You are on page 1of 2

Ejemplo 1. Alumbrado Público.

El objetivo del alumbrado público es mantener un nivel mínimo de iluminación en las calles, al
menor costo. Para lograr este objetivo se pueden proponer dos soluciones: la primera consiste
en encender los focos del alumbrado a la hora en que comúnmente empieza a oscurecer, y
apagarlos 12 al amanecer. Así, pues se puede decidir encender el alumbrado a las 20 hrs y
apagarlo a las 6:30 hrs. En este sistema, la entrada (cambio de posición del interruptor) es
independiente de la salida (cantidad de luz en la calle). Este mecanismo, simple y económico de
llevar a cabo, puede acarrear dificultades, ya que la hora en que empieza a aclarar, varían de
acuerdo con las estaciones del año, además, en días nublados se puede tener una oscuridad
indeseable.

La otra solución, más efectiva, consiste en instalar un dispositivo (fotocelda, fototransistor, etc.)
para detectar la cantidad de iluminación y de acuerdo con esto, encender o apagar el alumbrado
público. En este caso, la entrada (cantidad óptima de luz en las calles) se compararía con la salida
(cantidad de luz real en las calles) a los efectos de que la señal de error generada accione o no
el interruptor de luz.

En la siguiente figura se muestran ambas soluciones.

Alumbrado Público a) Primera Solución, b) Segunda Solución

El diagrama de bloques que se presenta en la siguiente figura sería para el caso de control
realimentado de lazo cerrado.

Diagrama en Bloques de Alumbrado Público


Ejemplo 2. Calentador de agua

En este caso tenemos un calentador de agua a gas, en la siguiente figura, dispositivo común en
nuestros hogares. El calentador está compuesto por un recipiente donde el agua es almacenada
y al mismo tiempo circula. El recipiente es calentado por una llama que proviene de la combustión
de gas natural. La cantidad de calor que entrega la llama depende de la abertura de la válvula de
gas. Si comenzamos a calentar con la temperatura del agua a temperatura ambiente “Ta”. El
agua se ira calentando en el recipiente hasta que llegue a una temperatura máxima. La cual será
el equilibrio térmico entre la temperatura ambiente y el calor entregado por la llama. De esta
manera, El recipiente con el agua es nuestro sistema. Calentar el agua y mantenerla a una
temperatura es el objetivo que deseamos, y para ello medimos la temperatura con un termómetro
y manipulamos el caudal del gas variando la apertura de la válvula, Así el termómetro, la válvula
y el humano que controla el caudal de gas se convierten en el sistema de control. En este ejemplo
podemos decir que la temperatura es la variable a controlar, y el caudal de gas es la variable a
manipular.

El calentador de Agua