You are on page 1of 9

Introducción

Con el pasar de los años, el estudio de la sexología ha ido avanzando a pasos agigantados, es

así como en base a las necesidades de cada sociedad, ésta ha adaptado sus modelos teóricos

a la sexualidad en general de las personas y ha desarrollado técnicas de intervención que se

ajustan a las tantas patologías relacionadas con la sexualidad.

La propuesta de un abordaje terapéutico con un enfoque holístico y multidisciplinario emerge

como nueva forma de intervención con los pacientes ya que abarca la evaluación y el

tratamiento de la disfunción de manera integral, no segregativa. Esto ha demostrado su

eficacia mediante obtención de muy buenos resultados en todo el mundo.

En este trabajo, se ahondará en el Abordaje psicoterapéutico de las disfunciones sexuales,

modelos teóricos, técnicas, y procedimientos necesarios para propiciar la mejora de los

pacientes que presenten alguna de ellas.


10. EXPLICAR LAS CARACTERISTICAS Y TECNICAS QUE PROPONE EL

MODELO DE MASTERS Y JOHNSON.

Estos célebres autores propusieron un programa de intervención de corta duración con 23

semanas de tratamiento dirigido a ambos miembros de la pareja y centrado exclusivamente

en el tratamiento del problema sexual, obteniéndose muy buenos resultados. Así mismo, este

enfoque de Masters y Johnson se caracteriza por los siguientes factores:

El paciente es la pareja, ya que el tratamiento está dirigido a ambos miembros de la pareja.

Así mismo, el equipo terapéutico está formado por una pareja de profesionales, para facilitar

la comunicación de cada miembro de la pareja. La Recogida de datos es muy precisa, debido

a la necesidad de obtener datos relevantes acerca de la pareja. Se Evalúa el nivel de

información sexual previo a la intervención, para facilitar la información necesaria para el

correcto desarrollo de la intervención. También la evaluación de la calidad de la

comunicación interpersonal, es importante para conocer los posibles miedos e inseguridades

de la pareja.

La Evaluación de los condicionantes sociales, educativos y religiosos, que puedan tener algún

tipo de influencia en la disfunción, también emergen como un punto característico

importante. Además, el Aislamiento durante la terapia es necesario para que la pareja pueda

concentrarse exclusivamente en la tarea, y dedicar un tiempo determinado a las entrevistas y

a las tareas.

Finalmente, éste consiste en un modelo de intervención directivo, sustentado en indicaciones

y tareas precisas. En el cual se emplea la situación de “Mesa Redonda”, donde se reúnen

conjuntamente los miembros de la pareja y los terapeutas para exponer los resultados de la
evaluación, valoración del problema y probabilidades de éxito, así como para analizar las

causas e iniciar los ejercicios de focalización sensorial que se explicaran a continuación.

Focalización sensorial

Masters y Johnson, desarrollaron la técnica “focalización sensorial” con el objetivo de ayudar

a la pareja a concentrarse en las sensaciones en lugar de hacerlo sobre su actuación. Con

ellos, se pretende lograr que la pareja recupere las sensaciones, actitudes y respuestas

positivas y placenteras a nivel sensual y erótico. Puede decirse que, hasta cierto punto, es una

técnica de desensibilización, en la que se realiza una exploración mediante caricias

alternativas de la totalidad de la superficie corporal, tocando y acariciando ambos con las

manos, sucesivamente. Tiene por objetivos la desaparición del miedo, la ansiedad o

inhibiciones, así como potenciar la seguridad, la confianza, comunicación, espontaneidad,

libertad y placer.

Ejercicios de Focalización sensorial

1. Focalización sensorial I: Este ejercicio tiene como objetivo perder la ansiedad y

adquirir una sensación de comodidad en un ambiente erótico. Se basa en la realización

de caricias de forma alternativa. Es necesario que uno de los miembros de la pareja

será el emisor de las caricias y el otro el receptor y pasado un tiempo intercambiar los

papeles. Los participantes deben concentrarse en el placer de recibir. No es posible

acariciar los genitales ni realizar el coito. El objetivo final no es provocar la excitación

sexual, sino despertar la sensualidad en cada uno.

2. Focalización sensorial II: Tiene inicio de la misma forma que la fase anterior, pero

ésta sí incluye las caricias de los genitales, y se sigue manteniendo la prohibición del
coito. Esta tarea tiene como objetivo que el individuo aprenda a centralizar su

atención en sus propias sensaciones y no en las sensaciones de su pareja.

3. Focalización sensorial III: En esta fase la pareja se acaricia mutuamente ahora de

forma simultánea todo el cuerpo, incluidos los genitales. Hasta esta etapa sólo se

trabaja la excitación.

4. Experiencia de orgasmo extravaginal sin realizar el coito: Se trabaja en el

incremento de la estimulación realizada en la etapa anterior. La pareja puede recurrir

a estimularse hasta llegar al orgasmo de forma manual u oral. Se permite tener

orgasmos, pero no aún el coito.

5. Penetración con orgasmo extravaginal: En esta fase el objetivo ya es el coito sin

exigencias, sin movimientos impulsivos ni bruscos y sin llegar al orgasmo

intravaginal. El orgasmo se consigue de forma extravaginal. Si se hacen evidentes

episodios de ansiedad, se volvería a la fase uno hasta que dicha ansiedad disminuya

y luego, si quieren, pueden continuar por la fase en la que se encontraban.

6. Realización de coito normal sin ninguna restricción. Se tiene como objetivo

conseguir el orgasmo intravaginal.

11. CARACTERICE LA TERAPIA SEXUAL CONTEMPORANEA ATENDIENDO


A:
 PRINCIPIOS
 OBJETIVOS Y ORIENTACIONES

La terapia sexual es una modalidad terapéutica se dirige primordialmente a solucionar el

conflicto inmediato y a los aspectos específicamente sexuales, individuales o de la relación


de pareja que están dificultando el funcionamiento sexual. Se modifica el sistema sexual tanto

de la pareja como individual, permitiendo que su sexualidad se desarrolle libremente.

Principios de la terapia Sexual contemporánea

La terapia sexual contemporánea básicamente se caracteriza por ser de tipo breve, es decir

que no excede las 25 sesiones con frecuencia semanal para el tratamiento de los pacientes.

Además, es focalizada porque intenta definir el problema, también tiene objetivos limitados

que procuran la remisión sintomática. Su enfoque la mayoría del tiempo es de tipo

multidisciplinario debido a la amplia etiología de las enfermedades y disfunciones de carácter

sexual. Y finalmente se caracteriza por utilizar múltiples recursos para el tratamiento delos

pacientes, ya sean estos técnicos, estratégicos o médicos.

Por otra parte, la terapia contemporánea se caracteriza por poseer principios generales en los

cuales basa su ejecución como la información y educación sexual básica, elemento

importante en el tratamiento de las disfunciones sexuales, ya que el paciente aprende a

conocer su cuerpo y a experimentar con él, además de conocer los propósitos de la actividad

sexualidad como: la reproducción, la reducción de la ansiedad, la autoestima y la confianza

la intimidad de relación, proximidad, y satisfacción. Otro de los principios constituye el

desarrollo de actitudes positivas hacia la sexualidad humana, con pleno reconocimiento del

paciente a la salud sexual en este punto la enseñanza de los tipos o estilos de activación/excitación

sexual, el incremento de la activación sensual y la activación en la interacción con la pareja

emergen como objetivos básicos de la terapia sexual contemporánea.

Asimismo, el enriquecimiento sexual básico y la promoción de la salud, así como la

importancia del entrenamiento en relajación fisiológica son aspectos imprescindibles en la

terapia sexual contemporánea. La Responsabilidad personal para sí mismo y el realce sexual,


junto con la cooperación mutua con la pareja, son principios realmente importantes porque

lo que se busca es trabajar en el mejoramiento tanto del paciente afectado por la disfunción

como de la pareja en donde no se puede pasar por alto el papel principal de la intimidad

relaciona y la importancia de la prevención de recaídas y recurrencias.

De esta manera se logra, en base a los principios mencionados anteriormente, cumplir con

los objetivos y orientaciones básicas de esta terapia que son: modificar las conductas que

utilizan ambos miembros de la pareja en sus relaciones sexuales y desarrollar otras nuevas,

ofrecer educación e información sexual adecuada a ambos miembros de la pareja, así como

disminuir la ansiedad asociada a la relación sexual o las actividades sexuales en general

(relajación, técnicas de exposición o inoculación del estrés, etc.), promover el aumento de la

comunicación y mejora en las relaciones generales de la pareja, desarrollar habilidades para

comunicar intereses, afectos, preferencias o negarse a determinadas propuestas.

12. EXPLIQUE EN QUE CONSISTEN LAS SIQUIENTES TECNICAS,

EMPLEADAS EN LA TERAPIA SEXUAL CONTEMPORANEA.

 Entrenamiento muscular vaginal, (Kegel)

Esta técnica tiene como objetivo fortalecer los músculos del suelo pélvico. Pese a que hay

varias formas de realizar los ejercicios, todos se basan en contraer y relajar el músculo

pubocoxígeo en repetidas ocasiones, con el objetivo de incrementar su fuerza y resistencia.

el entrenamiento muscular vaginal puede realizarse en tres fases, coincidiendo con un periodo

de tres semanas. Durante la primera semana se identifica y localiza los músculos a entrenar.

Como forma orientativa se propone realizarlo durante la orina y consiste en interrumpir la

orina voluntariamente durante unos segundos, repitiendo esta secuencia varias veces durante

la micción. Debido a que la única forma de contener la orina es tensando los músculos
pubocoxígeos, ésta es una forma de asegurarse el entrenamiento de los mismos. Durante esta

fase se debe practicar el ejercicio unas seis veces al día, contrayendo el músculo unos dos

segundos en cada ocasión, unas diez veces en cada una de las seis ocasiones en la que orine.

Lo ideal es distribuirlo a lo largo del día.

En la Segunda semana, además de en la situación de orinar, deben realizarse los ejercicios de

manera segregada de ésta. El número de veces se mantiene igual que la semana anterior, pero

en lugar de diez veces en cada una de las seis ocasiones, deben ser veinte. Finalmente, en la

Tercera semana se propone un aumento progresivo del número de ejercicios de tensión, a

razón de cinco veces más cada día, en cada una de las seis ocasiones del día en la que se

realizan. Se debe finalizar la semana con un total máximo de 300 ejercicios al día, a razón de

cincuenta tensiones en cada una de las seis sesiones. El tiempo aproximado que se debe

invertir al día en los ejercicios es de unos veinte minutos.

 Técnica de parada y arranque, (Semans, 1956)

Esta técnica consiste en la autoestimulación como entrenamiento para identificar las

sensaciones que preceden a la inevitabilidad eyaculatoria. Una vez que el orgasmo está cerca,

debe parar los movimientos, relajarse y comenzar de nuevo. Tras un tiempo de

entrenamientos e incorpora a la pareja, advirtiéndole de que en el momento exacto de

inevitabilidad eyaculatoria será necesario parar. Cuando la pareja está familiarizada con la

tarea, se pasa entonces a la penetración vaginal pidiéndole a ella que se detenga en el

momento que perciba el inicio de las sensaciones precedentes al reflejo orgásmico. El

procedimiento debe repetirse varias veces en cada ocasión hasta ir consiguiendo el control

previsto.

 Técnica de compresión o pinza (Masters & Johnson, 1970)


Se realiza una vez superadas las dos primeras etapas de la focalización sensorial, se

comparten las caricias y se emplea la técnica de comprensión, la cual se basa en presionar

con fuerza la punta del pene cuando el sujeto percibe alguna sensación preeyaculatoria,

momento en que le avisará a ella para que realice la maniobra de presión. Para ello, situará

el pulgar sobre el frenillo y el resto de los dedos por detrás, abrazando el pene. Esta

presión la ejercerá el tiempo suficiente para que él pierda la excitación y la erección. Lo

habitual es que esta maniobra se repita cuatro veces por sesión y se realicen dos sesiones

por semana.

 Desensibilización sistemática, (Wolpe, 1958)

Esta técnica tal cual fue propuesta por Wolpe se realiza siguiendo las siguientes fases

1. Entrenamiento en relajación

2. Elaboración de la jerarquía: lista de situaciones relacionadas con un mismo tema y

objeto fóbico, ordenadas de acuerdo con la intensidad de la respuesta de ansiedad que

evocan, de menor a mayor. Se ordenan posibles situaciones, que pueden ser:

 Temáticas: modifican el contenido de la situación, siempre referido al mismo

tema fóbico

 Dimensionales o espacio-temporales: modifican la aproximación espacial y/o

temporal al estímulo temido.

3. Práctica en imaginación

4. Desensibilización sistemática propiamente dicha: introducir cada uno de los ítems de

la jerarquía, de menor a mayor, sin que el sujeto experimente la más mínima ansiedad.

5. Desensibilización en vivo.