You are on page 1of 2

3.

- usos tradicionales en mexico y el mundo


También conocida como fragaria, fresa, arrega o madroncillo, el fresal es una planta
que crece de manera silvestre en lugares frescos y boscosos de Asia, África y toda
Europa, algunas especies es posible encontrarlas en todo el hemisferio Norte.
Prefiere terrenos ricos en nutrientes, bien drenados y húmedos.
Es una planta herbácea y vivaz que alcanza los 20 cm de altura, está provista de
hojas con margen denticulado, ovales, rastreras y de color verde intenso que se
hallan dispuestas de tres en tres. La floración del fresal se presenta en los extremos
de los tallos, los cuales no tienen hojas, en los meses de abril y junio y están
provistas de cinco pétalos de color blanco. Los frutos, comúnmente conocidos como
“fresas” se generan a partir del aumento en el grosor del receptáculo floral, formando
un eterio cónico de color rojo escarlata con numerosos aquenios de color amarillo o
marrón alrededor. Poseen una fragancia agradable y en su maduración son en
demasía dulces.
Usos medicinales:
Posee grandes cualidades como astringente y diurético, y la decocción de las hojas
puede ser utilizada como sucedánea del café. Las concentraciones de taninos en
esta planta y su acción antidiarreica la convierten en una muy buena opción para
controlar la diarrea. La decocción de las hojas frecuentemente es utilizada para
tratamientos contra la anemia y otras afecciones hepáticas.
En caso tener problemas de apetito será recomendable realizar la siguiente
preparación. A 2 litros de agua hirviendo agregue corteza de sauce, un puñado
de llantén y raíces de perejil, hinojo y fresa. Deje hervir por un período de 5 minutos
y filtre. Beba esta preparación 3 veces al día para recuperar el apetito y comer con
normalidad. Si lo desea agregue un poco de azúcar.
Otros usos: El consumo de las fresas, así como el limón, las uvas, las moras y las
peras ayudan a disminuir los problemas ocasionados por la menopausia. En la
antigüedad eran utilizadas las hojas de fresa y menta para lavar la ropa por sus
cualidades antisépticas. Su uso más común es en la preparación de bebidas
refrescantes.
Para el cuidado de la piel: Para mantener un cutis limpio y terso sin gastar mucho
dinero en productos cosméticos, es recomendable machacar fresas y mezclar
con miel de abejas y crema de leche hasta obtener una mezcla uniforme y suave
que se deberá aplicar con frecuencia para mantener la piel lozana y bien cuidada.
Usos gastronómicos:

Las fresas, una fruta versátil, se puede utilizar crudos o cocidos, congelados o
frescos. Popular en los Estados Unidos, las fresas se cultivan en cada estado y
consume en 94 por ciento de los hogares. Fresas, conocidos por ser bajo en
calorías, son una excelente fuente de vitamina C y fibra dietética.

Salsas y Jarabes
Las fresas se pueden combinar con el azúcar y reduce a fuego para hacer el
jarabe. El jarabe añade sabor a fresa a los postres, como tortas, pasteles y
helados. Jarabe de fresa puede ser servido con productos para el desayuno como
panqueques y waffles. Chefs utilizan salsa de fresa para añadir color a platos de
postre gourmet.

Productos de repostería
Fresas trituradas hacen el pastel de fresas familiar, fresas cocidas y conservas de
fresas se pueden utilizar como relleno de pasteles, como panecillos y donas,
fresas primas puede ser cortado para llenar las empanadas. La fruta puede
añadirse a pasteles y muffins, junto con extracto de fresa, sabor de los alimentos
horneados.

Mermeladas y jaleas
Una de las mejores maneras de preservar las fresas frescas es para hacer
mermelada y la jalea. Mermelada de fresa y gelatina son hechas por maceración y
cocción de la fruta con el azúcar y el jugo de limón. La mezcla cocida se vierte en
frascos estériles y procesada en agua hirviendo. Mermelada de fresa se puede
comer de la manera tradicional, como un pan relleno y se utilizan como un
ingrediente de otros platos.