You are on page 1of 2

La importancia de cuidar nuestro corazón

|
Todos coincidimos en la importancia de cuidar nuestro corazón, y sin embargo, cada día más personas
padecen problemas de salud relacionados con él. Esto sucede porque cada vez nos preocupamos menos
por nuestra alimentación y nuestra forma física que son la base para conseguir un estado de salud óptimo
y para prevenir y evitar enfermedades cardíacas.

¿Cómo podemos cuidarlo? Algunas recomendaciones para mantener el corazón en buen estado son:
-Mantener un peso adecuado, El peso está ligado a nuestra alimentación y a la cantidad de calorías que
comemos y gastamos en el día, sumado a la calidad de nuestros alimentos. Para mantener un peso acorde
a nuestra estatura y no hacer que nuestro corazón se esfuerce de más, es necesario consumir alimentos
saludables como frutas y verduras, evitar el consumo excesivo de sal, azúcar, grasas saturadas y tener
especial cuidado con las porciones que ingerimos para evitar comer de más.

-Incorporar fibra a la dieta, La fibra ayuda a bajar le presión arterial y además, al no ser digerida
fácilmente, a mantenernos saciados por más tiempo y a mejorar nuestro metabolismo. La puedes
encontrar en frutas, verduras y distintos tipos de granos.

-Beber abundante agua, La hidratación es fundamental para que el cuerpo funcione correctamente, por lo
que expertos recomiendan beber entre 6 y 8 vasos al día. Ingerir esta cantidad también genera una
sensación de saciedad, que al beberse antes de las comidas ayuda a reducir el apetito.

-Realizar ejercicio regularmente, Realizar actividad física es uno de los principales hábitos que debemos
incorporar para tener un estilo de vida más saludable. Al menos media hora de ejercicio diario son
suficientes para mantener el corazón activo y en buen estado.

– Consumir alimentos ricos en antioxidantes, Los antioxidantes son especialistas en prevenir o retrasar el
daño celular. Podemos incorporarlos a nuestra dieta de forma natural, a través de frutas y verduras. Los
frutos rojos y cítricos son muy ricos en ellos.
- Evitar el tabaco. El tabaco reduce la cantidad de oxígeno en la sangre y hace que la presión arterial
aumente. Además, es el causante de disminuir los niveles de colesterol bueno (HDL) en el flujo
sanguíneo y de aumentar los niveles del malo (LDL) y de los triglicéridos. Comer grasas de buena
calidad los alimentos de origen animal, especialmente las carnes rojas y la leche de vaca, son los que
contienen la mayor cantidad de grasas saturadas, mientras que las grasas trans, que también son
perjudiciales para la salud, están presentes en las frituras, pasteles, y galletas, por lo que debemos evitar
estos alimentos. Por su parte, las grasas buenas que si debemos ingerir se encuentran en aceites
vegetales, pescado azul, paltas, nueces, entre otros