You are on page 1of 2

Coral No.

1 de Johann Sebastian Bach

La obra que más me llamó la atención fue el primer Coral que aparece en el
Pequeño libro de Anna Magdalena Bach. Este libro contiene manuscritos que Bach
le regaló a su segunda esposa. Se cree que datan de 1722 a 1725.
Johann Sebastian Bach nació en Alemania en marzo de 1685, fue un importante
compositor, organista y clavecinista. Además se le reconoce como uno de los
representantes más importantes de la música de la época barroca, se afirma que él
fue el último maestro del contrapunto (la cual es una técnica de composición).
Bach perteneció a una familia que tuvo alrededor de 35 músicos célebres. Tuvo más
de 20 hijos, de los cuales cinco también se dedicaron a la música. Bach fue una
gran influencia en músicos posteriores a él tales como Mozart, Brahms,
Mendelssohn, Liszt, Stravinsky, etc. Murió en 1750, en algunas fuentes se dice que
de causa natural y en otras de apoplejía.
En la interpretación que yo pude escuchar en la clase abierta de esta obra, pude
notar que se respetaban los valores rítmicos de cada figura que conforma la pieza,
fue algo que me gustó. Además me parece que había escuchado esta obra antes,
pero había algunas diferencias en cuestión de la rítmica, ya que la primera vez que
la escuché no se respetaba para nada la duración de las figuras rítmicas y entendí
algo completamente diferente.
Creo también que no hubo mucha variación en cuestión de las dinámicas, aunque
bien pudo haber sido que las teclas del piano eran muy sensibles y a la mayoría les
costó acostumbrarse al peso de estas para poder controlar los matices de manera
adecuada.
No obstante, creo que el intérprete disfrutó bastante la clase abierta, a diferencia de
los demás alumnos cuando tocó sus manos no temblaban y eso hizo que la
ejecución de sus obras fuera más precisa, sin titubeos.
Concierto de la OFUNAM

El 10 de septiembre asistí a la gala de inauguración de la tercera temporada de


conciertos este año de la Orquesta Filarmónica de la UNAM. Fue esencial buscar la
diferencia entre una orquesta sinfónica y una orquesta filarmónica, ya que yo
desconocía realmente la definición de los dos términos. Pude encontrar que la
orquesta filarmónica en sus inicios se conformaba por gente que le gustaba mucho
la música y que aunque no era su profesión, disfrutaba de tocar algún instrumento.
Sin embargo, actualmente se usan los dos términos de manera indiscriminada.
En este programa se presentaron obras de Tchaikovsky y Rachmaninov, las cuales
fueron la Sinfonía no. 4 en fa menor, op.36 y las Danzas sinfónicas, op.45.
La Sinfonía de Tchaikovsky está dividida en cuatro partes: Andante Sostenuto,
Andantino in modo di canzona, Scherzo. Pizzicato ostinato- Allegro y Finale: Allegro
con fuoco. Las Danzas de Rachmaninov está dividida en tres: Non allegro, Andante
con moto, Lento assai- Allegro Vivace.
Investigué más o menos lo que cada término significa y encontré que son
indicaciones de tempo o aire con el que se tiene que ejecutar una obra, antes de
existir el metrónomo se utilizaban estas expresiones. Cada una de ellas le daba la
noción al intérprete de qué tan rápida o lenta era una obra, además de indicar lo que
se tenía que expresar o con qué carácter se tenía que tocar.
Al observar a la orquesta, noté lo precisos que eran en cuestión de la ejecución, por
ejemplo, cuando veía a los violinistas noté que movía el arco exactamente igual. Al
escuchar cada movimiento de las obras y buscar el significado de las indicaciones
de cada una, observé que eran fieles hablando de las dinámicas y lo que
expresaban. La música nunca fue plana, estaba llena de matices, incluso de
texturas, ya que en una parte de la sinfonía noté que los violinistas en vez de tocar
con el arco, rasgaban las cuerdas del violín con sus dedos, lo cual creaba un efecto
sonoro diferente. Aunque la duración del concierto no fue corta, lo disfruté
muchísimo.