You are on page 1of 9

Cuidados Preventivos de los Órganos de los Sentidos

José Fuentes Olivares

Anatomofisiología Humana y Primeros Auxilios

Instituto IACC

25 de diciembre de 2017
Desarrollo

Situación N°1. En una empresa se determina que comprarán un elemento de

protección auditivo marca “Zord On” sin antes realizar un estudio respecto de la

efectividad que este elemento pudiera generar en las personas.

1.- Como experto en la materia, indique la utilidad respecto de la correcta elección de

este elemento y qué implicancias tendría una incorrecta elección de este elemento.

Situación N°2. En una empresa, una persona tiene el infortunio de que le cae líquido

irritante en el ojo. El supervisor lo llama por radio tras enterarse de la situación y usted

le pide que se presente en el sitio del suceso.

2. Indique y explique cuáles serían los pasos a seguir y la importancia de ejecutar cada

uno de estos al pie de la letra.

Situación 3. En un taller mecánico se impone una nueva técnica de trabajo que

consiste en utilizar agua hirviendo para poder reparar las estructuras de plástico

externas de los autos. Esta técnica es impulsada por el gerente del taller, ya que no

quiere aumentar y asumir los gastos del método anterior, dado que indica que “es

posible realizar esta actividad sin gastar dinero”. Cuando es implementada, un

mecánico del taller al dirigirse al vehículo para realizar la actividad se tropieza.

cayéndole el agua hirviendo a su ayudante.


3. ¿Cuál es la importancia de conocer estas técnicas de manejo de personas con

quemaduras? Relaciónelas con el caso expuesto.

4. Indique qué acciones serían pertinentes para poder contener a la persona afectada.

5. Indique el paso a paso a efectuar para poder realizar los primeros auxilios a la

persona afectada y llevarla a un centro asistencial.

6. En base a estas 3 situaciones, mencione y desarrolle lo que para usted implicaría la

relevancia de los cuidados y primeros auxilios, y cómo estas se relacionan dentro de su

desempeño como experto en prevención de riesgos.


Desarrollo

En este primer caso es un error de magnitud importante que puede ocasionar daños a

personas el que no se haya desarrollado un estudio al respecto de estos equipos una

compra tan importante como lo es un elemento de protección personal, donde

claramente se entiende las ventajas de este, frente a otros elementos que protegerán

adecuadamente la integridad de los trabajadores, en particular la protección de la

audición.

Es necesario conocer todas las características del elemento de protección, en lo que

es el uso, manejo adecuado para así evitar daños a la salud y la integridad física de

quien deba realizar labores con este elemento de protección.

No se indica cuáles fueron los parámetros considerados para la elección del equipo

antes nombrado, no se indica a que magnitud de ruido se ven expuestos los

trabajadores (dB), ni que tiempo se encuentran en la zona de alta contaminación

acústica, se podría intentar aislar lo más posible el área de mayor ruido y evitar afectar

a la mayoría de los trabajadores, hacer mediciones de ruido dentro y fuera de la zona

de trabajo, de acuerdo a esto se debiera hacer un estudio de cuáles son los mejores

elementos de protección personal tanto para los obreros que se encuentran en el

exterior de la zona de mayor ruido como por supuesto a la zona de mayor exposición,

una protección deficiente conlleva daños irreparables en los operarios, tales como la

hipoacusia donde se produce la ruptura de las estructuras de la audición,

principalmente es el tímpano, martillo entre otras estructuras.


En ocasiones es irreparable inclusive recurriendo a cirugías reconstructivas o de

implantes auditivos como lo es el coclear o audífono. Estas lesiones no solo afectan en

lo laboral, también socialmente.

Es neceario contar con suficientes momentos de descanso de aquellos trabajadores,

para evitar daños acumulativos.

En el caso expuesto en donde un trabajador se ve afectado por el ingreso de algún

liquido irritante en los ojos, en primer lugar, ver si el lugar donde ocurrió el accidente es

una zona segura o trasladarlo a zona segura, de no ser así, se debe mover al

trabajador afectado a un lugar fuera de peligro, en lo posible fuera de la luz directa y

con buena ventilación, llamar a la mutual o al hospital más cercano para que se

despliegue la ayuda necesaria para trasladar al afectado.

Comenzar con la maniobra de enjuague ocular ya sea con suero fisiológico o si

cuentan con agua mineral sin gas, lavarla la zona afectada con abundante agua en

dirección desde la nariz hacia el ojo, si no llega la ambulancia, cubrir el ojo con algún

elemento limpio que impida que se toque y no se afecte más y trasladarlo

urgentemente a un centro oftalmológico.

En el caso de quemadura por agua hirviendo , nos damos cuenta que el enfoque de

minimizar gastos va mal encaminado ya que se está dejando de lado la seguridad del

operario, claramente se entiende que las prioridades de este taller mecánico son en

primer lugar el disminuir los costos de producción por sobre los de seguridad de sus

trabajadores, esto implica que trabajadores accidentados es un muy mal negocio,

invertir en capacitación, experiencia y manejo de una determinada labor para


desarrollar una tarea no es coherente con “economizar” poniendo en juego la seguridad

de las personas ya que a mayor accidentabilidad la perdida se hace inminente.

Los primeros auxilios estarán al área quemada y el grado de profundidad de los efectos

del agua caliente en la piel, una zona críticamente delicada que pudiera verse afectada

y provocar otras dificultades mayores es el rostro, ya que una quemadura podría

afectar las vías respiratorias, en el manejo del quemado una de las prioridades es

mantenerlo calmado dentro de lo posible, bajar la temperatura con abundante agua,

de ser posible retirar la ropa para evitar que contamine ni se pegue a la zona afectada,

cubrir con algún elemento limpio, puede ser mojado cuidando de no agregar ningún tipo

de ungüento y trasladarlo de manera urgente al hospital, mutual o servicio de urgencia.

Es de suma importancia el reconocer la gravedad de una quemadura, en el caso de

afectar solo la epidermis (zona más exterior de la piel), se considera de grado uno, se

identifica por un enrojecimiento usualmente por exposición a algún agente de calor, en

caso de que la zona afectada implique la dermis, zona siguiente a la epidermis, que es

de mucho mayor grosor que la anterior, dentro de la clasificación de los daños a esta

zona también se puede distinguir distintos grados de gravedad, dependiendo que tan

profunda o superficial es la quemadura.

Quemaduras superficiales:
Afectan a epidermis y cara superior de la dermis, con formación de ampollas y

exudación de suero. La superficie quemada es uniformemente rosada, se blanquea con

la presión, es dolorosa y extremadamente sensible a los pinchazos. El daño superficial

cura espontáneamente en tres semanas a partir de elementos epidérmicos locales,

folículos pilosos y glándulas sebáceas con muy poca, sí alguna cicatriz. B) Las

profundas: afectan a los dos tercios más profundos de la dermis. La superficie

quemada tiene un aspecto pálido, se palpa indurada o pastosa y no se blanquea con la

presión; algunas áreas pueden estar insensibles o anestesiadas al pinchazo. Se forma

una escara firme y gruesa y la cicatrización es lenta

Quemaduras de Segundo grado:

Destruye la epidermis y un espesor mayor o menor de la dermis. Se subdividen en

grado superficial o profundo. Su aspecto es rosado o rojo, con presencia de ampollas

(flictena) de contenido plasmático que sale de los capilares afectados. Tienden a una

epitelización espontánea. Son dolorosas.

Quemaduras de Tercer grado: destruyen todo el espesor de la piel y puede afectar a

tejidos más profundos (músculos, vasos, nervios, hueso). Salvo que sean muy

pequeñas, no tienen posibilidad de epitelización espontánea. Provocan una especie de


costra o placa de color negruzco-grisáceo llamada escara. No suelen ser dolorosas por

la gran destrucción de las terminaciones nerviosas de los tejidos afectados.

Conclusión:

Todos los accidentes son evitables, con buena capacitación, concientización de los

trabajadores y ser capaces de identificar cualquier riesgo posible y tomar las medidas

adecuadas para que no se produzcan las situaciones de riesgo.

Bibliografía
Contenido IACC (2017)

Daniela Aserraf “Quemaduras de 1, 2 y 3 grados”