You are on page 1of 2

¿Qué es el Sueño?

El vocablo Sueño proviene del latín “somnus”, que transmite el significado de somnífero,

somnoliento, y sonámbulo. Esta palabra designa tanto el acto de dormir como el deseo de

hacerlo. El sueño es una parte integral de la vida cotidiana, una necesidad biológica que

permite restablecer las funciones físicas y psicológicas esenciales para un pleno rendimiento.

El sueño es la acción de dormir. Es un estadio fisiológico recurrente de reposo del organismo,

que se caracteriza por una inacción relativa, con ausencia de movimientos voluntarios y gran

aumento del umbral de respuesta a estímulos externos, fácilmente reversible. Se sabe que es

un proceso activo y complejo del cerebro que está controlado por distintos neurotransmisores.

Está presente durante toda la vida de las personas, pero con características distintas a lo largo

de esta (Mora, Perisb, & Vázquez, 2013).

Es importante destacar que el sueño es una actividad necesaria para la supervivencia del

organismo, y aunque las causas exactas de por qué es necesario dormir todavía no son bien

conocidas, parece ser que principalmente cumpliría la función de servir para dejar descansar

nuestro cuerpo y cerebro de las actividades diarias, con una finalidad restauradora y

homeostática, y es esencial para la conservación de la energía y la termorregulación, la

mayoría de seres humanos no saben que las personas pasamos prácticamente un tercio de

nuestra vida dormidos.

El sueño ha sido y sigue siendo uno de los enigmas de la investigación científica, y aun al

día de hoy, tenemos grandes dudas sobre él. De ser considerado un fenómeno pasivo en el

que parecía no ocurrir aparentemente nada, se ha pasado a considerar a partir de la aparición


de técnicas de medición de la actividad eléctrica cerebral, un estado de conciencia dinámico

en que podemos llegar a tener una actividad cerebral tan activa como en la vigilia y en el que

ocurren grandes modificaciones del funcionamiento del organismo; cambios en la presión

arterial, la frecuencia cardiaca y respiratoria, la temperatura corporal, la secreción hormonal,

entre otros (Milán, 2010).

Freud (1900) en sus escritos acerca de la interpretación de los sueños menciona que, la vida

diaria está llena de obstáculos y deseos insatisfechos es entonces que la psique utiliza los

sueños como una forma de protegerse y satisfacerse. “Soñar representa una forma de

canalizar los deseos no realizados a través de la conciencia sin recurrir a los estímulos del

cuerpo” (Faidman & Frager, 2001, pág. 37)

Si duerme bien, su calidad de vida aumenta ya que le permite mantenerse despierto para

realizar efectivamente sus actividades diarias, con un buen grado de vigilancia y de atención.

Dormir es básico para conseguir una buena calidad de vida y regenerar las energías para la

actividad diaria.