You are on page 1of 48

SECCIÓN

N° 3
DISEÑO HIDRAULICO DE VERTEDEROS Y DISCIPACION DE ENERGIA

Figura 3.1 Embalse

3.1 INTRODUCCIÓN

Cuando la descarga del líquido a superficie libre es efectuada por encima de un muro o una placa,
tendremos lo que se denomina un vertedero.

Si la descarga se realiza sobre una placa de arista aguda, el vertedero se llama de pared delgada. Si
por el contrario, el contacto entre la pared y la lámina vertiente es más bien toda una superficie, se
denomina de pared gruesa. El punto más bajo de la pared en contacto con la lámina vertiente se conoce
como cresta.

3.2 FUNCIÓN DE LOS VERTEDEROS.-

El vertedero es una estructura hidráulica destinada a permitir el pase, libre o controlado, del agua en
los escurrimientos superficiales. Tiene varias finalidades entre las que se destaca:

 Garantizar la seguridad de la estructura hidráulica, al no permitir la elevación del nivel, aguas


arriba, por encima del nivel máximo (ver: Figura 3.1)

81
SECCIÓN
N° 3
 Garantizar un nivel con poca variación en un canal de riego, aguas arriba. Este tipo de
vertedero se llama "pico de pato" por su forma

 Constituirse en una parte de una sección de aforo del río o arroyo

En una presa se denomina vertedero a la parte de la estructura que permite la evacuación de las aguas,
ya sea en forma habitual o para controlar el nivel del reservorio de agua. Generalmente se descargan
las aguas próximas a la superficie libre del embalse, en contraposición de la descarga de fondo, la que
permite la salida controlada de aguas de los estratos profundos del embalse.

3.3 ESTUDIO Y MEDICIÓN DE LOS VERTEDEROS.-

Las mediciones y datos requeridos para el diseño de vertederos dependen del nivel de diseño a ser
considerado y las condiciones específicas que se encuentran en el sitio. Generalmente estos datos y
mediciones son:

1. Datos topográficos.
2. Datos climatológicos.
3. Datos hidrológicos.
4. Datos geológicos y sismológicos
5. Alcance y requerimientos del proyecto
6. Capacidad de control de avenidas
7. Datos hidráulicos.
8. Datos estructurales
9. Datos de calidad del agua
10. Requerimientos especiales.
11. Condiciones aguas abajo.

Los datos hidrológicos típicamente requeridos son:

1. Mediciones de escorrentía, descargas diarias, volúmenes mensuales, y picos momentáneos.


2. Estudio de crecidas, incluyendo la máxima crecida probable (PMF) y frecuencias
específicas de crecida usadas para: establecer el nivel de la cresta de un vertedero auxiliar,
en la evaluación de funcionamiento del vertedero, en el estudio de esquemas de desvío y
para estudios de riesgos.
3. Datos del nivel de agua subterránea en las proximidades del reservorio y del sitio de presa
4. Mapas de las cuencas de inundación.
5. Curvas del tirante de agua a través de los rangos esperados de descarga. Estudios de
sedimentación, erosión del canal, los efectos de obstrucción del canal aguas abajo, y los
efectos de futuras construcciones aguas abajo.
6. Estudios de remansos, cuando las características localizadas aguas arriba del reservorio
pueden ser afectadas por niveles de agua más altos que los que ocurren naturalmente. La
deposición de sedimentos del reservorio debe de ser considerada en estos estudios.

82
SECCIÓN
N° 3
Los datos de apoyo requeridos para el diseño hidráulico son:

1. Flujo que entra al reservorio - máxima crecida probable y a veces frecuencias de crecidas
moderadas de 100 y 200 años de período de retorno, crecidas de diseño diferentes de la
máxima crecida probable, de la escorrentía normal, de los canales de alimentación, y otros
flujos entrantes controlados.
2. Asignaciones de almacenaje del reservorio.
3. Área y datos de capacidad del reservorio.
4. Datos de sedimentación en el reservorio incluyendo volumen y distribución.
5. Datos de basuras y otro en el reservorio.
6. Factores climáticos.
7. Requerimientos y limitaciones del nivel de agua del reservorio.
8. Problemas anticipados de hielo.
9. Análisis de flujo en canales abiertos – perfiles de flujo, curvas de remanso, curvas del
tirante de flujo.
10. Requerimientos del río aguas abajo.
11. Proyectar los requisitos y limitaciones que implican los vertederos.
12. Estudio de operación del reservorio (incluyendo curvas de regulación y otros datos
relacionados)

3.4 PRINCIPALES COMPONENTES DE LOS VERTEDEROS.-

Los principales componentes de los vertederos son los siguientes:

 Estructura de control: Regula y gobierna las descargas del vaso. Pueden ser: una cresta,
vertedor, orificio, boquilla o tubo.
 Canal de descarga: Ayuda a la conducción de los volúmenes descargados por la estructura de
control.
 Estructura terminal: Permite descargar el agua en el río sin erosiones o socavaciones
peligrosas en el talón de la presa y sin producir daños en las estructuras adyacentes.
 Canales de llegada y de descarga: Captan el agua del vaso y la conducen a la estructura de
control.

3.5 CLASIFICACIÓN.

En general hay dos tipos de vertederos, los de pared delgada (de aforo) y gruesa. Los vertederos de
pared delgada se usan básicamente para determinar el caudal en cualquier momento en una corriente
pequeña (ver sección 2). Los vertederos de pared gruesa se usan principalmente para control de
excedencias, y su evacuación puede ser libre o controlada.

Los vertederos de excedencias se clasifican de acuerdo a sus características más importantes, ya sea
con respecto al sistema de control (sin control o controlados por compuertas) o al canal de descarga
(descarga libre, de cimao, del canal lateral, del canal abierto, del conducto del túnel, de boca de caída,
de alcantarilla y de sifón.

83
SECCIÓN
N° 3
3.6 SECCIÓN TRANSVERSAL DE LA CRESTA DEL VERTEDEROS SIN CONTROL

Los datos para la sección transversal de la cresta de un vertedero se pueden resumir de acuerdo con la
forma mostrada en la Figura 3.2.

Figura 3.2 Elementos de la cresta con la forma de la lamina vertida

Que relacionada a los ejes que pasan por la cima de la cresta. La porción que queda aguas arriba del
origen se define como una curva simple y una tangente o como una curva circular compuesta. La
porción de aguas abajo está definida por la ecuación:

𝒚 𝒙 𝒏
= −𝑲 ∙ (𝑯 ) (3.1)
𝑯𝟎 𝟎

En la que “K” y “n”, son constantes, cuyos valores dependen de la inclinación de aguas arriba y de
la velocidad de llegada. La Figura 3.3 se proporciona los valores de estas constantes para diferentes
condiciones.
84
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.3 Factores para la determinación de las constantes “K” & “c” del vertedero sin control
(hoja 1 de 2)

85
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.3 Factores para la determinación de las secciones con la forma de la lámina vertedora
(hoja 2 de 2)

86
SECCIÓN
N° 3
La forma aproximada de la sección para una cresta con paramento de aguas arriba vertical y velocidad
de llegada despreciable, se muestra en la Figura 3.4. La sección está construida como una curva
circular compuesta con los radios expresados en función de la carga de proyecto, “H0”. Está definición
es la más sencilla porque elimina la necesidad de resolver una ecuación exponencial.

Figura 3.4 Sección de la cresta de vertedero formada con curvas compuestas

Para las condiciones ordinarias de proyecto de los vertederos de excedencias pequeños, y cuando la
altura de llegada “P”, es igual o mayor a la mitad de la carga máxima sobre la cresta, esta sección es
muy efectiva para evitar pequeñas presiones en la cresta y no altera a la eficiencia hidráulica de la
87
SECCIÓN
N° 3
cresta. Cuando la altura de llegada es menor que la mitad de la carga máxima sobre la cresta, la sección
debe determinarse conforme la Figura 3.4.

3.7 DESCARGA SOBRE UNA CRESTA DE VERTEDERO SIN CONTROL

La descarga sobre una cresta de vertedero se obtiene por medio de la fórmula:

𝑸 = 𝑪𝑶 ∙ 𝑳 ∙ 𝑯𝒆 𝟑/𝟐 (3.2)

En la que:

Q = Descarga.
CO = Coeficiente de descarga variable.
L = Longitud efectiva de la cresta.
He = Carga total sobre la cresta, incluyendo la carga correspondiente a la velocidad de
llegada, “he”.

En el coeficiente de descarga, influyen numerosos factores como:

a) La profundidad de llegada.
b) La relación de la forma real de la cresta a la de la lámina ideal.
c) Pendiente del paramento aguas arriba.
d) Interferencia de lavadero de aguas abajo.
e) El tirante de la corriente aguas abajo.

En la carga total sobre la cresta “He”, no se toman en cuenta las pérdidas por rozamientos en el canal
de llegada, las pérdidas que pasan por la sección de entrada, ni las pérdidas en la entrada o en la
transición.

Pruebas en modelos sobre los vertederos han demostrado que el efecto en la velocidad de
aproximación es insignificante cuando la altura “h” del vertedero es mayor que 1.33 Hd (Altura de
diseño).
h
> 1.33
Hd } C = 𝐂𝐝 = 𝟒. 𝟎𝟑 (3.3)
He = Hd

3.7.1 Efecto que producen las pilas y los estribos.

Cuando las pilas y los estribos de la cresta tienen una forma que produce contracciones laterales sobre
la descarga, la longitud efectiva “L”, será menor que la longitud neta de la cresta. El efecto de las
contracciones en los extremos puede tomarse en cuenta reduciendo la longitud neta de la cresta como
sigue:

𝐋 = 𝐋′ − 𝟐 ∙ (𝐍 ∙ 𝐊 𝐩 + 𝐊 𝐚 ) ∙ 𝐇𝐞 (3.4)

88
SECCIÓN
N° 3
En la que:

L = Longitud efectiva de la cresta.


L’ = Longitud neta de la cresta.
N = Número de pilas.
Kp = Coeficiente de contracción de las pilas.
Ka = Coeficiente de contracción de los estribos.
He = Carga total sobre la cresta.

Al coeficiente de la contracción de las pilas “Kp”, lo afectan la forma y ubicación del tajamar de las
pilas, el espesor de las mismas, la carga hidráulica en relación a la del proyecto, y la velocidad de
llegada.
Forma Kp
Para pilas de tajamar cuadrado con esquinas redondeadas
0.02
con un radio aproximadamente de 0.1 del espesor de la pila
Para pilas de tajamar redondo 0.01
Para pilas de tajamar triangular 0.00
Tabla 3.1 Coeficientes de contracción de las pilas (USBR)

Al coeficiente de contracción del estribo “Ka”, lo afecta la forma de éste, el ángulo entre el muro
de llegada de aguas arriba y el eje de la corriente, la carga con relación a la del proyecto y la
velocidad de llegada. En las que r = radio con que se redondean los estribos.

Forma Ka
Para estribos cuadrados con los muros de cabeza a 90° con la
0.20
dirección de la corriente.
Para estribos redondeados con muros de cabeza a 90 º con la
0.10
dirección de la corriente, cuando 0.15∙He ≤ r ≤ 0.5∙He
Para estribos redondeados en los que r > 0.5∙He y el muro de cabeza
0.00
está colocado a no más de45º con la dirección de la corriente.
Tabla 3.2 Coeficientes de contracción de los estribos (USBR)

3.8 COEFICIENTE DE DESCARGA PARA CRESTAS DE VERTEDERO SIN CONTROL.

3.8.1 Efecto de la profundidad de llegada.

En los vertederos de cresta altos, colocados en un canal, la velocidad de llegada es pequeña y la


superficie inferior de la lámina que vierte sobre el vertedero alcanza su máxima contracción vertical.
Al disminuir la profundidad de llegada, la velocidad de llegada aumenta y la contracción vertical
disminuye. En las crestas cuyas alturas no sean menores de un quinto de las cargas que producen
la corriente sobre ellas, el coeficiente de descarga permanece más o menos constante, con un valor
de 3.3. Para alturas que sean menores de un quinto de la carga, la contracción disminuye.

89
SECCIÓN
N° 3
Cuando la altura del vertedero es cero, la contracción se suprime por completo y el vertedero se
convierte en un canal o en un vertedero de cresta ancha, para los cuales el coeficiente de descarga es
3.087.

En la Figura 3.5 se dan las relaciones del Coeficiente de descarga para las crestas de vertedero “Co”,
para los diferentes valores de P/Ho. Estos coeficientes son válidos solamente cuando la sección de la
cresta del vertedero sigue la forma ideal de la lámina vertiente, es decir, cuando He/Ho =1.

Figura 3.5 Coeficientes de descarga para las crestas de vertedero en pared vertical

3.8.2 Efecto de las cargas diferentes a la del proyecto.

Cuando a la cresta de vertedero se le da una sección de forma diferente a la ideal, o cuando se le ha


dado una forma para una carga mayor o menor que la que se considera, el coeficiente de descarga
diferirá del mostrado en la Figura 3.5.

Las secciones más anchas darán por resultado presiones positivas a lo largo de la superficie de
contacto de la presa, reduciendo por lo tanto la descarga; con una sección más angosta, se producirán
presiones negativas a lo largo de la superficie de contacto, aumentando la descarga. La Figura 3.6
muestra la variación de los coeficientes en relación con los valores de He/Ho, cuando “He” es la
carga que se está considerando. Los coeficientes para las cargas parciales sobre la cresta se pueden
determinar de la Figura 3.6.
90
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.6 Coeficientes de descarga para cargas diferentes de la del proyecto

3.8.3 Efecto del talud del paramento de aguas arriba.

Para pequeñas relaciones de la profundidad de llegada a la carga sobre la cresta, la inclinación del
talud de aguas arriba antes de la cresta produce un aumento en el coeficiente de descarga. El
coeficiente de descarga se la puede hallar con la relacione P/Ho solamente con los taludes
relativamente pequeños. La Figura 3.7 muestra la relación del coeficiente para un vertedero con Talud
inclinado.

Figura 3.7 Coeficiente de descarga para la cresta del vertedero con paramento de aguas arriba
inclinado
91
SECCIÓN
N° 3
3.8.4 EFECTO DE LA INTERFERENCIA DEL LAVADERO DE AGUAS ABAJO Y DE LA
SUMERGENCIA.

Cuando el nivel del agua abajo de un vertedero es lo suficientemente elevado para afectar la descarga,
se dice que el vertedero es ahogado.

La distancia vertical de la cresta del vertedero al lavadero de aguas abajo y el tirante de la corriente
en el canal de aguas abajo, como están relacionados a la carga del vaso, son factores que alteran el
coeficiente de descarga.

El flujo por un vertedero puede tomar 5 aspectos diferentes, según las posiciones relativas del
lavadero y del nivel del agua de aguas abajo:

1. Continuar con régimen supercrítico.


2. Puede ocurrir un resalto hidráulico parcial o incompleto inmediatamente aguas abajo de la
cresta.
3. Puede ocurrir un verdadero resalto hidráulico.
4. Puede ocurrir un resalto ahogado en el que el chorro de alta velocidad siga la forma de la
lámina vertiente y luego continúe siguiendo una trayectoria errática y fluctuante debajo y
a través del agua que se mueve más despacio.
5. No se forma resalto; la lámina vertiente se separa del paramento del vertedero cabalgando
a lo largo de la superficie una corta distancia y luego erráticamente se mezcla con el agua
que se mueve lentamente debajo. La Figura 3.8 muestra la relación entre las posiciones del
piso y las sumergencias se aguas abajo que producen esto regímenes especiales.

Cuando el régimen aguas abajo es supercrítico o cuando ocurre el resalto hidráulico, la reducción del
coeficiente de descarga se debe principalmente a la contrapresión del lavadero de aguas abajo y es
independiente de cualquier efecto de sumergencia debido al agua de la descarga. La Figura 3.9 muestra
el efecto del lavadero de aguas abajo sobre el coeficiente de descarga. Se notará que en esta curva se
hace la gráfica de los mismos datos representados por las líneas verticales de la Figura 3.8, en una forma
ligeramente diferente. Al aproximarse el nivel del lavadero de aguas abajo de la cresta del vertedero
(ℎ𝑑 +d)/𝐻𝑒 se aproxima a 1.0) el coeficiente de descarga es de, aproximadamente, 77 % del que
hubiera si la descarga fuera libre. Tomando como base que el coeficiente fuera de 4.0 para la descarga
libre sobre un vertedero elevado, este sería de, aproximadamente, 3.08 cuando el vertedero está
sumergido, que prácticamente es el coeficiente para un vertedero de cresta ancha. Se puede ver en la
Figura 3.8, que cuando los valores de (ℎ𝑑 +d)/𝐻𝑒 exceden de aproximadamente 1.7, la posición del piso
de aguas abajo tiene poco efecto.

92
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.8 Efectos de los factores de aguas abajo en la capacidad de los vertederos

93
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.9 Relación de los coeficientes de descarga debida al efecto del lavadero

94
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.10 Relación de coeficientes de descarga debida al efecto del agua de la descarga

95
SECCIÓN
N° 3
3.9 VERTEDEROS DE CIMACIO SIN CONTROL PROYECTADOS PARA CARGAS
MENORES QUE LA MÁXIMA.

Las pruebas han demostrado que las presiones menores que la atmosférica sobre una cresta que tiene
la forma que toma libremente la lamina vertiente, no excede de, aproximadamente, la mitad de la
carga de proyecto, cuando esta no es menor de, más o menos, el 75% de la carga máxima. La presión
negativa sobre la cresta se puede descomponer en un sistema de fuerzas que obran hacia arriba y hacia
abajo de la corriente. Estas fuerzas deben tomarse en cuenta al analizar la estabilidad estructural de
los vertederos.

En la Figura 3.11 se muestra un diagrama aproximado de las fuerzas de las presiones subatmosfericas,
cuando la carga de proyecto usada para determinar la forma de la cresta es de 75% de la carga máxima.
Estos datos se obtuvieron del promedio del resultado de pruebas efectuadas en vertederos de forma
ideal con velocidades de llegada despreciables. Se puede suponer, para relaciones de presiones de
cargas intermedias, que varían en forma lineal, considerando que no se producen presiones
subatmosfericas cuando H0/He es igual a 1.

Figura 3.11 Presiones subatmosfericas en la cresta para H0/He =0.75

3.10 CRESTAS DE CIMACIO CONTROLADAS POR COMPUERTAS.

Cuando las compuertas de los vertederos están abiertas parcialmente funcionaran como orificios. Con
toda la carga sobre la compuerta, y esta solo un poco abierta, la trayectoria de la lámina de descarga
96
SECCIÓN
N° 3
libre será igual a la de un chorro al salir de un orificio. Para un orificio vertical, la curva del chorro se
puede representar por la ecuación de la parábola:

𝒙𝟐
−𝒚 = 𝟒𝑯 (3.5)

En la que H es la carga sobre el centro de la abertura. Para un orificio inclinado un ángulo de la


partir de la vertical, la ecuación será:

𝒙𝟐
−𝒚 = 𝒙 ∙ 𝒕𝒂𝒏∅ + 𝟒𝑯∙𝒄𝒐𝒔𝟐 ∅ (3.6)

Si se quieren evitar las presiones subatmosfericas a lo largo del contacto con la cresta, la sección del
cimacio aguas debajo de la compuerta debe coincidir con el perfil de la trayectoria.

Los experimentos han demostrado, que cuando las compuertas se operan con aberturas pequeñas con
cargas elevadas, se producen presiones negativas a lo largo de la cresta en la región que queda
inmediatamente debajo de la compuerta. Las pruebas demostraron que las presiones subatmosfericas
serian iguales a, aproximadamente, la décima parte de la carga de proyecto si el cimacio tiene la forma
del perfil ideal de la lamina vertiente para la carga máxima y si la compuerta se opera con aberturas
pequeñas. El diagrama de las fuerzas para esta condición se muestra en la Figura 3.12.

Figura. 3.12 Presiones subatmosfericas que se producen en las descargas debajo de las compuertas

La adopción del perfil de la trayectoria de un chorro en vez de la lamina vertiente de aguas abajo del
umbral de la compuerta, da por resultado un cimacio más ancho y una disminución en la eficiencia de
la descarga cuando la compuerta está completamente abierta. Cuando la eficiencia de la descarga no
tiene importancia y, cuando por necesidades de estabilidad estructural, es necesario construir un
cimacio más ancho, se puede adoptar el perfil de la trayectoria del chorro para evitar presiones
subatmosfericas en zonas a lo largo de la cresta. Cuando al cimacio se le da la forma ideal de la lámina
vertiente para la carga máxima, el área de presiones subatmosferica se puede disminuir colocando el
97
SECCIÓN
N° 3
umbral de la compuerta aguas debajo de la cresta del cimacio. En esta forma, queda un orificio
inclinado aguas abajo, con lo que el chorro tendrá una trayectoria más inclinada que se ajusta más a
la forma de la lámina vertiente.

3.11 DESCARGA POR VERTEDEROS DE CIMACIO CONTROLADOS POR


COMPUERTAS.

La descarga por un vertedero con compuertas, cuando las compuertas están abiertas parcialmente, será
semejante a la de un orificio con poca carga y se puede calcular con la ecuación:
𝟐
𝑸 = √𝟐𝒈𝑪 ∙ 𝑳 ∙ (𝑯𝟏 𝟑/𝟐 − 𝑯𝟐 𝟑/𝟐 ) (3.7)
𝟑

En la que H1 y H2 son las cargas totales (incluyendo la carga de velocidad de llegada) en el fondo y
en la parte superior del orificio, respectivamente. El coeficiente, C, diferirá con las distintas
combinaciones de compuertas y cresta; en las que influyen las condiciones de llegada y de aguas
abajo por afectar la contracción del chorro.

La Figura 3.13 muestra los coeficientes de descarga para varias relaciones de aberturas de la
compuerta a la carga total. La curva representa promedios determinados para diferentes condiciones
de llegada y de aguas abajo descritas y es suficientemente segura para determinar las descargas de los
vertederos pequeños.

98
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.13 Coeficiente de descarga para la circulación del agua bajo las compuertas

3.12 FLUJO A LA SALIDA DE VERTEDEROS DE EXCEDENCIAS.

La velocidad de flujo teórica a la salida de un vertedero de rebose (Figura 3.14) puede calcularse
mediante:

𝑽𝟏 = √𝟐𝒈(𝒁 + 𝑯𝒂 − 𝒉𝒂𝒃 ) (3.8)

Dónde Z es la caída o distancia vertical en pies desde el nivel del embalse aguas arriba hasta el nivel
del piso en las salida; Ha es la altura de velocidad de aproximación aguas arriba; y ha b es la
profundidad de flujo a la salida. Debido a la pérdida de energía involucrada en el flujo sobre el
vertedero, la velocidad real es siempre menor que el valor teórico. La magnitud de la velocidad real
depende sobre todo de la altura sobre la cresta del vertedero, la caída, la pendiente y la rugosidad
sobre la superficie del vertedero. Mediante rozamiento y experimentos se demuestra que la desviación
de la velocidad real con respecto a su valor teórico se vuelve mayor cuando la altura es menor y
cuando la caída es mayor.

Con base en la experiencia, en análisis teóricos y en una cantidad limitada de información


experimental obtenida en pruebas sobre prototipos, el U.S. Bureau of Reclamation estudió la relación
entre la velocidad real y su valor teórico. A partir de los resultados de este estudio se preparó una
gráfica (Figura 3.14) para mostrar la velocidad real a la salida de vertederos en diferentes alturas,
99
SECCIÓN
N° 3
caídas, pendientes de 1 en 0.6 hasta 1 en 0.8, y condiciones de la rugosidad superficial promedio. Se
considera que esta gráfica es suficientemente acertada para propósitos de diseño preliminar, a pesar
de que puede mejorarse mediante información experimental adicional disponible en el futuro.

Figura 3.14 Curvas para la determinación de la velocidad a la salida de vertederos con pendientes
de 1 en 0.6 a 0.8

3.13 DISIPACIÓN DE ENERGIA

Uno de los aspectos que generalmente merece especial atención en el diseño de obras hidráulicas de
montaña es la disipación de la energía cinética que adquiere un chorro líquido por el incremento de la
velocidad de flujo. Esta situación se presenta en vertederos de excedencias, estructuras de caída,
desfogues de fondo, bocatomas, salidas de alcantarillas, etc.

100
SECCIÓN
N° 3
La disipación de la energía cinética puede lograrse aplicando diferentes medidas, a saber: generación
de resalto hidráulico, impacto o incremento de la rugosidad. Para la selección del tipo de disipador se
debe tener las siguientes consideraciones:

1. Energía de la corriente.
2. Economía y mantenimiento ya que éste eleva mucho el costo.
3. Condiciones del cauce aguas abajo (roca, suelo erosionable, etc).
4. Daños causados a la fauna y la flora por la erosión.
5. Proyectos y poblaciones aguas abajo.

3.14 RESALTO HIDRÁULICO.-

Figura 3.15 Resalto hidráulico

El resalto o salto hidráulico es un fenómeno local, que se presenta en el flujo rápidamente variado, el
cual va siempre acompañado por un aumento súbito del tirante y una pérdida de energía bastante
considerable (disipada principalmente como calor), en un tramo relativamente corto. Ocurre en el paso
brusco de régimen supercrítico (rápido) a régimen subcrítico (lento), es decir, en el resalto hidráulico
el tirante, en un corto tramo, cambia de un valor inferior al crítico a otro superior a este. La Figura
3.15 muestra este fenómeno. Generalmente, el resalto se forma cuando en una corriente rápida existe
algún obstáculo o un cambio brusco de pendiente. Esto sucede al pie de estructuras hidráulicas tales
como vertederos de demasías, rápidas, salidas de compuertas con descarga por el fondo, etc.

101
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.16 Lugares apropiados para formarse el resalto hidráulico

Para un metro de ancho de un canal, se considera el escurrimiento de una masa de fluido por unidad
de tiempo.

 q
m ; y el retardo de la masa  v1  v2  (3.9)
g

El impulso total se expresará

 q
Fd    v1  v2  (3.10)
g

El que deberá estar en equilibrio con la fuerza resultante:

  y22   y12
Fh1  Fh2   (3.11)
2 2

El impulso se expresa ahora:

  q
2
y 2
2  y12  
g
 v1  v2  (3.12)

Considerando la ecuación de continuidad

q  y1  v1  y2  v2 (3.13)

y eliminado q y v2 se obtiene:

y1  v1  y1  1 2
v1   v1    y2  y1 
2
(3.14)
g  y2  2

y1  v12 y2
  y2  y1  (3.15)
g 2
102
SECCIÓN
N° 3

2 y1  v12
y22  y2  y1  0 (3.16)
g

Resultando el tirante conjugado (aguas abajo del resalto):

2  v1  y1
2 2
y1 y1
y2     (3.17)
2 4 g

con:

v1
Fr1  (3.18)
g  y1

La expresión del número de Froude (número adimensional que expresa la relación entre las fuerzas
de inercia y de gravedad), permitirá obtener la expresión adimensional de tirantes conjugados:

y2 1

y1 2
 1  8 Fr12  1  (3.19)

El tirante antes y después del resalto hidráulico resulta función del Número de Froude.

3.15 FORMAS DE RESALTO EN CANALES CON PENDIENTE CASI HORIZONTAL

La forma del resalto hidráulico depende del número de Froude correspondiente al tirante conjugado
menor:
𝑉1
𝐹1 = (3.20)
√𝑔∙𝑦1

De los estudios realizados por el U.S. Bureau of Reclamation sobre el resalto hidráulico, dentro de
los tanques amortiguadores como medio, para disipar la energía en descargas ya sean en vertedores
o en obras de toma, y en general en estructuras terminales, se tienen los siguientes casos:

1.- Si F1 está comprendido entre 1.0 y 1.7 se tiene un resalto ondulado, así

Figura 3.17 Resalto ondulado


103
SECCIÓN
N° 3
Cuando el valor del número de Froude vale 1 el régimen es crítico y no se forma el resalto
hidráulico. Para valores entre 1 y 1.7 se tiene un régimen un poco menor que el subcrítico,
formándose ondulaciones ligeras en la superficie. Aproximadamente la velocidad V2 es
30 % menor que la velocidad critica.

2.- Si F1 está comprendido entre 1.7 y 2.5 se tiene un resalto débil:

Figura 3.18 Resalto débil

Es un régimen bastante uniforme, se designa por la etapa previa al resalto, sin turbulencia
activa.

3.- Si F1 está comprendido entre 2.5 y 4.5 el resalto es oscilante:

No se forma un resalto propiamente dicho, y se dice que tiene un régimen de transición.

Se recomienda, cuando se tengan números de Froude dentro de este intervalo, variar las
condiciones del régimen (por ejemplo, el caudal por unidad de longitud en el vertedor), de
manera que se estén fuera de un régimen de transición.

Figura 3.19 Resalto oscilante

4.- Si F1 está comprendido entre 4.5 y 9.0 el estable y equilibrado:

104
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.20 Resalto estable

5.- Si F1 es mayor que 9.0, se presenta un resalto fuerte e irregular:

Figura 3.21 Resalto fuerte

3.16 CARACTERÍSTICAS BÁSICAS DEL RESALTO HIDRAULICO

Algunas de las características del resalto hidráulico en canales rectangulares horizontales son:

a) Perdida de energía: en el resalto la pérdida de la energía es igual a la diferencia de las


energías especificas antes y después del resalto. Puede demostrarse que la pérdida es

∆E = E1 – E2 = (Y2 – Y1)3 /(4 Y1Y2) (3.21)

∆E/ E1: pérdida relativa.

b) Eficiencia: la relación entre la energía especifica antes y después del resalto se define como
la eficiencia del resalto. Puede demostrarse que la eficiencia es

E1/E2 = ((8 F12 + 1)3/2 – 4F12 + 1) / (8 F12 (2 + F12)) (3.22)

F: numero de Froude.

c) Altura del resalto: la diferencia entre las profundidades antes y después del resalto es la
altura del resalto (hj =Y2 – Y1) Al expresar cada termino como la relación con respecto a la
energía especifica inicial
105
SECCIÓN
N° 3
Hj/E1 = Y2/E1 – Y1/E1 (3.23)

Hj/ E1: altura relativa.


Y1/ E1: profundidad inicial relativa.
Y2/ E1: profundidad secuente relativa.

d) Longitud del resalto hidráulico

Figura 3.22 Esquema de la longitud del resalto (French, 1985)

Un parámetro importante en el diseño de obras hidráulicas es la longitud del resalto, que


definirá la necesidad de incorporar obras complementarias para reducir esta longitud y/o
aplicar medidas de protección de la superficie para incrementar su resistencia a las tensiones
de corte.

Los resultados de pruebas experimentales realizadas por el Bureau of Reclamation, dan los
siguientes resultados:

Figura 3.23 Relación adimensional para la longitud del resalto hidráulico. Bureau of
reclamation

106
SECCIÓN
N° 3

e) Perfil de la superficie del resalto:

Este dato tiene utilidad para el diseño de las paredes laterales de la obra, tanto en lo que se
refiere a su altura como a su estabilidad.

Bakhmeteff y Matzke, encontraron que el perfil de la superficie de un resalto hidráulico, se


puede representar por curvas adimensionales en función de Fr1, como se muestra en el
siguiente gráfico:

Figura 3.24 Diagrama de Bakhmeteff y Matzke

f) Localización del resalto hidráulico

La ubicación del resalto hidráulico depende de las condiciones de flujo tanto aguas arriba
como aguas abajo.

Para la explicación de este aspecto, consideremos el caso del flujo a través de un conducto
inferior, a manera de un desfogue de fondo. Aguas abajo, el nivel de agua es influenciado por
algún elemento de control, como por ejemplo una estructura transversal.

107
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.25 - Esquema de un resalto hidráulico en un sistema formado por una compuerta y una
estructura de caída

Por un lado, el tirante alcanza su mínimo valor inmediatamente después de la compuerta, este
se incrementa gradualmente en régimen supercrítico en dirección aguas abajo. Por otro lado el
tirante aguas abajo se desarrolla a través de una curva de depresión incrementándose hacia
aguas arriba en régimen subcrítico.

En alguna sección A, el chorro que se desplaza desde la compuerta, tiene un tirante h1A y
requiere, para la formación del resalto, un tirante conjugado h2A, sin embargo el tirante real en
esa sección es menor al requerido. Bajo estas condiciones el chorro líquido continúa su
movimiento hacia aguas abajo, incrementando el tirante y por lo tanto reduciendo su energía
cinética. En una sección G el tirante conjugado requerido h2A alcanzará una magnitud
equivalente al tirante existente, presentandosé las condiciones para la formación de un resalto
hidráulico.

3.17 DISEÑO DE UN COLCHÓN HIDRÁULICO.-

Un colchón hidráulico se hace necesario cuando no es posible lograr la disipación de energía deseada
de manera natural, es decir, cuando el tirante conjugado necesario es menor al tirante existente aguas
abajo.

Figura 3.26 Tirante conjugado necesario < tirante existente aguas abajo. No se forma resalto
hidráulico

En muy pocos casos el tirante conjugado h2 del resalto hidráulico será idéntico al tirante disponible
aguas abajo hab; en general h2 será mayor a hab, presentándose un déficit Δh. Para superar el déficit Δh
108
SECCIÓN
N° 3
se considera la alternativa de forzar a la disipación a través de la incorporación de elementos
complementarios como ser la formación de un cuenco artificial, bloques de impacto, incremento de la
rugosidad aguas abajo, etc. obligando a desarrollar un resalto hidráulico en un tramo definido que sea
lo más corto posible.

3.18 COLCHÓN HIDRÁULICO CON UN CUENCO AMORTIGUADOR

Tiene su aplicación en vertederos de excedencias, rápidas y estructuras de caída libre. Al pie de la


estructura se presenta el tirante mínimo hmin y por lo tanto la energía específica máxima.

Para la formación del hidráulico será necesario contar con un tirante aguas abajo h ab de magnitud
similar al tirante conjugado h2, que deberá desarrollarse por efecto de las condiciones de escurrimiento
existente aguas abajo.

Figura 3.27 Resalto Hidráulico para hmin < h1

Si hab < h2, el resalto hidráulico no se formará en la sección 1, si no que por efecto de su energía
cinética, la zona de régimen subcrítico se desplazará hacia aguas abajo, hasta encontrar un tirante que
sea próximo al tirante conjugado; en este caso hmin < h1. Además, la zona de régimen supercrítico
alcanzará una longitud apreciable que será mayor a la longitud máxima definida por las condiciones
límite del proyecto en cuestión.

Para incrementar el tirante de aguas abajo existen varias posibilidades, a saber: profundizar la solera
o construir un travesaño de fondo, incrementar la rugosidad de la solera, reducir el ancho de la sección,
reducir la pendiente de la solera, etc.

Las tres últimas posibilidades son normalmente difíciles de lograr por lo que se considera únicamente
la primera o segunda de las posibilidades.

La profundización de la solera en la zona del colchón hidráulico incrementará la altura de caída y en


consecuencia la disminución del tirante hmin y un tirante conjugado h2 mayor.

109
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.28 Colchón hidráulico profundizando el nivel de la solera

Para el cálculo de la profundidad del colchón hidráulico z, que alcance la menor longitud posible, se
puede asumir hmin  h1; a continuación se determina el tirante conjugado h2 mediante la expresión
3.19. El tirante hab dependerá de las condiciones hidráulicas del canal aguas debajo de la estructura
de caída. Δh se obtiene de la diferencia entre el tirante conjugado y el tirante existente aguas abajo;
este valor deberá adquirir una magnitud significativamente menor a la original.

La expresión que determina la profundidad necesaria z del colchón hidráulico será:

 1 n 
Z  h  n   (3.24)
 W / hcrit 1  n   1 

Donde:

n  0.65  0.5Frab ( Frab N° de froude aguas abajo) (3.25)

Se recomienda adoptar LZ = 10· z como longitud para el desarrollo del resalto hidráulico; este valor
deberá compararse con el que resulte del cálculo correspondiente.

Dependiendo de las condiciones que presenta la obra, también es posible la formación de un colchón
hidráulico con la aplicación de un travesaño de fondo, cuya misión será elevar el tirante aguas abajo
hasta niveles que compensen el déficit del tirante conjugado.

La altura necesaria e para alcanzar el objetivo indicado puede ser calculada por medio de la siguiente
expresión:
3
h  h
e  0.75  h   ab   min (3.26)
 hcrit  hcrit

Donde:

110
SECCIÓN
N° 3
Δh: Diferencia de nivel entre el tirante conjugado del resalto hidráulico y el tirante aguas abajo.

Figura 3.29 Colchón hidráulico por aplicación de un travesaño de fondo

Como en el caso anterior, se puede adoptar Lc = 10· e. (3.27)

La altura de travesaño e tiene como altura máxima la altura de caída mínima necesaria para la
formación del resalto hidráulico, ya que podría generarse un nuevo resalto hidráulico.

3.19 ESTANQUES AMORTIGUADORES DE LA U.S.B.R.

De acuerdo a la clasificación del U.S. Bureau of Reclamation, existen cinco tipos de estanques
amortiguadores:

TIPO I Para canales con pendiente moderada.


TIPO II Estanques amortiguadores para vertederos de presas grandes y de tierra con canales
extensos
TIPO III Pequeños estaques amortiguadores para estructuras de canal, pequeñas estructuras de
salida, y vertederos menores.
TIPO IV Utilizado en estructuras de canal y en presas de derivación. Este diseño reduce las ondas
excesivas creadas en resaltos imperfectos.
TIPO V Estanques amortiguadores con pendientes pronunciadas.

El principal objetivo en el diseño hidráulico de un estanque amortiguador es la determinación del


ancho y elevación del estanque para formar un resalto hidráulico estable. Esto se obtiene cuando el
nivel del agua de la altura conjugada es igual al nivel del tirante aguas abajo.

3.19.1 Estanque amortiguador tipo I

Los estanques de tipo I deben ser utilizados cuando el número de Froude Fr1 es menor a 1.7, sin
embargo en la práctica este límite puede extenderse a 2.5. Cuando el número de Froude es 1.7 el
tirante conjugado y2 es aproximadamente el doble del tirante de llegada, o aproximadamente 40%
111
SECCIÓN
N° 3
mayor que el tirante crítico. La velocidad de salida v2 es aproximadamente la mitad de la velocidad
de llegada, o 30% menor que la velocidad crítica. Las longitudes del canal más allá del punto dónde
el tirante comienza a cambiar no deben ser menores que aproximadamente 4y2. La longitud del
estanque puede ser aproximada por la longitud Lj en la figura 3.22, mientras que la ecuación 3.19
puede ser utilizada para calcular la altura del estanque.

Figura 3.30 Estanque amortiguador tipo I. a.)Longitud del resalto; b.) Relación hab/ y1; c) relación
L/y2; d) Pérdida de energía en el resalto (Mays, 2000)

3.19.2 Estanque amortiguador tipo II

El estanque amortiguador tipo II se desarrolló para cuencos disipadores de uso común en vertederos
de presas altas, de presas de tierra y para estructuras de canales grandes. El estanque contiene bloques
en la rápida del extremo de aguas arriba y un umbral dentado cerca del extremo de aguas abajo. No
se utilizan bloques de impacto debido a que las velocidades relativamente altas que entran al resalto
pueden causar cavitación en dichos bloques. En la figura 3.31 se muestran los detalles constructivos
112
SECCIÓN
N° 3
y los datos necesarios para el cálculo. Este tipo de disipadores son utilizados cuando el número de
Froude está por encima de 4.5 o velocidades mayores a 15 m/s.

113
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.31 Estanque amortiguador para números de Froude por encima de 4.5
a) Dimensiones del estanque tipo II; b) Tirante mínimo; c) Longitud del resalto (Mays, 2000)

3.19.3 Estanque amortiguador tipo III

Los estanques amortiguadores tipo III son más cortos que los del tipo II, y poseen un umbral de salida
y dados amortiguadores aguas abajo del los bloques de caída. La velocidad de llegada para este tipo
de disipador debe ser limitada para prevenir la posibilidad de presiones bajas en los dados
amortiguadores que pueden originar cavitación. El comportamiento de este disipador indica que su
longitud y la del resalto pueden reducirse alrededor del 60%, con accesorios en comparación con el
80% para el disipador SAF. Los estanques tipo III son utilizados en pequeños vertederos, estructuras
de salida, y en pequeñas estructuras de canal donde v1 no excede de 15 a 18 m/s y el número de Froude
Fr1>4.5.
114
SECCIÓN
N° 3

a)

h3
4
y1

3.5

2.5
h3/y1 ó h4/y1

1.5

0.5

0
4 5 6 7 8 9 10 11 12 13 14 15 16 17 18

b)

115
SECCIÓN
N° 3

c)
Figura 3.32 Estanque amortiguador para números de Froude por encima de 4.5 y velocidad de
llegada ≤ 18
a) Dimensiones del estanque tipo III; b) Alturas del dado y del umbral; c) Tirante mínimo (Mays,
2000)

3.19.4 Estanque amortiguador tipo IV

Figura 3.33 Estanque amortiguador tipo IV. a) Dimensiones del estanque; b) Tirante mínimo; c)
Longitud del resalto (Mays, 2000)

Cuando el número de Froude está comprendido entre 2.5 y 4.5, se producirá un resalto oscilante en el
estanque amortiguador, el cual genera una onda que es difícil de atenuar. El estanque amortiguador
116
SECCIÓN
N° 3
tipo IV se diseña para combatir este problema eliminando la onda en su fuente. Esto se lleva a cabo
intensificando el remolino, que aparece en la parte superior del resalto, con los chorros direccionales
deflectados utilizando grandes bloques en la rápida cuyo número mínimo requerido para este
propósito se muestra en la figura 6.13. para un comportamiento hidráulico mejor, es conveniente
construir estos bloques más angostos que lo indicado, preferiblemente con un ancho igual a 0.75 y1,
y fijar la profundidad de salida, de tal manera que sea un 5% a 10% mayor que la profundidad recuente
del resalto. La longitud del estanque puede determinarse mediante la curva c.) de la figura 6.13. El
estanque tipo IV se utiliza en las secciones transversales rectangulares.

Figura 3.33 Estanque amortiguador tipo IV. a) Dimensiones del estanque; b) Tirante
mínimo; c) Longitud del resalto (Mays, 2000)

3.20 COLCHÓN HIDRÁULICO SAF

Ha sido desarrollado en el Laboratorio de Hidráulica St. Anthony Falls de la Universidad de


Minnesota EE.UU. para su uso en pequeñas estructuras de drenaje. La utilización de este tipo de
estructuras en sistemas de gran altura podría dar lugar a la generación de fenómenos como la
cavitación. Las reglas de diseño resumidas por el investigador Blaisdell son las siguientes:

1. La longitud LB del colchón disipador para número de Froude entre 1.7 y 17 se determina
mediante la fórmula:

117
SECCIÓN
N° 3
0.76
LB  4.5  y 2  Fr1 (3.28)

2. La altura de los bloques de entrada y los bloques del piso es y1 y su ancho y espaciamiento es
aproximadamente 0.75 y1.

3. La distancia desde el extremo de aguas arriba del colchón disipador hasta los bloques del piso
es LB/3

3 y1
4. No deben localizarse bloques en el piso más cerca de las paredes laterales que .
8

5. Los bloques del piso deben localizarse aguas abajo enfrentados a las aberturas entre los
bloques de la rápida.

6. Los bloques del piso deben ocupar entre el 40% y el 55% del ancho del colchón disipador.

7. Los anchos y el espaciamiento de los bloques del piso para cuencos disipadores divergentes
deben incrementarse en proporción al aumento del ancho del colchón disipador en la sección
dónde se localizan los bloques.

8. La altura del umbral de salida está dada por c  0.07 y 2 , dónde y2 es la altura conjugada teórica,
correspondiente a y1.

9. La profundidad de salida de aguas abajo por encima del piso del colchón disipador está dada
 Fr1 
2

por y 2 '  1.10    y 2 , para Fr1 = 1.7 a 5.5; por y2 '  0.85  y2 para Fr1 = 5.5 a 11; y por
120 
 
 Fr1 
2

y 2 '  1.00    y 2 para Fr1 = 11 a 17.


 800 

10. La altura de los muros laterales por encima de la profundidad de salida máxima esperada
y
dentro de la vida útil de la estructura está dada por z  2 .
3

11. Los muros de salida deben ser iguales en altura a los muros laterales del cuenco disipador, y
su parte superior debe tener una pendiente de 1:1.

12. El muro de salida debe localizarse con un ángulo de 45º con respecto al eje central de la salida.

13. Los muros laterales del colchón disipador pueden ser paralelos o divergir como una extensión
de los muros laterales de la transición.

14. Debe utilizarse un muro cortina de profundidad nominal en el extremo del colchón disipador.

118
SECCIÓN
N° 3
15. El efecto de absorción de aire no se considera en el diseño del colchón disipador.

Figura 3.34 Colchón hidráulico SAF

3.21 DISIPACIÓN POR DISPERSIÓN (SALTO DE SKY)

Otra alternativa para disipar la energía cinética es la dispersión del flujo por medio de un canal de
evacuación de solera curvada.

A través de esta medida se logra generar un salto, alejando el chorro de la obra y reduciendo la
velocidad de flujo en el punto de llegada del chorro líquido. Esta medida puede tener aplicación en
vertederos de excedencias, estructuras de salidas de alcantarillas de carreteras, etc. (FIGURA No 3.31)

Debe notarse que este tipo de estanques son solo ejemplos típicos y se debe tener cuidado en la
aplicación práctica de los mismos, en condiciones de diseño enteramente distintas. Además, existe
una gama de diseños diferentes a los discutidos en este capítulo, que se presentan como una alternativa
de diseño a continuación en el cuadro 3.3:

Aplicación Tirante
Nombre Condiciones de flujo Observaciones
práctica (hab)

119
SECCIÓN
N° 3

USBR Fr1<1.7 (hasta 2.5) Sin bloques o dispositivos de


Canales 1.0 y2
Tipo I Longitud del estanque ≈ 4.2y2 disipación
Dos hileras de bloques. La
Fr1>4.5
hilera final se combina con un
USBR Estructuras q<46.5 m3/s/m
1.05 y2 umbral de salida inclinado
Tipo II grandes H1<61 m
(umbral dentado). Altura de
Longitud del estanque ≈ 4.4 y2
bloque = y1
Fr1>4.5
Dos hileras de bloques y un
USBR Estructuras q<16.86 m3/s/m
1.0 y2 umbral de salida. Altura de
Tipo III pequeñas V1<15 a 18 m/s.
bloque = y1
Longitud del estanque ≈ 2.8 y2
Una hilera de bloques y un
Para
USBR 2.5<Fr1<4.5 umbral de salida. Altura de los
resaltos 1.1 y2
Tipo IV Longitud del estanque ≈ 6.0 y2 bloques = 2y1. Deben añadirse
oscilantes
supresores de onda en la salida.
1.7<Fr1<17 Dos hileras de bloques y un
Estructuras
SAF Longitud del estanque ≈ 1.0 y2 umbral de salida. Altura de
pequeñas 0.76
4.5  y2  Fr1 bloque = y1
Estructuras Dos hileras de bloques y un
USACE Longitud del estanque ≈ 4.0 y2 1.0 y2
pequeñas umbral de salida

Cuadro 3.3 Disipadores de energía de resalto hidráulico. (Chanson, 1999)

Figura 3.35 Estructura de salto. Disipación por dispersión del flujo

120
SECCIÓN
N° 3

Figura 3.36 Disipación por dispersión del flujo (Salto de Sky)

3.22 Ejercicios resueltos y propuestos.-

1.- Determine la elevación de la cresta y la forma de la sección de vertedero de excedencias cuyo


paramento aguas arriba tiene una pendiente y longitud de cresta de 2:3 y 70 m. respectivamente.
El caudal de diseño es de 1900 m3/s. La superficie del agua hacia la parte aguas arriba
correspondiente al caudal de diseño se localiza en la cota 2550 y el fondo promedio del canal se
encuentra en la cota 2410.

Solución:

L = 70 m. ≈ 229.6588 pies
QDiseño = 1900 m3/s. ≈ 67097.8668 pies3/s.
Cota 1 = 2550 m. ≈ 8366.1417 pies
Cota 2 = 2410 m. ≈ 7906.8241 pies

Paso 1.- Hallar el Coeficiente de descarga “Co”


(En el problema no tenemos ningún dato para estimar este coeficiente, por tanto
asumiremos un coeficiente con un valor grande y que la altura de velocidad sea
insignificante.)

𝐂𝐨 = 𝐂𝐝𝐢𝐬𝐞ñ𝐨 = 𝟒. 𝟎𝟑 (Ecuación 3.3)

Paso 2.- Hallar la altura total sobre la Creta (Ecuación 3.2)

𝑸 = 𝑪𝑶 ∙ 𝑳 ∙ 𝑯𝒆 𝟑/𝟐

𝟔𝟕𝟎𝟗𝟕. 𝟖𝟔𝟔𝟖 = 𝟒. 𝟎𝟑 ∙ 𝟐𝟗𝟗. 𝟔𝟓𝟖𝟖 ∙ 𝑯𝒆 𝟑/𝟐

Despejando “He” tenemos:

𝑯𝒆 = 𝟏𝟕. 𝟏𝟎𝟓𝟒 𝒑𝒊𝒆𝒔

121
SECCIÓN
N° 3

 Como nuestro coeficiente de descarga es de 4.03, entonces debemos verificar


que:
𝐡
> 𝟏. 𝟑𝟑
𝐇𝐝

 Altura de la presa (h):

𝒉 = 𝐶𝑜𝑡𝑎1 − 𝐶𝑜𝑡𝑎 2 = 8366.1417 − 7906.8241 = 𝟒𝟓𝟗. 𝟑𝟏𝟕𝟔 𝑝𝑖𝑒𝑠

 Altura de Diseño (Hd):

𝑸 𝑸 67097.8668
𝑽𝒂 = = ⟹ = 𝟎. 𝟔𝟑𝟔𝟏 𝑝𝑖𝑒𝑠/𝑠.
𝑨 𝑳∙𝒉 459.3176 ∙ 229.6588

𝑽𝒂 𝟐 0.63612
𝒉𝒂 = ⟹ = 𝟎. 𝟎𝟎𝟔𝟐𝟖𝟔 𝑝𝑖𝑒𝑠
𝟐𝒈 2 ∙ 32.1850

𝑯𝒅 = 𝑯𝒆 − 𝒉 𝒂 ⟹ 17.1054 − .006286 = 𝟏𝟕. 𝟎𝟗𝟗𝟏 𝑝𝑖𝑒𝑠

𝒉 459.3176
∴ = = 𝟐𝟔. 𝟖𝟔𝟐𝟏
𝑯𝒅 17.0991

𝒉
∴ > 1.33 ⟹ 𝑪𝒖𝒎𝒑𝒍𝒆 ⟹ 𝑯𝒅 = 𝑯𝒐
𝑯𝒅

Paso 3.- Hallar la elevación de la cresta

La elevación de la Creta se encuentra en la cota:

8366.1417 - 17.0991 = 8349.0426 pies ≈ 2544.7882 m

DISEÑO DE LA FORMA DE LA SECCION DEL VERTEDERO:

El vertedero tiene una pendiente de 2:3, por tanto se utilizara la grafica con estas características:

1) Calcular el valor de la relación:

ℎ𝑎 0.006286
= = 𝟎. 𝟎𝟎𝟎𝟑𝟔𝟖
𝐻𝑂 17.0991
𝐡
2) Calcular “K”, ingresando los valores de 𝐇𝐚 en la Figura 3.3. En este caso K = 0.527.
𝐎

122
SECCIÓN
N° 3
𝐡𝐚
3) Calcular “n”, ingresando los valores de en la Figura 3.3. En este caso n = 1.830.
𝐇𝐎

4) Reemplazar los valores hallados en la ecuación 3.1. Por tanto la ecuación de la curva
toma la forma de:
𝒚 𝒙 𝟏.𝟖𝟑
= −𝟎. 𝟓𝟐𝟕 ∙ ( )
𝟏𝟕. 𝟎𝟗𝟗𝟏 𝟏𝟕. 𝟎𝟗𝟗𝟏
5) Hallar los factores que componen la cresta:
𝐇𝐚
Para esto, se ingresa en la Figura 3.3 ingresando los valores de y se obtienen las
𝐇𝐎
relaciones:
XC/HO = 0.214 ⟹ XC = 0.214 ∙ 17.0991 = 3.6592 pies
YC/HO = 0.690 ⟹ YC = 0.690 ∙ 17.0991 = 11.7984 pies
R1/HO = 0.445 ⟹ R1 = 0.445 ∙ 17.0991 = 7.6091 pies
R2/HO = 0.235 ⟹ R2 = 0.235 ∙ 17.0991 = 4.0183 pies

6) Una vez calculados los factores se procede a dibujar el vertedero, tomando en cuenta los
aspectos de la Figura 3.3.

2.- Proyectar un vertedero sin control para una presa de derivación para dar paso 57 m3/seg. Con un
tirante aguas arriba de la presa que no pase de 1.5 m. sobre la cresta. El vertedero tiene una altura
de 2.5 m. El muro de cabeza del estribo esta a 90º con la dirección de la corriente y el extremo
adyacente a la cresta está redondeado con un radio de 12 plg. Para un gasto de 57 m3/seg., el
agua de la descarga subirá a 1 m arriba de la cresta.

Solución:

P = 2.50 m. ≈ 8.2021 pies


QDiseño = 57 m3/s. ≈ 2012.9360 pies3/s.
He = 1.50 m. ≈ 4.9213 pies
Daa = 1.00 m. ≈ 3.2808 pies

123
SECCIÓN
N° 3

hd = 0.50 m. ≈ 1.6404 pies


d = 3.50 m. ≈ 11.4829 pies

Paso1.- Hallar el Coeficiente de descarga “Co”


𝐏 8.2021
 = 4.9213 = 𝟏. 𝟔𝟔𝟔𝟕
𝐇𝐞
Con este valor ingresamos en la Figura 3.5 y hallamos el valor de “Co”:

𝑪𝒐 = 𝟑. 𝟗𝟑

 Como nuestro vertedero es sumergido el coeficiente de descarga disminuirá un


porcentaje, para hallar este porcentaje utilizaremos la Figura 3.8:

𝐻𝑑 + 𝑑 1.6404 + 11.4829
= = 𝟐. 𝟔𝟔𝟔𝟔
𝐻𝑒 4.9213
𝑷𝒐𝒓𝒄𝒆𝒏𝒕𝒂𝒋𝒆 𝒅𝒆 𝒅𝒊𝒔𝒎𝒊𝒏𝒖𝒄𝒊𝒐𝒏 = 𝟓%
𝐻𝑑 1.6404
= = 𝟎. 𝟑𝟑𝟑𝟑
𝐻𝑒 4.9213 }
⇒ 𝑪𝒐 = 3.93 − 3.93 ∙ .05 = 𝟑. 𝟕𝟑𝟑𝟓

Paso2.- Cálculo del caudal de descarga unitario “Q”: (Ecuación 3.2)

𝑸 = 𝑪𝑶 ∙ 𝑳 ∙ 𝑯𝒆 𝟑/𝟐 ; con L = 1 pie

𝑸 = 3.7335 ∙ 1 ∙ 4.92133/2 = 𝟒𝟎. 𝟕𝟔𝟎𝟐 𝒑𝒊𝒆𝟑 /𝒔

Paso3.- Cálculo de la velocidad de llegada “Va” y altura de agua “ha”:

𝑸 𝑸 40.7602
𝑽𝒂 = = ⟹ = 𝟑. 𝟏𝟎𝟔𝟎 𝑝𝑖𝑒𝑠/𝑠.
𝑨 𝑳 ∙ (𝑷 + 𝑯𝒆 ) 1 ∙ (8.2021 + 4.9213)

124
SECCIÓN
N° 3

𝑽𝒂 𝟐 3.10602
𝒉𝒂 = ⟹ = 𝟎. 𝟎𝟒𝟖𝟓 𝑝𝑖𝑒𝑠
𝟐𝒈 2 ∙ 32.1850

⇒ 𝑯𝒐 = 𝑯𝒆 + 𝒉𝒂 = 4.9213 + .0485 = 𝟒. 𝟗𝟔𝟗𝟔 𝑝𝑖𝑒𝑠

Paso5.- Re calculando el Coeficiente de descarga “Co”


𝐏 8.2021
 = 4.9696 = 𝟏. 𝟔𝟓𝟎𝟓
𝐇𝐨
Con este valor ingresamos en la Figura 3.5 y hallamos el valor de “Co”:

𝑪𝒐 = 𝟑. 𝟗𝟑

 Como nuestro vertedero es sumergido el coeficiente de descarga disminuirá un


porcentaje, para hallar este porcentaje utilizaremos la Figura 3.8:

𝐻𝑑 + 𝑑 1.6404 + 11.4829
= = 𝟐. 𝟔𝟒𝟎𝟕
𝐻𝑜 4.9696
𝑷𝒐𝒓𝒄𝒆𝒏𝒕𝒂𝒋𝒆 𝒅𝒆 𝒅𝒊𝒔𝒎𝒊𝒏𝒖𝒄𝒊𝒐𝒏 = 𝟓%
𝐻𝑑 1.6404
= = 𝟎. 𝟑𝟑
𝐻𝑜 4.9696 }
⇒ 𝑪𝒐 = 3.93 − 3.93 ∙ .05 = 𝟑. 𝟕𝟑𝟑𝟓

Paso6.- Cálculo de la longitud efectiva “L”: (Ecuación 3.2)

𝑄 = 𝐶𝑂 ∙ 𝐿 ∙ 𝐻𝑜 3/2 ⟹ 𝟐𝟎𝟏𝟐. 𝟗𝟑𝟔𝟎 = 𝟑. 𝟕𝟑𝟑𝟓 ∙ 𝑳 ∙ 𝟒. 𝟗𝟔𝟗𝟔 ⟹


Despejado la longitud efectiva: L = 48.6667 pies

Paso7.- Cálculo de la longitud neta “L´”: (Ecuación 3.4)

𝐋 = 𝐋′ − 𝟐 ∙ (𝐍 ∙ 𝐊 𝐩 + 𝐊 𝐚 ) ∙ 𝐇𝐞

 N=0
 Ka = 0.10
 Kp = 0.01

𝟒𝟖. 𝟔𝟔𝟔𝟕𝟓 = 𝐋′ − 𝟐 ∙ (𝟎 ∙ 𝟎. 𝟎𝟏 + 𝟎. 𝟏𝟎) ∙ 𝟒. 𝟗𝟔𝟗𝟔


Despejado la longitud neta: L´ = 49.6606 pies

3.- Dimensione un estanque amortiguador tipo SAF para un vertedero de excedencia con su cara
aguas arriba vertical y con una longitud de cresta de 250 pies. El caudal de diseño es 75000
pies3/s. La superficie del agua hacia la parte aguas arriba correspondiente al caudal de diseño
se localiza en la cota 1000 y el fondo promedio del canal se encuentra en la cota 880. La
elevación de la profundidad de salida se localiza en la cota 920.

125
SECCIÓN
N° 3
Solución

a) Al registrar en la Figura 3.32 una altura de 17.7 pies por encima de la cresta y una caída
total de 120 pies, la velocidad de flujo a la salida del vertedero es 79 pies/s. Por
7500
consiguiente la profundidad de flujo es  3.8 pies y el número de Froude es
250  79
79
 7.13
3.8g

b) Utilizando la ecuación 2   1  8 Fr1  1  , encontramos que la altura conjugada


y 1 2

y1 2  
y2 = 36.5 pies.

c) Dimensiones del estanque y sus componentes:

1. Longitud del estanque:

LB = 4.5  y2  Fr 1 -0.76
= 4.5  36.5  7. 1 3 -0 . 7 6 = 36.9 pies.

2. Altura de los bloques de entrada y bloques del piso y1 = 3.8 pies. El ancho y
espaciamiento tienen un valor de aproximadamente 0.75

y1 = 2.85 pies.

3. La distancia desde el extremo de aguas arriba del colchón disipador hasta los
bloques del piso es LB/3 = 12.3 pies

4. No deben localizarse bloques en el piso más cerca de las paredes laterales que
3  y1
 1.4 pies.
8

5. Los bloques del piso deben localizarse aguas abajo enfrentados a las aberturas
entre los bloques de la rápida.

6. Los bloques del piso deben ocupar entre el 40% y el 55% del ancho del colchón
0.5  B 0.5  250
disipador. Por lo tanto el número de bloques será de n1    44.
2.85 2.85

7. La altura del umbral de salida está dada por c = 0.07

y 2 = 0.07  36.5 = 2.6 pies.

8. La profundidad de salida de aguas abajo por encima del piso del colchón
disipador está dada por y2' = 0.85  y2 = 0.85  36.5 = 31 pies para
Fr1 = 5.5 a 11.
126
SECCIÓN
N° 3
9. La altura de los muros laterales por encima de la profundidad de salida máxima
esperada dentro de la vida útil de la estructura esta dada por
y 36.5
z 2   12.2 pies.
3 3

10. Los muros de salida deben ser iguales en altura a los muros laterales del cuenco
disipador, y su parte superior debe tener una pendiente de 1:1.

11. El muro de salida debe localizarse con un ángulo de 45º con respecto al eje
central de la salida.

12. Los muros laterales del colchón disipador pueden ser paralelos o divergir como
una extensión de los muros laterales de la transición.

13. Debe utilizarse un muro cortina de profundidad nominal en el extremo del


colchón disipador.

14. El efecto de absorción de aire no se considera en el diseño del colchón disipador.

EJEMPLO 3

Diseñar el disipador de energía por dispersión para el vertedero de la presa de Whitney (Texas,
EEUU). Los datos son:

Descarga unitaria en el disipador = 450 cfs.

Nivel de aguas máximo (NAM) de la presa = 765 ft.

Altura del vertedero = 650 ft

Radio de curvatura del salto = 50 ft

Angulo del salto = 45º

127
SECCIÓN
N° 3
Pendiente de la superficie aguas abajo del vertedero = V : H = 10 : 6.1
Índice de H / h1 > 0.75

Cota solera de la curvatura = 550 ft.

Solución

1. h1= NAM - Cota solera de la curvatura → h1= 765 – 550 = 215 ft.

2. h2 = Altura del vertedero - Cota solera de la curvatura → h2 = 650 – 550 = 100 ft.

3. h2/h1 = 100/215 = 0.465

4. Parámetro de descarga:

𝐪 𝟒𝟓𝟎 ∙ 𝟏𝟎𝟑
𝟑/𝟐
∙ 𝟏𝟎𝟑 = = 𝟐𝟓
√𝐠 ∙ 𝐡𝟏 √𝟑𝟐. 𝟐 ∙ 𝟐𝟏𝟓𝟑/𝟐

5. De la gráfica del Anexo 5.1 encuentre el valor hb/h1=0.42 para un valor de


𝐪 𝟑
h2/h1 = 0.465 y 𝟑/𝟐 ∙ 𝟏𝟎 = 𝟐𝟓
√𝐠∙𝐡𝟏

hb = 0.42*h1 = 0.42*215 = 90 ft.

6. De la gráfica del Anexo 5.1 halle el valor hs/h1= 0.52 para un valor de hb/h1 =0.42 y
𝐪 𝟑
𝟑/𝟐 ∙ 𝟏𝟎 = 𝟐𝟓.
√𝐠∙𝐡𝟏

hs = 0.52*h1= 0.52*215 = 112 ft.

7. Para una buena energía de disipación:

0.75 h2  hb  0.90 h2

hb = 90 ft ok!

128