You are on page 1of 4

Materiales Ferrosos:

Los metales ferrosos son los más empleados en la actualidad, ya que tanto las
técnicas de extraccióndel mineral como los procesos de obtención del metal son
relativamente económicos. Los minerales de hierro que se extraen de la corteza
terrestre deben someterse a diferentes procesos a fin de conseguir hierro puro.
Además del hierro puro se utilizan también las aleaciones.

Una aleación es una mezcla de dos o más elementos químicos, de los cuales al
menos uno, el que se encuentre en mayor proporción, es un metal.
Las aleaciones de hierro se obtienen añadiendo a este metal carbón.

Hierro
Es un metal de color blanco grisáceo que tiene buenas propiedades magnéticas;
sin embargo, presenta algunos incovenientes: se corroe con facilidad, tiene un
punto de fusión elevado y es de difícil mecalizado. Además, resulta frágil y
quebradizo. Por todo ello tiene escasa utilidad. Se emplea en
componentes eléctricos y electrónicos.

Acero
Es un material de elevada dureza y tenacidad y de gran resistencia mecánica.
Los aceros aleados contienen, además de carbono, otros elementos químicos a fin
de conseguir determinades propiedades. Por ejemplo, el manganeso aporta
dureza y resistencia al desgaste; el cromo aumenta la dureza y hace que el acero
sea inoxidable, y el níquel evita la corrosión, mejora la resistencia a la tracción y
aumenta la tenacidad.
Metales ferrosos

Los materiales férricos son aquellos que en su composición tienen principalmente


hierro, como el acero ( mezcla de hierro con un poco de carbono ) o el hierro
puro.

En la imagen podemos observar bobinas de acero empleadas para la chapa de los


automóviles. Sólo con este uso, ya nos podemos imaginar la demanda tan elevada
que hay de este material. Si además tenemos en cuenta que el motor del coche
está fabricado básicamente por hierro, sumamos y sumamos.

La gran ventaja de este material es su precio


relativamente bajo y la capacidad de unirse con otros elementos para mejorar
sustancialmente sus propiedades. Veremos el caso del acero.

Hemos representado un tipo de acero ( la estructura cristalina, o sea, como se


colocan los átomos en el material )
Las bolas grises representan los átomos de hierro y las azules los de carbono.

Al formarse la estructura ( hierro en el horno ) los átomos de hierro está


moviéndose libremente. Cuando baja la temperatura es como la diana de los
metales ( hay que formar filas ) y los átomos de hierro se agrupan de forma que
generan ese cubo de la imagen. Como hemos añadido un poquito de carbono (
sobre el 1% ), los átomos de este no metal se “cuelan” en la formación del cubo (
red cristalina ) creando una aleación con unas propiedades mecánicas mejores.
Según el porcentaje de carbono que tiene, los materiales férricos se clasifican en:

Hierro Dulce, con carbono <0.1%. Se oxida muy fácilmente, en


cuestión de horas se forma una capa marrón que va destruyendo el material. Es un material
blando y magnético, por ello se suele emplear en piezas de electroimanes

Aceros donde 0,1% < C < 2%. Tenemos un material donde el


carbono es menor al 2%. También se oxidan, son mas duros al tener mas carbono, tenaces,
dúctiles y maleables. Se pueden soldar sin problemas y su uso va desde los vehículos de todo
tipo, herramientas de corte como la broca y hojas, etc. Si le añadimos un 12% de cromo
tenemos el acero inoxidable
Fundiciones, cuando el carbono es mayor del 2% y menor del
5%. A mayor carbono, mayor dureza, pero la ductilidad y tenacidad empeoran. Funden a
temperaturas menores y son apropiados para fabricar piezas complicadas ( se adaptan muy
bien al molde ). Su uso va desde los motores a las rejillas de alcantarillas.