You are on page 1of 4

ACCIDENTES ANATOMICOS:

Los huesos permiten adaptarse estructuralmente a funciones específicas.

Esas adaptaciones se producen en respuesta a las tensiones que soporta la superficie de un hueso por parte
de los tendones, ligamentos, aponeurosis, fascias.

Por lo que, se deposita nuevo hueso que origina protrusiones y áreas rugosas.

Los accidentes óseos se clasifican según sean: prominentes ó deprimidos; y, articulares ó no articulares. Pero,
los designaremos por orden alfabético.

Ángulo: una esquina.

Apófisis: zona ó proyección elevada.

Borde: contorno de un hueso plano o parte plana o reborde de una zona plana

Cabeza: epífisis de un hueso largo separada del tallo por una parte más estrecha (o cuello

Cóndilo: protuberancia redondeada; encaja por lo general en una fosa de otro hueso, formando una
articulación.

Cuello:parte estrechada, por lo general en la base de una cabeza

Carilla: superficie plana que forma una articulación con otra carilla o hueso plano.

Cuerpo: parte principal de un hueso.

Cresta: reborde moderadamente elevado; suele ser un punto de inserción muscular.

Epicóndilo: protuberancia próxima a un cóndilo; muchas veces da la impresión de una “protuberancia en una
protuberancia”; para inserción muscular.

Escotadura: depresión en forma de “V” en el borde de una zona plana.

Espina: similar a una cresta, pero más elevada; apófisis de punta aguda; para inserciones musculares.

Fisura: agujero largo, como una hendidura, para los vasos y los nervios.

Foramen: agujero redondo para los vasos y nervios.

Fosa: depresión; recibe con frecuencia un hueso que se articula.

Línea: similar a una cresta, pero no tan elevada (suele ser bastante tenue.

Meato: abertura en forma de tubo o canal.

Rama: parte curva de un hueso, como el cuerno de un carnero.

Seno: cavidad en el interior de un hueso.

Surco: hendidura o depresión alargada.

Trocánter: prominencia grande para inserciones musculares (mayor que el tubérculo o la tuberosidad).

Tuberosidad: prominencia, elevada, por lo general para inserciones musculares.


Tubérculo: tuberosidad pequeña.
Elevaciones
• Línea: elevación ósea lineal que se proyecta en un hueso.
• Cresta: elevación ósea amplia que se proyecta en un hueso, la diferencia con la
línea es la amplitud.
• Tubérculo: elevación ósea pequeña de forma redondeada.
• Protuberancia: elevación ósea más baja que un tubérculo, pero más ancha en
superficie.
• Tuberosidad: elevación ósea amplia y rugosa. Más amplia que un tubérculo.
• Trocánter: eminencia ósea amplia de forma cuadrilátera y rugosa.19/03/2012
• Cóndilo: elevación ósea amplia, con forma redondeada, articular, una superficie
de forma ovoide.
• Epicóndilo: superficie que se encuentra sobre el cóndilo.
• Cabeza: es parecido a un balón de futbol, en anatomía una cabeza que está
compuesta por 2/3 de una esfera. Es una zona articular.
• Capítulum: similar a un cóndilo, pero más redondeado, aunque este término a
desaparecido.
• Tróclea: elevación ósea en forma de corbata y tiene una funcionalidad parecida a
una polea.
• Epitroclea: eminencia, elevación ósea que se encuentra sobre una tróclea.
• Espina: elevación ósea que pincha.
• Proceso: elevación ósea que se proyecta a través del hueso y se produce
contracción ósea y muscular.
• Eminencia: elevación ósea lisa y baja.
• Maléolo: elevación ósea, que parece un proceso y es articular.

- Depresiones
• Fisura: rasgadura en el hueso que tiene luz y no tiene fondo.
• Surco: canal o rasgadura en el hueso que se proyecta y tiene fondo.
• Canal: es un agujero que se proyecta en un H, distinto a conducto, porque
conducto es en hueso blando y canal es en superficies duras.
• Fóvea: es un agujero pequeño, generalmente articular.
• Fosa: amplia depresión ósea.
• Seno: cavidad dentro de un H.
• Celdilla: seno pequeño, cavidad dentro de un hueso muy pequeña.
• Antro: cavidad dentro de un hueso que tiene una entrada muy pequeña. Por ej.:
la entrada al antro mastoideo.
• Foramen: es un agujero.
• Foramina: agujero dentro de un agujero.