You are on page 1of 6

Contenido

Historia del acero .......................................................................................................................................... 1


El acero .......................................................................................................................................................... 1
Características mecánicas ............................................................................................................................. 1
Ventajas y desventajas del acero estructural................................................................................................ 2
El acero como material estructural ............................................................................................................... 3
Tratamientos térmicos .................................................................................................................................. 3
Perfiles laminados en caliente: ..................................................................................................................... 4
Perfiles conformados en frio ......................................................................................................................... 5

Historia del acero


El acero se obtiene de la naturaleza, su principal componente es el hierro, el cual no se encuentra
en estado puro, sino con unos componentes denominados mineral de hierro.

La evolución tecnológica ha ayudado al hombre a orientar sus esfuerzos en tratar de aumentar la


temperatura a la que se sometía el mineral de hierro, por medio de la utilización de hornos en los
que se introducía una mezcla de mineral y carbón vegetal, lo que se traducía en un aumento de
producción y en la lógica economía del sistema.

El acero
Esto ha hecho posible la fabricación de acero a escala grande. Hoy en día el acero es un material
que es utilizado ampliamente por la sociedad. El acero es un material muy importante para el
hombre porque es un material con propiedades mecánicas muy resistentes y a la vez, se puede
trabajar en máquinas para su transformación en productos de utilidad. Además, sus propiedades
pueden ser manejadas de acuerdo a las necesidades específicas mediante tratamientos con calor,
trabajo mecánico, o mediante aleaciones.

El acero es básicamente una aleación o combinación de hierro y carbono que, de acuerdo a su


tratamiento y a las proporciones, puede adquirir distinta resistencia, elasticidad y dureza. Algunas
veces se añaden otros elementos de aleación específicos, tales como: Cr (Cromo) o Ni (Níquel)
entre otros, que se agregan con propósitos determinados según sea el uso final del acero
producido.

Características mecánicas
Un diagrama típico de esfuerzo de formación de un acero estructural al carbono se caracteriza por
la existencia de una zona inicial en la que los esfuerzos y deformaciones están relacionados entre
sí linealmente, seguida por la llamada región plástica, donde tiene lugar deformaciones
considerables a esfuerzos constantes, y termina en la región de endurecimiento por deformación,
en el cual un incremento de deformación hasta llegar a la ruptura.

Ilustración 1 Diagrama esfuerzo-deformación

Densidad media 𝑘𝑔
7,85𝑚3
Temperatura de fusión del acero 1375º C
Temperatura de fusión del hierro 1510º C
Fundición del acero rápido 1650º C.

Tabla 2 Propiedades mecánicas del acero

En función de la temperatura el acero se puede encoger, estirar o derretir.

El punto de fusión del acero depende del tipo de aleación.

Con él se obtienen hilos delgados llamados alambres.

En algunas de las aleaciones usadas, se usa para fabricar herramientas.

Se pueden obtener láminas delgadas llamadas hojalata. La hojalata es una lámina de acero, de
entre 0.5 y 0.12, mm de espesor.

Ventajas y desventajas del acero estructural

Ventajas Desventajas
Se puede soldar con facilidad Material que se oxida
Relativamente dúctil Excesiva flexibilidad
Es un material de gran dureza
Es maleable.
Es más liviano que el concreto
Facilidad de montaje y transporte
Gran facilidad para unir diversos miembros
por medio de varios tipos de conectores como
son la soldadura, los tornillos y los remaches.
Posibilidad de prefabricar los miembros de
una estructura.
Gran capacidad de laminarse y en gran
cantidad de tamaños y formas.

Resistencia a la fatiga.

Tabla 2 Ventajas y desventajas del acero estructural

El acero como material estructural


La adaptabilidad del acero tiene mayor relevancia en contratos de rehabilitación ya sea para
reforzar estructuras existentes o para una completa reconstrucción manteniendo las fachadas. El
acero se entrega prefabricado en obra; no necesita ser apuntalado y tampoco sufre retracción o
fluencia por lo que puede asumir carga de inmediato.

El mundo moderno está construido con la fortaleza de acero, cuyas características han permitido
concretar las ideas arquitectónicas y las obras civiles más ambiciosas y complejas imaginadas por
el hombre.

En ese sentido, el acero ofrece varias ventajas sobre otros materiales para la construcción, en
principio por una mayor relación de resistencia y rigidez por unidad de volumen; además de ser
un material homogéneo y que mantiene uniformidad de las propiedades mecánicas y físicas en el
transcurso del tiempo.

Tiene además la ventaja de manejabilidad de componentes estructurales en taller y campo,


facilidad de transporte, así como ligereza, de utilidad, resistencia la fatiga y gran capacidad de
absorción de energía.

En el aspecto económico por su menor peso se obtiene un ahorro en la cimentación y por su alta
relación resistencia/peso se usa de manera intensiva en edificios altos y estructuras de grandes
claros.

En un territorio como el ecuatoriano que se presenta o se caracteriza por tener zonas sísmicas de
gran riesgo, la construcción con acero ha demostrado un comportamiento altamente satisfactorio
ante esos fenómenos naturales por la ductilidad que caracteriza el material siderúrgico.

En términos de espacio útil, el acero representa una gran eficiencia constructiva al permitir claros
más grande que con la construcción tradicional de concretar nada. A la vez, las menores
dimensiones de los miembros estructurales de acero respecto a las secciones de concreto
permiten un uso eficiente del espacio.

Tratamientos térmicos
Cuando los perfiles para estructuras metálicas son laminados en frío con placas a temperatura ambiente,
se presentan deformaciones inelásticas en los puntos de doblez.
Los tratamientos térmicos han adquirido gran importancia en la industria en general, ya que con las
constantes innovaciones se van requiriendo metales con mayores resistencias tanto al desgaste como a
la tensión. Los principales tratamientos térmicos son:

Temple: Su finalidad es aumentar la dureza y la resistencia del acero. Para ello, se calienta el acero a una
temperatura ligeramente más elevada que la crítica superior Ac (entre 900-950 °C) y se enfría luego más
o menos rápidamente (según características de la pieza) en un medio como agua, aceite, etcétera.

Revenido: Sólo se aplica a aceros previamente templados, para disminuir ligeramente los efectos del
temple, conservando parte de la dureza y aumentar la tenacidad. El revenido consigue disminuir la
dureza y resistencia de los aceros templados, se eliminan las tensiones creadas en el temple y se mejora
la tenacidad, dejando al acero con la dureza o resistencia deseada. Se distingue básicamente del temple
en cuanto a temperatura máxima y velocidad de enfriamiento.

Recocido: Consiste básicamente en un calentamiento hasta la temperatura de (800-925 °C) seguido de


un enfriamiento lento. Con este tratamiento se logra aumentar la elasticidad, mientras que disminuye la
dureza. También facilita el mecanizado de las piezas al homogeneizar la estructura, afinar el grano y
ablandar el material, eliminando la acritud que produce el trabajo en frío y las tensiones internas.

Normalizado: Tiene por objetivo dejar un material en estado normal, es decir, ausencia de tensiones
internas y con una distribución uniforme del carbono. Se suele emplear como tratamiento previo al
temple y al revenido.

Perfiles laminados en caliente:


Se entiende por tales los aceros no aleados, sin características especiales de resistencia mecánica ni
resistencia a la corrosión, y con una microestructura normal.

Se fabrican mediante plegadoras o conformadoras de rodillo en frío a partir de chapas finas de acero
(espesores entre 0.3 y 6 mm), con o sin soldadura.

Barras: pueden ser perfiles L, U, C, Z, Omega, tubos abiertos y tubos cerrados huecos (circulares,
cuadrados, rectangulares y elípticos). Los perfiles abiertos se suelen usar como piezas flectadas y los
cerrados como comprimidas.

Paneles: se usan en cubiertas, soportes de piso (junto a una base de hormigón, trabajando como elemento
resistente o sólo como encofrado perdido) y elementos de pared. Se suelen fabricar con chapa
galvanizada, pueden ir pintados y se recubren con aislamiento térmico y acústico

PERFILES DIPAC
Perfil estructural Omega Perfil laminado HEB Perfil laminado IPE

Perfil estructural "G" Perfil estructural "U" Perfil laminado platina

Perfil laminado IPN Perfil laminado UPN

Perfiles conformados en frio


Se entiende por tales los aceros cuyo proceso de fabricación consiste en un conformado en frío,
que les confiere unas características específicas desde los puntos de vista de la sección y la
resistencia mecánica. Necesariamente los espesores serán reducidos.

Perfiles laminados en caliente: son los más usados en construcción, se agrupan en series por la
forma y características de su sección transversal.

- IPN: perfil en doble T normal. Se usa fundamentalmente en piezas flectadas.


- IPE: perfil en doble T europeo. Análogo la perfil IPN, pero a igualdad de peso tiene mayores
inercias, radios de giro y módulos resistentes que los IPN.

- HE: perfiles en doble T de ala ancha. Hay tres series: HEB serie normal, HEA serie ligera, HEM
serie pesada.

Las tres series se diferencian por los espesores de alas y alma, siendo máximos en la serie
pesada. En las tres series el ancho de ala y el canto son similares hasta un canto de 300 mm; para
cantos mayores el ancho de ala es igual a 300 mm. Se utilizan sobre todo como elementos
comprimidos, aunque también es habitual usar la serie HEA en elementos a flexión.

- UPN: sección en U normal. Sus características resistentes son similares a las de un IPE, pero se
usan poco como piezas flectadas por no coincidir el CEC con el CDG, en cambio son adecuados a
compresión en estructuras de edificación son clásicos los soportes de 2 UPN empresillados.

- U: sección en U comercial. Similar al UPN.

- L: angular de alas iguales. Se emplean casi exclusivamente en piezas sometidas a esfuerzos


axiles tales como celosías.

- LD: angular de lados desiguales.

- T: perfil con forma de T que está en desuso, usándose media IPE o dos angulares apareados.

- Chapas: producto laminado plano de ancho superior a 600 mm y espesor variable.

Se usan para construir elementos estructurales de gran importancia, tales como vigas o soportes
armados de grandes dimensiones, puentes. Elementos secundarios como presillas.

- Perfiles huecos: sección circular, cuadrada, rectangular o elíptica.

PERFILES EN DIPAC

Perfil estructural "T" Perfil estructural ángulos “L”