You are on page 1of 4

Ley General del Medio Ambiente e Institucionalidad en Chile.

Ronald Diaz

Legislación Ambiental

Instituto IACC

16 de Noviembre de 2015
Desarrollo

1.- Hasta antes de la promulgación de la Ley 20.417, o Ley General del Medio Ambiente, su

antecesora había sentado las bases respecto de cómo abordar la problemática ambiental, pero

carecía de la fuerza necesaria para poder lograr ser efectiva.

El cambio justamente apunta a dotar de mayores atributos, herramientas e independencia que

potencien su labor fiscalizadora, preventiva, sancionadora, política y consejera presidencial,

además de incentivar la participación ciudadana y posicionar a Chile internacionalmente como

un país que es respetuoso del Medio Ambiente.

Para ello se propone los siguientes objetivos.

- Dar: contenido concreto junto con un desarrollo jurídico apropiado a la garantía

constitucional para asegurar a todos el derecho de vivir en un ambiente libre de

contaminación.

- Crear. Una institucionalidad que permita dar solución a los problemas ambientales

existentes, evitando además la generación de otros nuevos, todo esto a nivel nacional.

- Crear instrumentos para una gestión eficaz, dando así una adecuada protección y

orientación a la normativa vigente, y futura, en materia medioambiental.

- Disponer de un cuerpo legal donde se pueda referir la normativa ambiental

- Incorporar una regulación ambiental para el desarrollo del país, evitando así el

menoscabo ambiental y asegurando una economía sustentable.

- Establecer criterios para una definición de los objetivos de calidad ambiental, regulando

los procedimientos de medición de impactos ambientales en decisiones sobre los

proyectos y/o actividades susceptibles de causar un impacto al medioambiente.


Sus principios generales son:

- Preventivo: Decretar alertas ambientales en los casos que, según norma, el Gobierno

estime conveniente.

- Participativo: Participación Ciudadana, las organizaciones se podrán informar

oportunamente sobre proyectos en proceso de autorización y que signifiquen un impacto

significativo y negativo sobre el medioambiente.

- “El que contamina paga”: A quien emita residuos contaminantes, o sobrepase normas

de calidad ambiental se les aplicara una multa previamente establecida.

- “De responsabilidad”: Quien genere residuos será el responsable de su manejo y pronta

eliminación.

- De realismo: Las medidas que adopte el Gobierno serán las de menor costo social

posible, privilegiando así los instrumentos que permitan la mejor asignación de recursos

destinados a la solución del problema.

- Gradualismo. : En planes de descontaminación en primera instancia se procederá a lo

establecido en las normas de calidad ambiental, luego a través de la preparación d un plan

en aquellos casos que la norma este siendo notoriamente sobrepasada, y como último

recurso, mediante el diseño y selección de instrumentos de política.


Bibliografía

http://online.iacc.cl/mod/resource/view.php?inpopup=true&id=1761304