You are on page 1of 4

La asignatura de Contabilidad y, dentro de ella, todas sus variantes (Contabilidad Analítica,

Contabilidad Financiera, etc) están presentes en muchas carreras y grados debido a


suimportancia para cualquier empresa u organización. Sin embargo, son muchos los
estudiantes a los que se les atragantan los balances y las cuentas de resultados y terminan
desesperados y sin saber cómo estudiar contabilidad.

¿Es éste tu caso? A continuación te presentamos 4 técnicas de estudio que te pueden


sacar más de un apuro e incluso llevarte a que te guste la contabilidad (no serás el primer
estudiante que odiaba la contabilidad y ha terminado siendo contable ;)).

4 Técnicas que te Enseñarán Cómo


Estudiar Contabilidad
#1 Las Bases:

Éste es un consejo que repetimos en muchas asignaturas pero, en contabilidad, es un factor


crítico. El problema de muchos estudiantes es que, simplemente, no dominan los
conceptos básicos de activo, pasivo, patrimonio neto, cargo, abono, saldo, depreciación, etc.
por lo que, cuando pasan a conceptos un poco más avanzados o a ejercicios, se pierden.

Por tanto, merece la pena invertir nuestro tiempo en entender y dominar completamente
estos conceptos antes de avanzar. En este sentido, las fichas de memoria y los apuntes
online pueden ser dos herramientas clave para repasar y tener siempre a mano los términos
con los que vamos a trabajar durante nuestro estudio.
Recuerda que, como Albert Einstein dijo una vez, si no puedes explicar algo de manera
sencilla, es que no lo entiendes suficientemente bien.

#2 Practica:

¡No te engañes! Por muchas horas que estudies los días antes del examen, no vas a aprobar.
La contabilidad es una asignatura que requiere trabajo continuo durante todo el curso.

Si quieres obtener buenos resultados, reparte tus horas de estudios de manera equilibrada y
ve aumentando la dificultad de los ejercicios progresivamente. Al principio, prueba a realizar
ejercicios sencillos con tus apuntes por delante mientras que, los días previos al examen, pasa
a enfrentarte a ejercicios completos que se parezcan al propio examen.

#3 Tus Mejores Amigos – el Balance y la Calculadora:

Por esto no te deberías de preocupar demasiado al principio, ya que el propio estudio y la


práctica que realices durante el curso, te harán convertirte en un maestro con la calculadora,
el balance y los diversos estados contables.

Sin embargo, antes de enfrentarte a cualquier prueba o examen de contabilidad, es necesario


que ratifiques que manejas rápido estos elementos y que puedes usarlos casi sin mirar.
#4 No te quedes con dudas:

La contabilidad es una asignatura en la que cualquier duda puede afectar el resto de


nuestro conocimiento y hacernos dudar en exceso a la hora de realizar ejercicios que ya
dominamos. Por ello, es especialmente recomendable preguntar las dudas que vayamos
teniendo, ya sea a nuestro profesor o a algún compañero que nos pueda ayudar.

En este sentido, armar un grupo de estudio es una estrategia que da muy buenos
resultados a algunos estudiantes de contabilidad. Si trabajas con otros estudiantes de tu
clase para repasar el material, estarás mejor preparado para responder las preguntas que te
hagan. Además, la mejor parte de esto es que,mientras respondes y ayudas a otros,
también aprendes.

Otra alternativa es enfrentarte a pequeños exámenes tipo test para consolidar tus
conocimientos.

Bonus – Asegúrate de estar el día:

La contabilidad se rige por normas que varían según el país y que se actualizan con cierta
frecuencia. Esto no tiene por qué afectarte cómo estudiante pero siempre es bueno
asegurarse de que los recursos de estudio con los que estamos estudiando están
vigentes en la actualidad y, sobre todo, los que nos exigen en el examen. En caso de duda,
pregunta a tu profesor o usa los grupos de estudio para pedir ayuda.

Esperamos que estos consejos te despejen la duda sobre cómo estudiar contabilidad y que te
den buenos resultados.

Si buscas consejos para otras asignaturas, consultas nuestros artículos sobre cómo estudiar
historia,matemáticas, derecho y muchos más.