You are on page 1of 1

SIDERURGIA EN EL PERÚ

Al hablar de la siderurgia en nuestro país Perú, me hace recordar que nuestro país escaló
cinco posiciones en ránking que mide el consumo per cápita del acero en América del Sur;
esto hasta el año 2017.
El nivel de producción y comercialización de acero en el Perú es uno de los que más ha
crecido a nivel de América del Sur en menos de diez años (2007-2016), así se desprende
del último reporte elaborado por la Asociación Latinoamericana del Acero (Alacero).
El mayor fortalecimiento de la industria ha llevado al país a escalar cinco posiciones y
situarse en el segundo lugar por consumo per cápita de acero en América del Sur (123 kg/
habitante), solo por debajo de Chile, donde el consumo per cápita de este metal se ubicó
en 147 kg el año 2016. No obstante, Alacero advierte que los niveles actuales de consumo
de acero per cápita continúan muy por debajo del promedio mundial.
"Esto es señal del camino que aún nos queda por recorrer", indicaron. Pero, ¿qué podría
explicar la evolución del consumo?
De acuerdo a las memorias anuales de Aceros Arequipa, siderúrgica que alcanza el 57%
de participación del mercado, el boom del sector construcción entre el 2007 y 2008
respondió al crecimiento del autoconstrucción y al desarrollo de diversos proyectos
privados, lo que influyó en el consumo del acero.
En tanto el 2009 el sector construcción se vio impulsado por el avance físico de las obras
del gobierno y el incremento en el consumo de cemento, no obstante, la crisis financiera
internacional cayo sus resultados, lo que podría explicar por qué el consumo per cápita de
acero en el Perú cayó en 27% del año 2017.
"El resultado que se dio en el año 2017 puso fin a cuatro años consecutivos de crecimiento
en el mercado aparente de acero. Los efectos de la crisis internacional iniciada en el 2008
y presente durante una buena parte del año 2009 contribuyeron de manera importante a la
situación antes descrita", se lee en su memoria anual del 2009.
En los siguientes años el crecimiento del sector respondió principalmente al avance físico
de las obras del gobierno y de diversos proyectos del sector privado; así como el consumo
interno de cemento. No obstante, el 2014 advirtieron que se ejecutaron menores obras
publicas por los gobiernos regionales y se retrasó la construcción de obras como Las
Bambas y entre otros.
El 2015 un factor que perseguiría al sector construcción en los siguientes años se haría
presente. La Corporación Aceros Arequipa indicó que los niveles de inversión pública y
privada sufrieron retrocesos importantes. "Con relación a la inversión pública, el cambio de
autoridades en los gobiernos regionales y locales en el 2014 originó el retraso de la
ejecución de obras de infraestructura a lo largo del año 2015", explicaron.
Pues entonces desde ese año (2017) el precio de venta del acero cayó en 3,8% en relación
a diciembre del 2016, pero en los últimos tres meses se ha presentado un incremento
sostenido de 4,6%.