación del PIP. Esté trabajo empezó en octubre de 2011 y concluyó en mayo de 2012, con su aprobación por parte de la Oficina Regional de Estudios y Proyectos del GORE. En esta etapa sucedió lo mismo que con el equipo técnico de la OPI, las dificultades en la revisión del expediente eran básicamente por el desconocimiento de los evaluadores en el tema que evaluaban. Superada esta traba, la siguiente etapa es la ejecución del PIP. La

demora de algunos procesos administrativos hizo que la implementación del proyecto recién empezara en octubre de 2012 con la contratación del personal básico para operar. Por todos estos retrasos, la ejecución del proyecto se prolongará hasta el 2014. En total, este proceso ha tomado más de tres años al GORE Piura.

1.2. Componentes del PIP.

El proyecto consta de seis componentes:

A) Componente 1: formulación e implementación de estrategia de comunicación y sensibilización.

Su objetivo es establecer mecanismos de comunicación adecuados entre la población beneficiaria y el SRCAN, así como elaborar material de difusión orientados a sensibilizar a la población y autoridades locales.

Así, se han confeccionado diversas piezas informativas (afiches, panel informativo, tríptico informativo, folletos técnicos de capacitación) además de la publicación periódica de notas de prensa sobre el desarrollo de las actividades del sistema en los medios regionales, la web del GORE y otras plataformas virtuales (blog).

B) Componente 2: instrumentos adecuados de planificación para la conservación de áreas naturales.

Su objetivo es elaborar expedientes técnicos para el establecimiento de áreas de conservación, así como los Planes Maestros para las áreas establecidas. Esto comprende también los insumos que alimentan el expediente, como son: línea base, diagnósticos socioeconómicos y culturales, situación de la tenencia de la tierra, entre otros.

Para elaborar los expedientes se sostienen reuniones con las comunidades campesinas de las zonas donde se está interviniendo para explicar los alcances del proyecto. Estas poblaciones vienen conservando sus territorios, de modo que el mensaje que se busca dar es el de apoyo a las acciones que ya realizan, pero canalizándolo a través del establecimiento de áreas de

conservación en cuya gestión se brindará el acompañamiento. Cuando las comunidades aceptan iniciar este proceso, se suscriben actas de compromiso. Actualmente, cuentan con siete actas de aceptación de la población para implementar el proyecto en sus localidades.

Luego

de

esto

se

elaboran los planes de trabajo, se procede al

reconocimiento de los sitios de intervención y se completa la ficha de criterios de evaluación para establecer las áreas de conservación. Estas fichas han sido diseñadas por el proyecto y registran información sobre uso del suelo, cobertura vegetal, endemismo y amenazas, conectividad e importancia hídrica.

En este sentido, han elaborado mapas para los cuatro sitios de intervención y cuentan con estudios de línea base de dos zonas.

C) Componente 3: formulación e implementación de programa de capacitación y asistencia técnica para la conservación de áreas naturales.

Su objetivo es elaborar e implementar un plan de capacitación dirigido a dos

públicos objetivos: la población rural beneficiaria y las autoridades locales y comunales.

A través de este plan se han realizado 23 cursos de capacitación que han beneficiado a 671 personas, de las cuales 395 son hombres y 276 son mujeres. Esto demuestra la importante participación de las mujeres y niños en las acciones de conservación.

D) Componente 4: estudios de investigación para la conservación de áreas naturales.

Su objetivo es desarrollar diferentes estudios especializados sobre la dinámica de la diversidad biológica y para la sostenibilidad financiera de las áreas (monitoreo de la diversidad biológica, servicios ambientales, valorización económica y estudios de mercado).

A

la

fecha,

la región

cuenta con un estudio de valoración del ecosistema

Bosque Seco de Llanura y se encuentran trabajando los términos de

referencia para hacer Páramos.

el mismo

estudio

en

los

Bosques

de Neblina

y

  • E) Componente 5: construcción y/o adecuación de infraestructura.

A través del cual el SRCAN cuenta con ambientes adecuados para su

funcionamiento y operatividad.

  • F) Componente 6: equipamiento y tecnología del SRCAN.

Ha permitido dotar al SRCAN del mobiliario, equipos, software y hardware

adecuados para su funcionamiento.

A través del proyecto se está logrando intervenir en 11 de los 19 sitios prioritarios para la conservación en la región. Se está trabajando en dos sitios, en una con apoyo de NCI para elaborar cuatro expedientes técnicos y otra con intervención directa del SRCAN donde se están impulsando propuestas de concesiones para conservación, áreas de conservación regional y áreas de conservación privada.

2. Amazonas: alineamiento de recursos existentes para el POA a toda fuente del Sistema de Conservación Regional (SICRE).

Juan Moncada, Gerente de la Autoridad Regional Amazonas Gobierno Regional Amazonas.

A la fecha, la región cuenta con un estudio de valoración del ecosistema Bosque Seco de

El ordenamiento territorial, el manejo sostenible de los recursos naturales, la conservación de la biodiversidad y la protección del ambiente son acciones que aún no son priorizadas por las instituciones públicas; sin embargo, se están dinamizando esfuerzos y voluntades de muchos cooperantes que cuentan con recursos económicos para invertir en proyectos ambientales principalmente, en apoyo de las áreas protegidas.

El diagnóstico realizado por la Gerencia RENAMA determinó que existía una actuación desordenada en el territorio, por parte de las ONG, instituciones y empresas que no trabajaban de manera coordinada entre ellas ni con las Gerencias y Direcciones Sectoriales. De otro lado, las mismas entidades del mismo Gobierno Regional no estaban realizando acciones complementarias en espacios territoriales claramente establecidos.

De acuerdo al plan de trabajo que ha venido desarrollado la RENAMA, se tienen priorizados dos componentes con sus respectivas acciones: conservar el patrimonio natural regional a través de la conservación y el uso sostenible de la biodiversidad (elaboración de expedientes técnicos y Planes Maestros y la promoción de actividades económicas sostenibles como con la ejecución del PAES); fortalecer la gobernanza y gobernabilidad ambiental a través de la construcción de capacidades y la profesionalización con el apoyo de un PIP y del PRONANP (implementación de la Guía Metodológica Ambiental, desarrollo de módulos de educación ambiental, capacitación de actores relacionados a las ACR y ANP); e incorporar la variable climática en la estrategia de desarrollo para lo cual ya se han coordinado acciones con el Programa Nacional de Conservación Bosques para la Mitigación del Cambio Climático PNCBCC del MINAM (desarrollo de línea de base de bosque y deforestación en ANP y ACR, línea de base socioeconómica de ANP e implementar un programa de sensibilización para la conservación de bosques).

2.1. Estrategia para la organización de recursos.

La Gerencia RENAMA convocó a todos los aliados por la conservación que tienen convenio con el GORE y aquellos que aún no habían formalizado

acuerdos a elaborar el Plan Operativo Anual (POA) del Sistema Regional de Conservación (SICRE).

En este proceso se definió y aprobó un trabajo organizado alrededor del SICRE, con las siguientes acciones:

Se conformó la Plataforma Institucional del SICRE, integrada por los jefes de las ANP, propietarios de las ACP individuales y comunales, dependencias del Gobierno Regional, las ONG, personas interesadas en conservación y otros aliados para la conservación de la biodiversidad.

En el marco de la Plataforma del SICRE se ordenó la intervención de las ONG y cooperantes, definiéndose los ámbitos de trabajo y los aportes de cada institución y ONG para evitar la duplicidad de esfuerzos. Intervenciones por cooperante:

La GIZ a través del Programa de Desarrollo Rural Sostenible trabaja en la propuesta ACR Ruta de las Cataratas, con apoyo de NCI y Sierra Norte. Naturaleza y Cultura Internacional NCI, trabaja en la Propuesta del ACR Bosques Estacionalmente Secos del Marañón, con apoyo de Sierra Norte y del Gore Amazonas, además trabaja en la sostenibilidad de ACP Palmeras de Ocol. El proyecto PRONANP y el SERNANP apoyan en las propuestas del ACR de Vista Alegre y Viconshi, con apoyo de APECO. ECOAN viene promoviendo los mercados de carbono para muchas áreas, con interés en Alto Nieva. Otras ONG como NPC tienen sitios puntuales de trabajo identificando espacios para la conservación del Mono Choro de Cola Amarilla. SPDA apoya en todos los aspectos legales de muchas de las propuestas y ayuda y fomenta las ACP. El PNCBCC trabaja en Condorcanqui y apoyará en áreas protegidas a partir del 2013. Fundecor trabaja en forestería comunitaria en Condorcanqui. La ONG Ucumari trabaja en el Valle de los Chilchos.

También están trabajando en articular acciones entre RENAMA y la Gerencia de Desarrollo Económico, luego de haber iniciado acciones conjuntas en la Ruta de las Cataratas apoyando el fortalecimiento de la Mancomunidad “Valle de las Cataratas”, constituida por ocho municipalidades distritales. Con esta iniciativa se ha promovido la gestión territorial y desarrollo de proyectos de conservación de la biodiversidad, turismo rural comunitario, desarrollo económico, en esta ACR en proceso de creación. De otro lado, tienen acuerdos para financiar los proyectos PAES que no cubre PRONANP con el aporte de PROCOMPITE, el cual fue lanzado recientemente con un fondo de S/. 10’000,000.00 de Nuevos Soles iniciales que pueden ser ampliados.

Bajo este escenario, el Plan Operativo Anual del SICRE fue diseñado y se viene ejecutando bajo el liderazgo de la Gerencia RENAMA del Gobierno Regional, evitando duplicidad de esfuerzos y fomentando la cooperación en contraposición al protagonismo y competencia.

El presupuesto inicial de mediano plazo llamado “Presupuesto por Toda Fuente Financiamiento” supera los 14 millones de nuevos soles, tal como se aprecia en la tabla; monto que, con las nuevas ofertas de financiamiento como FUNDECOR y la ampliación del PAES, será incrementado considerablemente.

FUENTE

MONTO (S/.)

   

Presupuesto total PRONANP.

799,370

GORE Amazonas.

186,900

   

Presupuesto aliados y ONG.

1’000,000

   

Presupuesto ANP.

1,238,918

Proyectos y convenios RENAMA.

10,043,440

   

TOTAL

14,268,628

Como parte de su estrategia de financiamiento a futuro, el SICRE cuenta con una cartera de proyectos de inversión pública en diferentes etapas de elaboración que, al momento, representan S/. 31’037,828.20 de Nuevos Soles, tal como muestra el cuadro.

Código

NOMBRE DEL PROYECTO

INVERSIÓN

ESTADO

SNIP

 

Recuperación de los servicios ambientales del Corredor montañoso Condorpuna Shipago - Vilaya, distritos de

 

Expediente

174771

Camporredondo, Ocallí, Conila, en la

S/. 3,780,234.00

técnico

Provincia de Luya y Lonya Grande, Bagua Grande y Jamalca en la provincia de Utcubamba, en la región Amazonas.

concluido

 

Mejoramiento de los servicios en sistemas

 

Expediente

técnico en

210606

de información, conservación y de gestión

S/. 9,956,860.00

ambiental de la Autoridad Regional Ambiental.

elaboración

 

Instalación sostenible del Bambú en el Alto

 

Expediente

208409

y Bajo Imaza, provincia de Bongará,

S/. 2,323,530.20

técnico en

región Amazonas.

elaboración

 

Recuperación y protección ambiental de la diversidad biológica y suelos degradados

   

170922

en las zonas altas de los distritos de Copallín y Cajaruro, provincias de Bagua y Utcubamba, departamento de Amazonas.

S/. 9,440,967.00

Perfil viable

 

Recuperación y conservación de la biodiversidad mediante la reforestación y protección ambiental en dos cuencas

   

167020

hidrográficas de los distritos de Chuquibamba, Chirimoto y Omia, de la zona sur de las provincias de Chachapoyas y Rodríguez de Mendoza, región Amazonas.

S/. 5,536,237.00

Perfil viable

 

Recuperación del suelo y la biodiversidad

 

En estudio por

PNUD

-

en áreas degradadas de las provincias de Chachapoyas y Luya región Amazonas.

-

 

Mejoramiento del servicio y desarrollo de

 

Convocatoria a

-

capacidades para el ordenamiento

-

perfil y

territorial de la región Amazonas.

expediente

 

Recuperación de aguajales y uso

 

Recojo de

sostenible de los bosques de Condorcanqui.

-

información

 

Rrecupecuperación de aguajales y uso

 

Recojo de

información

-

sostenible de los bosques…

Condorcanqui.

-

3. Loreto: conservación productiva del Área de Conservación Comunal Tamshiyacu Tahuayo.

Alicia Rengifo, Especialista en ANP PROCREL.

El ACR Comunal Tamshiyacu Tahuayo, la primera de la región Loreto, se creó mediante Ordenanza Regional en el 2007. Tiene una superficie de 420,080.25 ha. que comprende las provincias de Maynas, Mariscal Ramón Castilla y Requena.

Tiene una población promedio de 4,132 habitantes distribuidos en las 17 comunidades ubicadas en las zonas de influencia del ACR. Realizan actividades económicas de pesca, extracción de productos no maderables, caza y producción de artesanías. Estas comunidades han venido conservando históricamente su territorio por más de 20 años, hasta la creación del ACR, y representan un modelo de gestión sostenible de la biodiversidad en la región.

El establecimiento del ACR tiene como objetivo conservar los ecosistemas de bosques de altura y bosques inundables de los ríos Tahuayo, Tamshiyacu y Quebrada Blanco, garantizando el uso sostenible de los recursos de flora y fauna silvestre que realizan las poblaciones locales bajo prácticas sostenibles; promoviendo el desarrollo local y de Loreto.

3.1. Conservación productiva a través del desarrollo de productos artesanales.

Esta actividad se desarrolla mediante una cadena

de valor

en

base

al

aprovechamiento de la chambira (Astrocaryum chambira), que es una palmera de amplia utilidad en la amazonia. Es importante en los procesos ecológicos, pues sirve de alimento, cobertura y refugio animal de mamíferos menores, pero también en la socioeconomía de las poblaciones, que aprovechan su fruto como alimento y sus hojas para la fabricación de

artesanías.

El proceso de esta cadena de valor está compuesto por las siguientes fases:

manejo del recurso natural chambira en las parcelas naturales de reforestación; obtención de la fibra luego de cosechar, secar y teñir; tejido de la fibra según los modelos del catálogo; confección del producto de cestería en tamaños grandes, medianos y pequeños; y colocación del producto en el mercado internacional (Estados Unidos) y local (hoteles, albergues y ferias).

El trabajo bajo

este

modelo

de cogestión

se

inició

en

el

2007 con

55

artesanas de cuatro comunidades ubicadas en la cuenca del Tahuayo: El

Chino, Buena Vista, Esperanza y Santa Cruz. En el 2008, con el apoyo del PROCREL, se formalizaron cuatro comités de artesanas conformándose la empresa comunal “Mi Esperanza” S.R.L. para poder comercializar las artesanías. Posteriormente, al proyecto se sumaron dos comunidades de la Cuenca del Yanayacu: San Juan de Yanayacu y Nuevo Junín.

Actualmente, la empresa comunal Mi Esperanza ha cambiado su Razón Social para convertirse en la Cooperativa Mi Esperanza, con la participación de un total de 23 artesanas organizadas; y están en la búsqueda de extender la actividad hacia la cuenca Tamshiyacu, cuya participación será determinante en el abastecimiento de materia prima, la fibra fresca de chambira.

3.2. El manejo de los recursos naturales.

A través de la suscripción de acuerdos y compromisos entre PROCREL y las

comunidades se determinó que cada artesana reforestaría de media a una hectárea de chambira en su propia parcela. Este acuerdo, adoptado por las 23 artesanas, asegura el abastecimiento de la materia prima.

Actualmente, ocho comunidades del Tahuayo y del Yanayacu vienen trabajando el manejo de chambira con planes de manejo adaptativo o, en su defecto, con acuerdos comunales en tanto se elaboran los planes, tal como se aprecia en la tabla.

COMUNIDAD

CUENCA

MODALIDAD DE MANEJO

El Chino

Tahuayo

Plan de manejo

Buena Vista

Tahuayo

Plan de manejo

Esperanza

Tahuayo

Acuerdos

Santa Cruz

Tahuayo

Acuerdos

San Pedro

Tahuayo

Plan de manejo

Huaysi

Tahuayo

Acuerdos

San Juan de Yanayacu

Yanayacu

Acuerdos

Nuevo Junín

Yanayacu

Acuerdos

Para garantizar el mantenimiento de la chambira en estado natural dentro del área protegida y asegurar la permanencia y reproducción de fauna asociada a este recurso, se ha realizado un inventario que ha permitido ubicar y geo- referenciar manchales y rodales de chambira en la zona de amortiguamiento que asciende a 744,31 ha. en el sector de Tahuayo, solo en la zona Tahuayo.

COMUNIDAD

SUPERFICIE DEL MANCHAL

El Chino

  • 223.49 ha.

Buena Vista

  • 123.59 ha.

Esperanza

  • 102.49 ha.

Santa Cruz

  • 141.02 ha.

San Pedro

  • 66.02 ha.

San Carlos

  • 87.70 ha.

TOTAL

744.31

ha.

El manejo del recurso se hace de forma participativa en las comunidades, con la orientación de los promotores comunales del PROCREL. La cosecha para ser sosteniblese efectúa con técnicas desarrolladas por las propias comunidades, una de ellas es la del “palo arrimado”. Dado que esta especie de palmera tiene espinas desde el tronco hasta las hojas es imposible escalarlo y se usa un palo para apoyarse y lograr alcanzar su ápice y, así, cosechar las hojas terminales que son las que se emplean en la fabricación de la artesanía.

La siguiente etapa del proceso, que es el teñido, se realiza con tintes naturales provenientes de una variedad de especies de cortezas, frutos y látex. La capacitación en técnicas de tejido y acabados se brinda con apoyo de Naturaleza y Cultura Internacional (NCI), que trabaja en la zona desde el

2007.

3.3.

Acceso al mercado.

Las 23 artesanas organizadas y capacitadas en cosecha sostenible, teñido, tejido y acabado también han sido formadas en nociones básicas de Gerencia y Marketing. Desde sus inicios a la fecha se han producido y exportado 6,700 paneras de fibras de chambira a un valor referencial de S/.30.00 Nuevos Soles cada una de las más grandes.

En el 2012, la empresa comunal Mi Esperanza ha exportado 600 artesanías grandes y 300 pequeñas, cubiertas con la producción del ACR Alto Nanay Pintayacu - Chambira y la propuesta Maijuna, sumándose en esta iniciativa a las comunidades de estas dos áreas protegidas en el manejo sostenible de sus recursos.

En el período 2009 2012, la Empresa Comunal Mi Esperanza ha generado ventas en el mercado local, nacional e internacional que ascienden a S/. 304,031.35 Nuevos Soles.

  • 3.4. Dificultades enfrentadas en el proceso.

Variaciones del precio del dólar americano, que redujeron el número de envíos hacia el extranjero desde el 2011, de dos a un envío por año; disminuyendo la participación de las artesanas. Se realizaron coordinaciones para que el precio de los cestos pueda mantenerse en S/. 25 Nuevos Soles, independientemente de la variación del dólar. Esto ha permitido mantener el interés de algunas artesanas, integrar a otras, así como a otras comunidades en la actividad de exportación. Errores en el secado, coloración y acabados de algunas paneras. Se realizó un taller de capacitación de las artesanas antiguas y nuevas para reforzar la producción de cestos de calidad. Variaciones climáticas, como crecientes y vaciantes extremas, produjeron pérdidas de la materia prima y dificultades en el transporte de la producción.

Recorte presupuestal del PROCREL durante el 2012, que no les ha permitido realizar el monitoreo de la productividad.

4. Recomendaciones

para

la

formulación

de

Pública (PIP) para la conservación.

Proyectos de Inversión

Denis Carraco, Especialista en Proyectos de Inversión Pública PRONANP. Desde su creación, el Sistema Nacional de Inversión Pública (SNIP) pretende mejorar la calidad de las inversiones del Estado, sin embargo, su orientación fundamental al inicio ha estado en los proyectos de infraestructura. Han pasado 10 años y este enfoque no ha cambiado mucho. Los Proyectos de Inversión Pública (PIP) de conservación de la biodiversidad han tenido que superar muchas limitaciones para poder implementarse. Recién se están generando ciertos lineamientos e instrumentos que faciliten este proceso.

  • 4.1. Naturaleza de la intervención.

La naturaleza de intervención en los Proyectos de Inversión Pública (PIP) de conservación de la biodiversidad, está orientada fundamentalmente al mejoramiento, recuperación o ampliación de la capacidad de producción de servicios ambientales de un ecosistema, mediante intervenciones específicas sobre diferentes objetos de conservación existentes en ella. Entonces, tenemos un ecosistema que produce servicios ambientales que se traducen en beneficios para una población claramente identificada. Un PIP puede tener más de un tipo de intervención, por ejemplo, ampliación y mejoramiento.

  • 4.2. Delimitación de los proyectos.

La delimitación de los PIP puede hacerse por espacio geográfico o por objetivos de intervención. Eso tiene que estar claramente definido de tal manera que las intervenciones que se hagan con diferentes proyectos de inversión no se superpongan induciendo a una doble contabilidad de los mismos beneficios obtenidos por los diferentes PIP. Se pueden realizar dos proyectos independientes dentro de un mismo espacio geográfico, sin caer en duplicidad ni fraccionamiento, siempre y cuando estén

claramente delimitados los objetivos de cada intervención. Por ejemplo, se puede tener un PIP para mejorar las condiciones ecológicas de un área protegida como un ecosistema en el que coexiste la flora y fauna formando un paisaje con atractivo turístico; y, posteriormente, se puede implementar otro PIP de turismo; es decir, en el primer caso se ha puesto en valor el área y en el segundo caso se realiza un aprovechamiento sostenible del área.

  • 4.3. Elección de los objetos y servicios a intervenir.

Al intervenir con un PIP para proteger determinados objetos de conservación identificados bajo alguna modalidad de conservación, es indispensable definir los servicios ambientales incrementales que se producirán como efecto de esta intervención en beneficio de la sociedad.

Un PIP no puede ejecutarse si no se demuestra el beneficio a una población beneficiaria claramente identificada.

  • 4.4. Definición de componentes de los PIP.

Los componentes del PIP van a depender de su naturaleza y de los servicios esperados del mismo, lo que puede incluir entre otroslo siguiente:

infraestructura y equipamiento para el control, vigilancia o exposición; capacitación y asistencia técnica, reforestación, acciones orientadas a la investigación; implementación de sistemas de monitoreo, consolidación institucional y organizacional a favor de la conservación, etc. En cada uno de estos componentes tenemos acciones que se pueden ejecutar dependiendo del diseño. Entonces, según el tipo de proyecto, se puede definir un conjunto de componentes y cada componente con sus respectivas actividades.

  • 4.5. Evaluación social del PIP de conservación de la biodiversidad.

Los PIP de conservación se evalúan a través de la metodología costo - beneficio siempre y cuando los beneficios se puedan valorar monetariamente, de lo contrario, se apela a la metodología costo - efectividad, en este

segundo caso se debe elegir adecuadamente el indicador de efectividad relacionado al servicio. Los parámetros de evaluación social de los PIP se rigen por lo indicado en el Anexo SNIP 10.

4.6. Instrumentos metodológicos.

Lamentablemente, para los proyectos de conservación de la biodiversidad y para los proyectos de recursos naturales, en general, no se cuenta con lineamientos específicos. Lo que se tiene son lineamientos generales en la normativa del SNIP y en el sector Ambiente que han ayudado a avanzar en este proceso:

A)

Del SNIP:

Pautas para la identificación, formulación y evaluación social del PIP a nivel de Perfil.

Pautas para el desarrollo de capacidades para el ordenamiento territorial.

Guía para la identificación, formulación y evaluación social del PIP del Sector Turismo.

B)

Del sector Ambiente:

Ley General del Ambiente.

Estrategia Nacional de Diversidad Biológica.

Plan Director de Áreas Naturales Protegidas.

SINANPE.

Existe mucha expectativa desde las regiones por los anunciados lineamientos para los denominados PIP Verdes, que permitirá contar con pautas claras para la identificación, formulación y evaluación de los proyectos de inversión pública orientados específicamente a recursos naturales y biodiversidad. Esto acortaría los tiempos, tanto de formulación como de evaluación, aportando a la eficiencia en la gestión pública.

4.7. Recomendaciones generales.

En la formulación del PIP es necesario considerar las restricciones y accesos presentes en la normativa SNIP. Estas son las principales:

No se pueden financiar actividades productivas, pero sí aquellas que se orienten al desarrollo de capacidades en unidades demostrativas. No se puede financiar gastos recurrentes, solo gastos operativos del proyecto. No se puede incorporar la contratación de personal permanente de la entidad, solo a quienes permitan implementar las actividades propias del PIP. No se pueden elaborar dos PIP con similares objetivos que superpongan sus intervenciones parcial o totalmente. Se debe definir con claridad el beneficio a una población beneficiaria. Se debe garantizar el financiamiento de la continuidad de la implementación con recursos que sean sostenibles en el tiempo.

Tipos de PIP más comunes en materia de conservación:

Fortalecimiento de los Sistemas Regionales de Conservación.

Fortalecimiento de la gestión de las ACR y ANP.

Mejoramiento o recuperación de cobertura vegetal en las ACR y ANP

(forestación, reforestación, manejo de pastos y bofedales, etc.).

Puesta en valor de las ACR y ANP. Aprovechamiento sostenible en las ACR y ANP.

Aprovechamiento turístico.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio.

Recogemos en esta parte, algunos de los temas de discusión, opinión y aporte más relevantes que resultaron del proceso de diálogo posterior a las exposiciones.

Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio. Recogemos en esta parte, algunos de los temas
Aportes recogidos del espacio de opiniones e intercambio. Recogemos en esta parte, algunos de los temas
  • 1. Cómo abordar la investigación y el desarrollo productivo a través de un PIP. Si bien es cierto no se puede formular un PIP para la realización de estudios, diagnósticos o líneas de base, estas actividades de investigación necesarias pueden realizarse y financiarse como parte del proyecto, siempre que se les incluya como herramientas para gestionar el objeto de intervención del PIP. Del mismo modo, un PIP no financia actividades productivas, pero sí la generación y/o mejora de capacidades dentro de una zona con posibilidad de desarrollar una cadena productiva, siempre que no se intervenga en la actividad misma. El mismo Estado, a través de PROCOMPITE está financiando el desarrollo de actividades productivas, y el PAES, por su parte, también lo hace con recursos privados. Eso sí, hay que saber que si se interviene en una actividad productiva con un PIP, ya no se podría hacer con PROCOMPITE, por eso es importante delimitar bien el alcance de los proyectos y saber hasta dónde se va a llegar con uno de manera que se pueda empalmar con otro proyecto o estrategia.

  • 2. Planificación estratégica para el acceso a financiamiento. Es importante la planificación estratégica a mediano y largo plazo. Si el GORE establece el conjunto de necesidades para conservar los recursos

naturales, entonces puede determinar cuáles de esas necesidades va a abordar a través de un proyecto de inversión pública, qué parte no y si es posible aplicar para eso otros mecanismos, ya sea con recursos públicos o privados. Lo que no debe perder de vista, incluso para la propia viabilidad del PIP, es poder asegurar la continuidad y la sostenibilidad de las acciones emprendidas a través del proyecto.

  • 3. Criterios de evaluación de los PIP. Los esfuerzos que hacen los gobiernos regionales para acceder a recursos públicos a través de los PIP para la conservación de la biodiversidad son valiosos, más aún si no existen lineamientos claros desde el gobierno central para su formulación. Este instrumento es necesario no solo para quienes formulan los PIP sino también para los evaluadores, pues actualmente no hay uniformidad de criterios para evaluar incluso en una misma OPI. Es importante también el promover entre los evaluadores un mayor conocimiento del conjunto de metodologías que pueden aplicarse para evaluar y medir el valor del beneficio que proporcionará una determinada intervención, para ampliar los criterios con que evalúan. En las regiones donde se ha logrado interiorizar el tema ambiental con las OPI, los PIP para la conservación se han viabilizado más fácilmente. Este es el caso de Amazonas, que ha convocado a los representantes del MEF en la región y a los evaluadores de la OPI para explicar, analizar y evaluar en conjunto la viabilidad del PIP. Entonces, esa es una de las claves, el propiciar un mayor involucramiento entre la unidad formuladora y la unidad evaluadora para uniformizar criterios en el ámbito regional, que es donde se aprueban los PIP. Todo esto pasa también por la decisión política de las propias autoridades regionales; si ellos priorizan la conservación de la biodiversidad en su territorio, entonces los procesos que aporten a esto también se abordarán con prioridad y se tenderán puentes de negociación, de acuerdo, de sinergia.

4.

Compensación ambiental.

Existe en discusión una iniciativa legislativa desde el Ministerio del Ambiente que desarrollaría un mecanismo de compensación ambiental por servicios ecosistémicos. Se están promoviendo discusiones entre los sectores Ambiente, Economía y Finanzas, Energía y Minas, entre otros, para ponerla en marcha.

  • 5. La empresa privada como aliado de la conservación. Hay empresas del sector Energía y Minas que asumen compromisos ambientales en materia de conservación de la biodiversidad en regiones donde están operando, pero existe un desconocimiento de las necesidades concretas de los gobiernos regionales en estos temas, provocándose una desarticulación entre ambas gestiones. La mayoría de sus comunicaciones se dan a través de las direcciones de Energía y Minas en las regiones, pero no se está haciendo el enlace con los responsables de planificar la conservación en el territorio. Existe también en las poblaciones locales una percepción negativa del inversionista que debe ir cambiando para asumirlos como aliados de la conservación.

  • 6. Zonas de influencia en las ACR de la región Loreto. En Loreto, la única ACR que ha sido aprobada con zona de amortiguamiento es Tamshiyacu Tahuayo. Para el resto de iniciativas, el PROCREL está gestionando una ordenanza regional que cree las zonas de influencia, en las que también se promueve el desarrollo de actividades de manejo sostenible del bosque. En Alto Nanay Pintuyacu Chambira se está trabajando un proyecto de manejo forestal comunitario para el aprovechamiento del recurso forestal maderable y no maderable que se involucra a las comunidades en las actividades de control y vigilancia del ACR.

Lecciones aprendidas.

  • 1. La incidencia política y la decisión política son decisivos para poder impulsar las acciones de conservación en el territorio. Se debe generar alianzas con el resto de direcciones del gobierno regional que intervienen o van a ser parte del proceso en el que se desarrolla la conservación. Lograr convencer a otras áreas de que la conservación es una oportunidad de generación de riqueza y beneficios, conlleva mucho trabajo, pero es necesario y representa, también, un esfuerzo de co-gestión. Alinear criterios con las direcciones y oficinas de Ordenamiento Territorial, Planificación, de Presupuesto, de Energía y Minas, de Proyectos de Inversión Pública, de Asesoría Jurídica, entre otras, producirá un avance importante para acortar tiempos y distancias en los procesos. El mismo trabajo hay que hacer con la Alta Dirección, para conseguir su respaldo, porque cuando hay decisión política se logra el cumplimiento de las metas.

  • 2. Es necesario establecer mecanismos de comunicación adecuados a cada interlocutor/actor involucrado en la conservación de la biodiversidad en el territorio. El lenguaje debe adaptarse para lograr puntos de encuentros, ya sea con empresarios o con comunidades, en su calidad de aliados de la gestión, pero partiendo también desde una nueva forma de abordar el mensaje de la conservación, asociada a los beneficios que genera para la población y para el desarrollo y sostenibilidad de las actividades productivas de la región.

  • 3. Todo proceso nuevo implica aprender-haciendo. El proceso para la elaboración, evaluación y aprobación de los Proyectos de Inversión Pública para la conservación en las regiones es uno de esos casos. Efectivamente, la falta de lineamientos claros y específicos para ejecutar la norma en este sector es una traba para darle dinamismo a esta herramienta. Sin embargo, las regiones han sido capaces de trabajar con los instrumentos metodológicos existentes y llegar a tener PIP implementados. Esta experiencia ha generado capacidades y ha desarrollado habilidades de adaptación y negociación que vale la pena capitalizar y compartir.

  • 4. En todas las regiones, en mayor o menor número, está presente la cooperación abordando acciones a favor de la conservación de la biodiversidad. Sin embargo, sus intervenciones no están necesariamente articuladas a las Estrategias Regionales de Diversidad Biológica ni a las prioridades que las regiones tienen identificadas en esta materia. Esto provoca desorden y dispersión de las inversiones, duplicidad y, en algunos casos, se les percibe como competencia de los gobiernos regionales. Para que esto cambie, las regiones deben asumir su liderazgo marcando la pauta y hoja de ruta que debe seguirse en conservación dentro de su territorio, alineando a su planificación los intereses y esfuerzos de la cooperación. Cuanto más articulado esté el trabajo entre el GORE y sus cooperantes, tanto más fácil será atraer y gestionar recursos de la cooperación para viabilizar la agenda de conservación de la región. La planificación de las prioridades de conservación también es crucial para poder ordenar los recursos provenientes de todas las fuentes de financiamiento.

  • 5. El enfoque de conservación productiva nos lleva a plantear medidas para hacer de la conservación un negocio. En este sentido, las regiones cuentan con acceso a dos programas de fondos concursables para estos fines. En el sector privado tenemos al Programa de Actividades Económicas Sostenibles (PAES); y en el sector público a las Iniciativas de Apoyo a la Competitividad Productiva (PROCOMPITE). Ambas plataformas brindan la oportunidad de que las personas generen sus propios recursos a partir de la conservación. Especialmente las áreas de conservación privada pueden encontrar aquí un interesante camino para orientar su acceso a financiamiento.

  • 6. Para hacer conservación productiva es importante contar con acuerdos y compromisos de conservación claros y específicos, pero sobretodo bajo el convencimiento de que sin la conservación o manejo sostenible de los recursos naturales no es posible llevar a cabo esas actividades económicas.

  • 7. El desafío de cómo abordar los costos recurrentes de la conservación y la institucionalidad necesaria para gestionarla en las regiones siguen siendo una

tarea pendiente. Sin embargo, existen caminos que aún no están explorados sobre los cuales conviene analizar una viabilidad. Uno de ellos es el acceso al Programa Presupuestal del Estado, que es algo concreto y conviene a las regiones iniciar el proceso. Pero también está la posibilidad de establecer acuerdos con el sector empresarial, ya sea a través del mecanismo de

“conservación por impuestos” o planteando otros de reciprocidad de

intereses.

CLAUSURA

Rudy Valdivia, Director de Desarrollo Estratégico SERNANP. En el transcurso del día hemos tenido la oportunidad de ver presentaciones asociadas a formas en que los propios gobiernos regionales han abordado los retos que se les presentaba. No hemos tenido presentaciones de expertos diferentes. Hemos intentado tener un encuentro de gobiernos regionales, mostrando lo que con sus capacidades pueden hacer y buscando un espacio para compartir experiencias y lecciones aprendidas. Seguramente en las reuniones macroregionales que tendremos con los gobiernos regionales veremos con más detalle las lecciones aprendidas y los retos a seguir. Seguramente, muchos estarán pensando “tenemos varias cosas que pudimos haber presentado”, como en el tema de gestión

participativa, en el que diferentes gobiernos regionales han empezado a avanzar; o en cómo se dan opiniones de actividades que ocurren alrededor de las áreas protegidas o de otras modalidades de conservación.

Sin embargo, yo esperaría y eso es un poco el deseo de quienes hemos organizado este eventoque si bien no les hemos podido dar respuesta a sus inquietudes, al final del día se hayan llevado ideas, que las puedan tomar y pensar en formas imaginativas para abordar los retos que tienen en cada una de las regiones. En un país megadiverso, no solamente en diversidad biológica sino en condiciones culturales y económicas, probablemente la solución no sea única. Cada región va a tener que construir su respuesta en el tema de conservación, pero creemos que espacios como estos pueden ayudar a que no reinventemos dos veces la rueda, que podamos compartir experiencias y que hacia adelante logremos mostrar como país el desarrollo de una plataforma de conservación.

CLAUSURA Rudy Valdivia , Director de Desarrollo Estratégico – SERNANP. En el transcurso del día hemos

ÍNDICE DE ANEXOS

ANEXO 1: Encuesta aplicada a gobiernos regionales.

ANEXO 2: Actualización del radar de la gestión de los Sistemas Regionales de Conservación.

ANEXO 3: Programa del Encuentro. ANEXO 4: Estrategia de comunicaciones del Encuentro. ANEXO 5: Balance de resultados del Encuentro. ANEXO 6: Presentaciones del Encuentro. ANEXO 7: Materiales producidos.

ANEXO 1

Encuesta aplicada a gobiernos regionales.

CONSOLIDADO (31.05.13)

Público objetivo: 26 Gerentes de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente (GRNyGMA) de los gobiernos regionales. Respondieron: 15 gobiernos regionales. Observación: se recogen las respuestas textuales sin editar. Tiempo estimado de respuesta: entre 10 a 20 días.

1. ¿Qué aspectos relacionados a la implementación y gestión de sus Sistemas Regionales de Conservación considera fundamentales mostrar o compartir en el evento, por el aporte que su gobierno regional puede dar gracias a los avances obtenidos, iniciativas emprendidas, problemas superados o logros con los que cuentan?

a) En cuanto a fortalecimiento del soporte de gestión

 

AMAZONAS

La conformación de la plataforma institucional de apoyo al SICRE y la participación ordenada de las instituciones y aliados en las tareas de conservación. Contar con un coordinador que está al corriente de la gestión las áreas protegidas, bajo cualquier modalidad y de toda la región. Además apoya en otras acciones que el ARA lo requiere. Ha permitido planificar una acción integrada de las diferentes fuentes de inversión para conservación que están presentes en la región. Existe un posicionamiento del SICRE en la región. Presencia del ARA en muchos lugares alejados de la región. Ha permitido capacitación y acción, de personal nombrado y permanente de la región. Se ha firmado diversos convenios que ayudan en la gestión del ARA. La constitución del Comité Técnico Local del PAES, con resolución presidencial, la difusión del PAES, y el avance en la presentación de perfiles ayuda en el posicionamiento de la gestión del ARA.

CAJAMARCA

Elaboración

del

PIP:

“Mejoramiento

de

los

Servicios

de

la Conservación de la

Biodiversidad de Cajamarca”. Este PIP ayudará al fortalecimiento del Sistema Regional

de Conservación de las Áreas Naturales de Cajamarca. Elaboración de Expedientes Técnicos para las propuestas de Áreas de Conservación Regional: Awajún Supayaku, Bosques Secos del Marañón, Bosques Montanos de la Cordillera Real Oriental de Jaén, Páramos y Bosques Húmedos de Jaén y Tabaconas.

CALLAO

Actualmente el Gobierno Regional del Callao sólo tiene bajo administración el Área de Conservación Humedales de Ventanilla (D.S. Nº 074-2006-AG) y no ha presentado propuesta alguna para una nueva área natural protegida, por lo que no se está trabajando en un Sistema Regional de Conservación y/o de Áreas Naturales Protegidas. Actualmente, se trabaja en un inicio de coordinaciones con el SERNANP para participar

 

de la cogestión del Sistema de Islas, Islotes y Puntas Guaneras, a nivel de las Islas Palomino y Cavinzas, además de iniciar la Formulación de la Estrategia Regional de Diversidad Biológica. La función recae en la Gerencia de Recursos Naturales y Gestión del Medio Ambiente.

HUANCAVELICA

A la fecha el Gobierno Regional Huancavelica, no cuenta con Áreas de Conservación Regional establecidas, sin embargo contamos con 9 sitios prioritarios para la conservación a nivel regional, de los cuales tenemos 3 expedientes técnicos elaborados y presentados al SERNANP, que se encuentran en revisión, así como 2 expedientes adicionales que se vienen elaborando. La experiencia en el procedimiento y designación de recursos financieros para el proceso de elaboración, todavía son escasos.

LIMA

La implementación de cuatro comités de vigilancia de los humedales costeros en la Región Lima. Constitución del comité de Gestión del Área de Conservación Regional Albufera de Medio Mundo.

PIURA

El Sistema Regional de Conservación de Áreas Naturales - SRCAN Piura, se creó con una estructura de gestión , considerando los roles, competencias y funciones de la autoridad nacional (y las entidades de nivel nacional con funciones y atribuciones en esta materia a nivel regional), del gobierno regional, los gobiernos locales, el sector privado y la sociedad civil organizada, sin embargo a los 5 años de creación del SRCAN, y frente a los retos que tiene actualmente se vio la necesidad de diseñar una nueva propuesta de estructura de conducción basado en la definición de roles; ya sea como tomadores de decisiones estratégicas, responsables de alcanzar el logro de sus objetivos a nivel total y parcial, o como aportantes en el logro de los objetivos parciales. Se cuenta también con un órgano de apoyo y soporte técnico, denominado: Comisiones Técnicas Transitorias, se constituyen a propuesta del PRCAN y son aprobadas por el Consejo Directivo con el objetivo de discutir y analizar limitantes o dificultades que se presenten en los procesos de establecimiento de modalidades de conservación, buscando acuerdos técnicos y mecanismos de solución. Otro de los avances es con respecto al Programa Regional de Conservación de Áreas Naturales-PRCAN, el cual cuenta con la operatividad a través del Proyecto de Inversión Pública “Fortalecimiento de las capacidades para la gestión del Sistema Regional Conservación de Áreas Naturales en la Región Piura”, que para el presente año viene

gestionando el establecimiento de las modalidades de conservación en coordinación con las comunidades de 4 sitios prioritarios en los ecosistemas de bosques secos de colina y bosques húmedos, simultáneamente se cuenta también con el financiamiento del PRONANP, para el establecimiento de 4 sitios prioritarios en los ecosistemas de Páramos y Bosques de Neblina, los cuales se vienen elaborando los expedientes técnicos con la asistencia técnica de Naturaleza y Cultura Internacional- NCI. También se conformó un Comité Técnico Multisectorial de Paramos, para continuar el proceso de establecimiento de modalidades de conservación en los Páramos, donde se involucraron a todos los actores titulares de derechos, pudiendo así gestionar de manera participativa la creación de un Área de Conservación Privada en los Paramos de la provincia de Ayabaca. Se tienen elaborados dos expedientes técnicos más, “Estribaciones del sur de los Amotapes-Talara” y “Manglares de San Pedro de Vice”, los cuales están siendo revisados con la asesoría del SERNANP.

PUNO

Proyecto de Inversión Pública. Gobiernos locales que cuenten con oficinas ambientales. Comunidades organizadas y sensibilizadas.

APURIMAC

A la fecha se han iniciado conversaciones preliminares con aliados estratégicos como el Proyecto Manejo Sostenible de la Tierra en Apurímac MST, para establecerlo.

TACNA

Se cuenta con un sistema regional de ANP reconocido y cuya gestión la está realizando el propio gobierno regional de Tacna, y la contratación de un RESPONSABLE está en proceso y se realizara en el presente mes, lo que representa una continuidad del trabajo iniciado por el PRONANP. En el caso del ACR Vilacota Maure cuenta con una gestión

 

propia del Gobierno Regional con un equipo de 5 personas

que

llevaran a

cabo la

ejecución presupuestaria de fondos asignados por PRONANP.

el

GR

Tacna

y

el

proyecto

A su vez el Gobierno Regional de Tacna se encuentra en la implementación y ejecución de 02 proyectos PIP, en donde uno de ellos contemplan actividades de fortalecimiento del SIRANP y un proyecto exclusivo para la instalación de los servicios de conservación del ACR Vilacota Maure.

SAN MARTIN

Diseño del Sistema Regional de Conservación SRC, con sus funciones intervención y su equipo básico para el desarrollo de acciones. Puestas de ordenanzas y otros instrumentos de políticas para conservación.

claras de

MOQUEGUA

El soporte de gestión, se basa en la Creación del SIRECOM con OR 005-2012-CR/GRM, y el establecimiento del Comité Consultivo de Conservación que es el espacio de concertación para la adecuada gestión del Sistema Regional de Conservación.

HUANUCO

No se tiene avances importantes para compartir.

JUNIN

La GRRNGMA tiene la capacidad de formulación de PIP para fortalecimiento y conservación del ACR Huaytapallana.

LA LIBERTAD

En el GORE La Libertad a la fecha, no se ha implementado el Sistema Regional de Áreas Naturales Protegidas. En el Consejo Regional del Gobierno Regional se encuentra un proyecto de Ordenanza Regional para crear e implementar el Sistema Regional de Áreas Naturales protegidas, documento que aún no ha sido aprobado por dicho ente regional.

LAMBAYEQUE

Mediante la contratación del Lic. Jesús Carranza, se viene implementando la consultoría

“Asistencia técnica para el Fortalecimiento de la Gestión Participativa en las Áreas

Naturales Protegidas Nacionales y los Sistemas Regionales de Conservación- Región

Lambayeque” la cual viene fortaleciendo la presencia tanto del Gobierno Regional

Lambayeque, como del Sistema Regional de Áreas de Conservación de Lambayeque, al ser un agente vinculante entre las zonas de intervención con el Gobierno Regional

Lambayeque. Es válido incluir que, también se cuenta con el Biol. Mirbel Epiquién quien

viene desarrollando la consultoría de “Asistencia Técnica para la Elaboración de

Expedientes Técnicos para implementación de Modalidades de Conservación identificadas

y Priorizadas a corto plazo en el ámbito de Lambayeque”, la cual, en su marco de

desarrollo, incluye talleres con actores involucrados, con el fin de capacitarlos y concientizarlos en materia de su riqueza biológica, en ese sentido, lograr un sólido soporte que contribuirá en la gestión de las áreas mencionadas.

b) En cuanto al establecimiento de la base física:

AMAZONAS

Se cuenta con mapas actualizados de todas las modalidades y formas de conservación de la región. Se han logrado realizar estudios biológicos en 04 áreas propuestas para ACR. Se tienen 03 expedientes culminados para propuestas ACR, 01 expediente que le falta determinar los derechos existentes, y 01 expediente que se está realizando estudios biológicos; con lo cual en 02 ó 03 meses se estarían ingresando y para revisión 05 expedientes para ACR, hacia el SERNANP y su gestión hasta la cristalización de ACR. Se tenía cerca de un 10 % del territorio regional protegido antes de la intervención del PRONANP con la firma del convenio tripartito, y hasta la culminación del mismo se espera llegar al 15 % del territorio protegido.

CAJAMARCA

El componente físico está conformado por las zonas prioritarias para la conservación de la biodiversidad, independientemente de su estado de conservación y tipo de administración (nacional, regional, local, privado o concesión), en el ámbito jurisdiccional de la Región Cajamarca. Así como aquellas áreas cuyo manejo involucre diferentes grados de intervención, ya sea desde la protección estricta hasta aquel que conduzca al uso sostenible.

 

Actualmente se vienen trabajando en 4 de las 7 ecorregiones del Departamento siendo los siguientes sitios prioritarios:

Bosques Montanos de la Cordillera Real Oriental. Páramos. Bosques Secos del Marañón. Bosques Montanos de la Vertiente Occidental de los Andes del Norte.

 

En 9 de las 13 provincias del Departamento se han identificado sitios prioritarios: San

Ignacio, Jaén, Chota, Contumazá.

Cutervo,

Celendín,

San

Marcos,

Cajabamba,

San

Pablo,

CALLAO

Se cuenta con cartografía actualizada y oficial del ACR Humedales de Ventanilla, corregida mediante D.S. Nº 003-2012-MINAM.

Se

ha

iniciado el trabajo de identificación y colocación de hitos limítrofes del ACR

Humedales de Ventanilla.

 

HUANCAVELICA

Los criterios para la delimitación de los ámbitos de influencia de los ACR, se han basado en las características topográficas de la zona, usando criterios basados en las cuencas hidrográficas como punto de partida, empleando la divisoria de aguas como límite de un ACR. La aplicación de este criterio tiene muchos beneficios, puesto que en muchos casos coincide con las delimitaciones de las comunidades y además permite abarcar los procesos y beneficios ambientales de las cuencas hidrográficas. En cuanto a las dificultades que se han presentado, resalta la existencia de derechos de concesiones mineras tituladas, cuyos titulares son muy difíciles de ser contactados, cuyas áreas tienen que ser excluidas de la propuesta de ACR, para poder agilizar el trámite.

LIMA

Comités

implementados

y

dotados

de

bienes

físicos

para

el

desarrollo

de

sus

actividades (Útiles de escritorio, equipos de campo).

 

Establecimiento de un programa de Capacitación a miembros del comité de vigilancia;

así como a las asociaciones vecinales próximas

a los ecosistemas.

PIURA

Se cuenta con el Área de Conservación Regional Bosques Secos Salitral Huarmaca, declarada mediante Decreto Supremo N° 019 2011 MINAM, ubicada en Distrito de Salitral Provincia de Morropón, y Distrito de Huarmaca Provincia de Huancabamba, con una extensión de 28, 811.86 ha, la cual tiene por objeto conservar las poblaciones de pava aliblanca Penelope albipennis y una muestra representativa de los bosques secos de colina y montaña del departamento de Piura, garantizando el uso de los recursos de flora y fauna por las poblaciones locales bajo prácticas sostenibles.

Desde abril de este año se cuenta con el Área de Conservación Privada “Bosques de Neblina y páramos de Samanga”, de la Comunidad Campesina de Samanga, en el

distrito de y provincia de Ayabaca, con una extensión de 2,888.03 ha, que corresponde al 22.69% del total del área de la C.C. de Samanga y tiene por objeto conservar el ecosistema Páramos y bosque de neblina y la alta biodiversidad que ellos alberga, teniendo en cuenta que es solo en la parte norte del Perú, entre Cajamarca y Piura, donde se encuentran este tipo de ecosistema.

PUNO

Personal profesional capacitado. Logística necesaria para la fase de campo. Equipamiento con computadoras GPS y otros equipos.

 

APURIMAC

Para establecer la base física, se viene coordinando con el Proyecto Desarrollo Estratégico de los Recursos Naturales PRODERN II para que durante el presente año se identifiquen los sitios de interés y se puedan aplicar las nuevas estrategias metodológicas.

TACNA

Contamos con una base física representativa, que es el resultado de la intervención del PRONANP (05 Sitios Prioritarios para la Conservación) en la región, pero también se han incorporado 03 SPC que fueron resultado de la ejecución de 02 proyectos de inversión pública relacionados a la conservación de la flora y fauna de la región.

Se cuenta con un mapa de la base física del SIRANP TACNA, el cual es representativo

 

en cuanto a los sistemas ecológicos, pero que aún puede mejorarse de acuerdo a las necesidades y posibilidades de encontrarles modalidades de conservación.

SAN MARTIN

Estudios desarrollados para determinar los sitios prioritarios de acuerdo al potencial biológico, servicios ambientales, uso de suelos y derechos otorgados. Se identificaron corredores tres de conservación, que están conformados por diferentes modalidades de conservación y derechos otorgados.

Se han otorgadas 14 concesiones para conservación en los corredores, y la que está por publicarse la Concesión para conservación Bosques del Angaiza solicitadas por las Comunidades Nativas Kechwas, haciendo un áreas aproximada en total de 450 mil hectáreas en concesiones para conservación.

Se

tiene

un avance

del

80% en

los trabajos de creación del Área de conservación

Bosque de Shunte y Mishollo con aproximadamente 200 mil hectáreas. De las zonas inmatriculadas se otorgado derechos para actividades de conservación a través de afectación en uso a los gobiernos locales y sesión en uso a la sociedad civil con un 10 mil has.

MOQUEGUA

Dar a conocer la identificación de las Zonas Prioritarias para la conservación, identificadas y que se encuentran con la una propuesta de base física.

Elaboración de la base física de las propuestas para la conservación de Cerro Blanco, Valle del Alto tambo y Qeñoal de Torata.

Elaboración de la cobertura vegetal de las propuestas para la conservación de Cerro Blanco, Valle del Alto tambo y Qeñoal de Torata.

HUANUCO

Ninguna.

 

JUNIN

Se formuló el Plan Maestro del ACR. Se elaboró los planes y estudios para el ACR tales como el Plan de Señalización, Plan de Educación Ambiental, Estudio de Capacidad de Carga, entre otros. Se contó con un buen nivel de participación de las comunidades campesinas del área de influencia del ACR, se realizó actividades conjuntas con ellos.

LA LIBERTAD

Contamos con una Sub Gerencia de Recursos Naturales con sus respectivo personal encargada de las funciones en materia de RR.NN y temas afines. Esta subgerencia es de reciente creación, se están determinando sus funciones y sería la encargada de ver los temas de las Áreas de conservación regional y temas afines.

LAMBAYEQUE

En el marco de las Modalidades de Conservación, se viene desarrollando “Asistencia

Técnica para la Elaboración de Expedientes Técnicos para implementación de Modalidades de Conservación identificadas y Priorizadas a Corto Plazo en el ámbito de

Lambayeque” donde se incluyen los estudios en las áreas de las propuestas de

conservación ACP Ñaupe- Racali y ACR Pan de Azúcar- Macuaco. Esta consultoría viene saneando efectivamente las zonas mencionadas en el aspecto biológico, socioeconómico, uso y tenencia, principalmente, de la par con la realización de talleres de concientización para la creación de las áreas mencionadas.

c) Desarrollo de sistemas e instrumentos de monitoreo y evaluación:

AMAZONAS

Capacitación a personal nombrado de la región que permitirá hacer el seguimiento a los logros alcanzados. Se ha logrado consolidar el ARA con una Dirección Regional de RRNN donde se ubica el SICRE como eje fundamental para el accionar del ARA con su sistema de Monitoreo y Evaluación.

CAJAMARCA

Actualmente se viene desarrollando actividades de monitoreo y evaluación de los sitios prioritarios para la conservación, así como ANP de carácter nacional. No se cuentan con los instrumentos de monitoreo y evaluación establecidos tal cual; sin embargo se espera

contar con ellos una vez implementado el PIP: “Mejoramiento de los Servicios de la