You are on page 1of 10

Antropología económica: una mirada sobre la propuesta

francesa e inglesa.

“…la antropología no es hija bastarda del


colonialismo, sino hija legítima de la ilustración…”

Raymond Firth1

Dilucidar sobre la forma en que el discurso antropológico se ha ido configurando a


lo largo del tiempo es, según nuestra opinión, un ejercicio necesario. Se trata de
generar un acercamiento sobre tradiciones epistemológicas que, aún hasta
nuestros días, siguen permeando el quehacer teórico y metodológico de la
antropología. En ese sentido, la siguiente reflexión parte de dos enfoques teóricos
que marcaron las pautas de la escuela francesa e inglesa respectivamente: Marcel
Mauss y Bronislaw Malinowski. Por la tanto, no es la intención de este trabajo
hacer un análisis profundo sobre la gran tradición que ambos legaron a las
respectivas escuelas antropológicas, sino poner en relieve la manera en que se
formuló, desde estas perspectivas, una primera aproximación teórica y
metodológica al aspecto económico de sociedades llamadas primitivas.

Por otra parte, el retomar los estudios tanto de Malinowski como de Marcel Mauss,
no es casual. Partimos de la premisa de que ambos trabajos, tanto Los argonautas
del pacífico occidental como el Ensayo sobre el Don respectivamente, son una
ruptura con la manera en que se venían estudiando las sociedades pre-capitalistas
(en específico el aspecto metodológico renovado del propio Malinowski) donde,
además, se hace una crítica hacia aquellos conceptos que, en su lógica del
mercado capitalista, eran traspolados a sociedades que configuraban realidades

1Firth, Raymond ¿El antropólogo escéptico? La antropología social y la perspectiva


marxista de la sociedad en Análisis marxistas y antropología social coordinado por
Maurice Bloch, España, Anagrama, 1977. Pp. 63

1
totalmente diferentes. De esta manera, proponemos un diálogo entre dos
tradiciones que cimentaron el campo de la Antropología Económica y que,
además, son una crítica explícita hacía el utilitarismo, la economía moral
decimonónica y el discurso evolucionista de la sociedad.

Marcel Mauss: El Don y su enigma.

Considerado uno de los padres de la etnología francesa y principal exponente de


lo que en un futuro sería la antropología económica, Marcel Mauss, en su trabajo
sobre el sistema de intercambio de prestaciones, nos presenta una crítica y
propuesta sobre la manera de estudiar a las denominadas sociedades simples.2El
siglo decimonónico, escenario de influencia sobre una serie de juristas que
configurarán una serie de principios teóricos sobre la otredad, es el marco en el
que se mueve dicha investigación.

Por otra parte, el avance del progreso en materia de industria y economía, así
como la gran emergencia de potencias mundiales (Inglaterra, Francia, Alemania),
daría pie a un expansionismo e imperialismo sobre zonas que hasta el momento
habían sido periféricas y antagónicas del devenir mismo de Occidente.3 Este
acercamiento cada vez mayor hacia lo otro, hizo emerger una serie de principios
teóricos que descartaban el desarrollo de una economía (entendida dentro de una
economía de mercado) en sociedades pre-industriales, salvajes, primitivas.
Además, muchos de esos principios teóricos que configuraron el Evolucionismo
unilineal, partían del análisis de lo económico, en términos jurisprudenciales, los
cuales encausaban la investigación principalmente en torno al derecho de

2 Mauss, Marcel, “Ensayo sobre los dones. Razón y forma de cambio en las sociedades
primitivas ” en Sociología y Antropología, España, Tecnos, 1977.
3 Bruun, Geoffrey, “V. Los frutos del industrialismo y del imperialismo (1881-98)”, en: La Europa del
siglo XIX (1815-1914), Fondo de Cultura Económica, 1995, pp. 150-193.

2
propiedad y la cultura material, vistas en un movimiento de lo simple a lo
complejo.4Sociedades que carecían de un sistema de intercambio…

Es a estos principios teóricos a los que el trabajo de Marcel Mauss y Bronislaw


Malinowski (que trataremos más adelante) van dirigidos. Antes de entrar a fondo
en el trabajo que aquí nos compete, es necesario recordar la gran influencia que
Durkheim tuvo sobre la escuela anglosajona y francesa.5 Es por ello que la
propuesta de Marcel Mauss de un análisis de lo económico, parte del principio de
ver el sistema de intercambio de dones como un fenómeno total donde “los
asuntos económicos y políticos poseen muchas relaciones de parentesco,
haciendo de la oferta de dones un fenómeno social total que encuentra su
expresión en todos los aspectos de la vida social y de las instituciones tales como
la religiosa, la moral, y la económica.”6

Esta propuesta para el estudio de los dones tiene, a nuestro juicio, un antecedente
en el concepto de morfología social, fisiología y hecho social en la teoría
Durkheimiana. El primero entendido como cada una de las partes que componían
lo social; el segundo, la fisiología social, entendido como la función que cada una
de esas partes tenía en este entramado social y su papel en la satisfacción de
necesidades de ese sistema social. Por último, el hecho social, como los
fenómenos generados por la relación social entre individuos.7

Después de este pequeño prefacio, analicemos el Ensayo sobre el Don. Esta


investigación sobre los dones, publicado en 1923, tiene como finalidad, por medio
del método comparativo de gabinete, ver cómo en el noroeste americano,
polinesia y melanesia, existe un sistema complejo de intercambio de dones que

4Korsbaek Leif y Marcela Barrios La antropología y la economía en Revista Ciencia Ergo Sum,
Volumen 11 No. 003, UAEMex, México, 2004, pp. 226

5Cf. Tejera Gaona Héctor Manual de introducción a la antropología funcionalista. Serie


antropología, INAH. México, 2002.

6 Bohanann, Paul y Mark Glazer: Antropología Lecturas; McGraw Hill; Barcelona, 1993, pp. 275
7 Tejera, Héctor, Op. Cit. pp. 41-45

3
tienen como función crear contratos sociales para evitar, constantemente, el
conflicto social. 8 Una solidaridad social a la manera en que Durkheim la entendía.9

Como líneas atrás venimos señalando, esta investigación es una crítica a la


manera evolucionista de estudiar a esas sociedades primitivas. Así, Marcel Mauss
nos dice: “Jamás ha existido, ni en un periodo cercano al nuestro, ni en las
sociedades que indebidamente se denominan primitivas o inferiores, nada que se
asemeje a lo que se denomina economía natural.”10 En este sentido, sus
preocupaciones parten en cómo opera el dar, recibir y devolver un don, a qué
situaciones obedece este fenómeno, sobre todo en lo que él denomina
prestaciones totales de tipo agonísticas, potlatch.

En las tribus Tlinkit y Haida es donde el potlatch cobra mayor peso. La función que
funge este sistema de dones es, mediante la rivalidad y el antagonismo, evitar a
toda costa un conflicto, una guerra.11En este tipo de prestaciones, el devolver lleva
una connotación de humillar al otro, que a su vez genera un prestigio dentro de la
sociedad. Es decir, existe una guerra de propiedad, la cual es el medio por el que
una colectividad puede obtener un mayor estatus jurídico, político, económico y
social. Esto es lo que el sociólogo francés llamo fenómeno jurídico total, ya que
intervienen en él lo mitológico, lo religioso, lo económico y lo shamánistico.12

El dar bienes muebles o inmuebles, entabla una serie de relaciones de


dominación y de amistad al mismo tiempo. Por el contrario, negarse a dar o a
recibir un don, significa declarar la guerra o romper una serie de alianzas
existentes entre clanes, tribus o subclanes.13 En ese sentido, hay un cuarto tema
que ejemplifica mejor esta idea de lo catastrófico de no entrar en ese sistema: los

8 Mauss, Marcel, Op. Cit. p. 2


9 Tejera Héctor Op. Cit. p.15
10 Op. Cit. p. 3
11 La idea de conflicto es interesante, ya que, al tener una fuerte influencia de la sociología de

Durkheim, Marcel Mauss, básicamente, lo que busca es ver como las instituciones sociales operan
para fortalecer lo que se denomina solidaridad. Años más tarde vendría una ruptura y
reconfiguración en la noción de solidaridad y conflicto, en la obra de Gluckmann.
12 Mauss, Marcel Op. Cit. p. 18
13 Ibid. p. 6

4
dones a los dioses.14 El sacrificio-don es un contrato que se hace por medio de los
hombres que representan a los dioses en la tierra, que lleva implícito un deseo de
disipar la angustia que la catástrofe pueda provocar en el hombre. Por ello el dar,
recibir, y devolver un don lleva implícito un poder. Un poder de otorgar prestigio,
honor al que otorga, un reconocimiento en el ámbito social o, de negarse, ser
totalmente sobajado y humillado por la sociedad entera.

Además del interés que suscita este dinamismo del intercambio a través de sus
tres obligaciones, existe otro punto fundamental en la obra de Marcel Mauss: el
espíritu de la cosa. Es interesante como a través de una revisión del derecho
romano, germánico, hindú, celta y chino, encuentra una base que pueda sustentar
esta idea de que la cosa que se ha donado esta, de cierta forma, animada (posee
un mana y un hau), llena del espíritu de aquel que en un primer momento fue su
donante.15Es decir, que el eje directriz del intercambio, lo que hace que circulen
las cosas, es un deseo del espíritu de la cosa de retornar con su dueño.16

Pareciera que Marcel Mauss alcanza a percibir que existe un derecho de


propiedad personal y real sobre las cosas que están en circulación y aquellas que
son excluidas (ya sea por su valor sacro o familiar) del sistema mismo de
intercambio. Aunque este hecho no es profundizado por el sociólogo francés, un
trabajo publicado en 1998 por Maurice Godelier,17 mostraría que, precisamente en
estas omisiones, se encontraba el secreto mismo de la circulación de cosas, del
intercambio de dones. De esta manera muestra como ese sistema económico,
que ha denominado de prestaciones totales, “constituye el más antiguo sistema
económico y legal que se pueda imaginar y comprobar. Constituye el trasfondo
sobre el que se ha creado la moral del Don-cambio”,18 lejos de ser incluida en una
economía natural, utilitarista.

14 Ibid. p.7
15 Ibid. pp. 22-30
16 Ibid. p. 20
17Godelier, Maurice “El legado de Mauss. El resplandor de una gran obra y sus sombras”
en: El enigma del Don, España, Paidós, 2003, pp. 23-133
18 Marcel Op. Cit. p. 33

5
Es indudable el aporte teórico que Marcel Mauss, con su Ensayo sobre el don,
dejo para la antropología económica. Sin embargo, son varios los puntos que deja
sin explicación, sobre todo la obligación de devolver un don y la espiritualización
de una cosa que hace que circule y esté en funcionamiento dicho sistema. Por ello
parece necesario ponerlo en diálogo con el análisis que Maurice Godelier hace del
don.

Son dos puntos, básicamente, en los que este análisis pone énfasis. La naturaleza
misma de la obligación de devolver y porque esa cosa-don que es intercambiada,
regresa con su propietario. Ambos convergen en que, para que se de esta
circulación, existen dos tipos de derecho: el de propiedad inalienable y el de
propiedad y uso. Es decir, el donante de un primer don nunca pierde ese derecho
de propiedad, de lo contrario, el hecho de que circule y este en una posesión
temporal por un segundo y tercer donatario, manifiesta el derecho de uso que este
otorga y que por ende hace que el objeto Donado en un primer momento
regrese.19 Como vemos, la noción de una virtud o espíritu propio de la cosa, recae
más bien en ámbitos jurídicos.

Por otra parte, los objetos que son inalienables, es decir, que no entran dentro de
un sistema de prestaciones totales (kula o potlatch) tienen una función de suma
importancia, cuestión que Mauss omitió. Esto es, más allá del ámbito comercial,
“guardar para poder donar y donar para poder guardar20” estos bienes dan pie a
una identidad y continuidad del sistema mismo, es decir es el punto por el cual se
produce y reproducen las jerarquías sociales. Es así como estos bienes
inalienables se vuelven la medida de valor de aquellos que entran en circulación
(alienables). Este es un factor importante que al parecer Mauss omitió.

Después de este panorama general de la obra de Marcel Mauss, queremos


señalar la constante crítica que hizo al apunte teórico evolucionista de una
economía natural. Por otra parte, analizar el factor económico, no de una manera

19 Ibid. pp. 52-64

20 Ibid. p. 58

6
aislada, sino poniéndola en interacción con el resto de las instituciones que
configuraban a estas sociedades primitivas, es una de los mayores legados que
dejaría para el desarrollo de una antropología económica. Si bien son muchos los
puntos donde el análisis parece perder verosimilitud, la ruptura en la manera de
aproximarse y entender el plano económico es un legado que influirá a los
posteriores trabajos antropológicos.

Un método científico: la aportación de Malinowski.

El aporte (sobre todo metodológico) de Malinowski es, a nuestro juicio, el segundo


momento de distanciamiento hacia esta corriente antropológica, no solo en los
presupuestos teóricos, sino en la contribución de elaborar una metodología de
campo, fundamental para la antropología.21

Recordemos que, antes de esta propuesta que significó un hito en la manera de


estudiar al otro, el método comúnmente usado era el de la comparación a través
de estudios de terceras personas. Por ello, los elementos en los que pondrá mayor
énfasis el método del antropólogo inglés serán, partir de una estancia prolongada
dentro del acontecer mismo de los indígenas, las declaraciones normativas, es
decir, la conducta ideal dentro de una sociedad. Por otra parte, diferenciar estas
declaraciones normativas del comportamiento cotidiano del individuo, eso que el
denomino los imponderables de la vida real.22 La observación y recopilación de
datos tendrá que ser sistematizada y clasificada en un método de documentación
estadística que permita, al científico, poder presentar sus datos de manera
confiable.

Todos estos elementos son aplicados en su estudio sobre la institución económica


de intercambio, el kula, en las islas trobriand. De la misma forma en que Marcel
Mauss recibió gran influencia de Durkheim, la obra de Malinowski está
fuertemente permeada de conceptos y presupuestos del sociólogo francés. Por
ello, su estudio del kula parte de ver la estructura social como un todo, en donde la

21Tejera, Hector Op. cit. p. 61


22Malinowski, Bronislaw, Los argonautas del pacífico occidental. Un estudio sobre comercio y
aventura entre los indígenas de la Nueva Guinea Melanésica, España,Península, 1980. Pp. 19-42

7
magia, el parentesco, la religión y otras instituciones, están entrecruzadas con lo
económico. Por otra parte, enfoca su interés en estudiar la función del kula, es
decir, a qué necesidad social responde, que en este caso, sería generar una
solidaridad dentro de la sociedad.23

Además de la solidaridad social, otra de las funciones que cumplen cada una de
las instituciones sociales es la de reforzar la tradición, los valores y normas de la
sociedad,24por ello “al construir una canoa les recuerda a cada uno de los
trobriandeses la jerarquía social que existe entre ellos”,25 o en el caso de la
magia, su “Función de ordenar, sistematizar y regular el trabajo, tiene un valor
económico incalculable para los indígenas.”26

Por otra parte, la reciprocidad dentro del sistema de intercambio recaerá en un


estatus legal, es decir, en un conjunto de deberes y derechos que permitirán que
exista una circulación de bienes. El intercambio de bienes se fundamenta en una
serie de instituciones que a través de la tradición y la costumbre marcan, en todo
momento, cuáles son esas obligaciones y derechos que les son propios. Esto
queda perfectamente ejemplificado en la Botadura de la canoa, así como en todos
y cada uno de los rituales que le preceden o le son sucesivos.27Otro caso más
donde Malinowski hace una crítica sobre el uso de conceptos propios de una
economía de mercado hacia el estudio de las sociedades primitivas, es en la
riqueza. Así lo señala cuando nos dice que:

Toda la vida tribal está regida por un constante dar y tomar, que cada
ceremonia, todo acto legal o consuetudinario se acompaña de un
presente material y otro presente recíproco; la riqueza que pasa de
mano en mano es uno de los principales instrumentos de la organización
social, del poder del jefe, de los lazos de parentesco consanguíneo y del
parentesco por matrimonio.28

La crítica es clara, no se puede estudiar a un individuo, ni a una institución social,


sin entender el contexto bajo el que está inmerso, sin hacer un análisis del resto

23 Cf. Malinowski, Bronislaw, Una teoría de la cultura, Pocket Edhasa, Barcelona, 1981.
24 Tejera, Hector Op. cit. p. 72
25 Ibidem.
26 Malinowski, Bronislaw, Op. cit. p. 74
27 Ibid. p.155
28 Ibid. p.174

8
del sistema social, que al ser un todo, se encuentra interconectado. El estudio del
Kula, tiene esa función, así como poner en relieve que la economía que hasta ese
momento era llamada primitiva y simple, resultaba ser mucho más compleja,
exigiendo por parte del investigador una aproximación totalmente diferente a la del
trabajo de gabinete.

Reflexiones finales

Después de presentar las propuestas teóricas y metodológicas en las que, tanto


Marcel Mauss como Bronislaw Malinowski, intentaron aproximarse al estudio de lo
económico, quedarán más claras las intenciones que cada uno de estos trabajos
se proponía. Por una parte, romper con esa idea de que solo la economía de
mercado puede llevar inmersos factores como el intercambio, la riqueza, el dinero,
el valor, que responden a una experiencia mucho más compleja, a diferencia de
las sociedades que en ese momento eran denominadas simples, primitivas, donde
solo se podía concebir una economía que respondía a la simple satisfacción de
necesidades inmediatas, en donde el intercambio, la riqueza y la complejidad, no
eran necesarias. ¡Pues eran unos simples grupos de retrógradas primitivos! Es
debido a estos factores, que el análisis (aunque muy general) de las propuestas
teóricas de estos dos grandes pensadores del siglo que nos precedió, resultan de
una trascendencia y consideración fundamental.

Bibliografía

.-Bohanann, Paul y Mark Glazer: Antropología Lecturas; McGraw Hill; Barcelona, 1993

.-Firth, Raymond ¿El antropólogo escéptico? La antropología social y la perspectiva


marxista de la sociedad en Análisis marxistas y antropología social coordinado por
Maurice Bloch, España, Anagrama, 1977.

.-Bruun, Geoffrey, “V. Los frutos del industrialismo y del imperialismo (1881-98)”, en: La
Europa del siglo XIX (1815-1914). Trad. Francisco González Aramburo, México, Fondo de
Cultura Económica, 1995, pp. 150-193.

9
.-Godelier, Maurice “El legado de Mauss. El resplandor de una gran obra y sus sombras”
en: El enigma del Don, España, Paidós, 2003,

.-Korsbaek Leif y Marcela Barrios La antropología y la economía en Revista Ciencia Ergo


Sum, Volumen 11 No. 003, UAEMex, México, 2004

.-Malinowski, Bronislaw, Los argonautas del pacífico occidental. Un estudio sobre


comercio y aventura entre los indígenas de la Nueva Guinea Melanésica,
España,Península, 1980.

___________________, Una teoría de la cultura, Pocket Edhasa, Barcelona, 1981

.-Mauss, Marcel, “Ensayo sobre los dones. Razón y forma de cambio en las sociedades
primitivas” en Sociología y Antropología, España, Tecnos, 1977,

.-Tejera Gaona Héctor Manual de introducción a la antropología funcionalista. Serie


antropología, INAH. México, 2002.

10