You are on page 1of 2

Terapia con Adolescentes

La adolescencia es un período de la vida en la que la confusión es el aspecto


dominante. En ella se inician nuevas relaciones con los padres y también con el
exterior; se produce una ruptura con el mundo infantil. Además, los cambios
fisiológicos también tienen que integrarse en la vida de los adolescentes de manera
que éstos puedan adaptarse a su nueva imagen corporal. Si a esto le sumamos los
cambios a nivel neurológico, podríamos hablar directamente de una "psicología del
adolescente".
Desde la psicología del adolescente, se trata de facilitar el proceso de individualización
(permitir que creen su propia identidad), al mismo tiempo que se fomenta una relación
adecuada en donde hay comunicación y cumplimiento de las normas básicas.
Son las relaciones interpersonales, y en concreto las familiares, las que más sufren en
esta época. Muchas veces, la búsqueda de independencia entra en conflicto con las
normas que los padres les imponen; y ellos se rebelan. Es importante que los padres
sepan mantener la calma, aprendan a no ponerse a la altura de los adolescentes en
las discusiones y tengan claro que no van a perder a su hijo si son capaces de superar
esta etapa con serenidad, aceptando los cambios que sus hijos van sufriendo. La
resolución de conflictos en la adolescencia suele ser exitosa casi siempre, aunque
para ellos haga falta dosis muy grandes de paciencia por ambas partes.

Los objetivos de esta etapa son bastante generales:

- Ir adaptándose a su nueva imagen corporal.


- Ir definiendo su identidad a partir de nuevas experiencias y nuevos valores que van
adquiriendo.
- Integrarse socialmente a medida que se van independizando de sus antiguas
relaciones familiares.

Terapia con adolescentes

La adolescencia es un periodo del desarrollo de nuestros hijos delicada donde se dan


muchos cambios en poco tiempo. La falta de comunicación, el aislamiento, los
problemas de relaciones con los demás., son dificultades que aparecen con frecuencia
en este estadio evolutivo. Muchos de los problemas que se dan de adulto comienzan
en la adolescencia, por ello el trabajo psicológico que se haga en esta época del
adolescente es de vital importancia para que no se instauren en el patrón de conducta
problemas o trastornos psicológicos graves.

¿Qué problemas se trabajan en la terapia con adolescentes?

En ocasiones, los padres advierten en su hijo señales preocupantes y piensan que


podría ser útil iniciar un tratamiento psicológico. Pero suele ocurrir que los
adolescentes rechazan la existencia del problema y por lo tanto, la necesidad de
consultar a un especialista. Es importante recordar que para hacer una terapia para
adolescente no es necesario que se le diagnostique algún trastorno psicológico, sino
basta con que identifiques alguna situación problemática y que sientas que no puede
solucionarla por sí mismo, aunque ya lo haya intentado.

Los problemas más comunes que se suelen dan en la adolescencia en los que se
recomienda trabajar con terapia con el adolescente serían:
 Problemas de comunicación
 Problemas interpersonales
 Aislamientos
 Problemas familiares
 Problemas de conducta, como autocontrol o rebeldía
 Dificultades académicas
 Tristeza, depresión
 Miedos y ansiedad
 Problemas de sueño
 Problemas de alimentación
 Distorsiones de la imagen corporal
 Baja autoestima
 Dificultades en el manejo de emociones intensas
 Ataques de ira

El objetivo de la terapia es ayudar al adolescente a que recupere o reestablezca su


bienestar. El adolescente será capaz, por sí mismo, de intentar nuevas soluciones a
sus problemas y, cambiará rápidamente no sólo a nivel individual, sino también en sus
relaciones familiares y sociales.

¿Cómo se realiza la terapia con adolescentes?

La psicóloga suele hacer un primer encuentro con los padres y valorar con ellos si el
problema requiere una intervención psicoterapéutica y si es así, de qué tipo. Podemos
hacer terapia para adolescentes indirecta, donde la psicóloga da pautas o
indicaciones concretas a los padres sobre cómo actuar con el hijo y el problema, o
sugerencias sobre cómo atraer al hijo a terapia. En a terapia directa el terapeuta
trabaja directamente con el adolescente, y por último, en la terapia mixta la psicóloga
trabaja tanto con el adolescente como con la familia.
El tratamiento con los adolescentes es distinto al tratamiento con un niño o adulto.
Cada adolescente llega a la consulta con sus temores, angustias, dudas, enojos,
ansiedades, etc. y el terapeuta debe encargarse de acompañarlo y brindarle
herramientas para salir adelante.

En la intervención con adolescentes las técnicas más utilizadas son:

 Técnicas de modificación de conducta.


 Entrenamiento en auto instrucciones.
 Mejora de la inteligencia emocional.
 Técnicas de relajación.
 Manejo de la impulsividad y de la ira.
 Habilidades de resolución de problemas.
 Mejora de las habilidades sociales.
 Habilidades de negociación.
 Manejo de emociones negativas y autorregulación emocional.
 Organización y planificación de la conducta en función de objetivos y metas.
 Entrenamiento en habilidades y estrategias internas.
 Técnicas para mejorar la autoestima.
 Entrenamiento asertivo.
 Reglas de sociabilización.
 Entrenamiento en conductas prosociales.
 Aceptación de normas y límites.
 Entrenamiento en hábitos positivos.
 Modificación de conductas disruptivas y problemas de conducta.
 Entrenamiento en conductas positivas.