You are on page 1of 7

Accidente de tráfico.

Valoración de la escena

Accidentes de tráfico. Valoración de la escena:


Introducción:

Cuando se produce un accidente bien sea de tráfico, bien sea laboral o de cualquier otro
tipo, en la mayoría de las ocasiones se va a necesitar una atención urgente y bien
organizada, para que no haya ninguna fisura en la atención a la víctima/s.

Sabemos que durante el crepúsculo y la noche se produce un aumento de las víctimas


mortales, más del 50%. Según datos de la Dirección General de Tráfico la mayor
proporción de los accidentes de tráfico se producen durante los meses de Agosto y Julio.
Los días son los viernes, sábados, domingos y lunes (por este orden. Durante la noche y
la madrugada los accidentes son más graves (27% de los accidentes mortales).

Hemos de tener en cuenta que la Organización Mundial de la Salud considera a los


accidentes de tráfico, junto a las enfermedades mentales como los principales problemas
de salud en el primer cuarto del siglo XXI. Los accidentes son la tercera causa de
muerte tras las enfermedades cardiovasculares y el cáncer y es la primera causa de
muerte sí consideramos a los menores de 50 años.

Objetivos:

1. Desarrollar un método secuencial que nos permita desarrollar con éxito nuestras
actuaciones ante cualquier accidente.
2. Preparar adecuadamente el material disponible.
3. Conservar la integridad de los intervinientes.
4. Conocer técnicas de estabilización y abordaje del accidentado.
5. Coordinarse con los Bomberos en las técnicas de descarcelación de las víctimas.

Es básico disponer de un centro de coordinación de emergencias, competente para


poder establecer un plan de actuación coordinada entre todos los cuerpos y fuerzas de
seguridad del estado tras la producción de un accidente de forma que se desplacen al
lugar del incidente los medios adecuados, no sobre ni infradimensionados.

Llegada al lugar del accidente:

El servicio que llegue en primer lugar al lugar de los hechos deberá facilitar los
siguientes datos al centro de coordinación, para que pueda movilizar el resto de medios
de forma adecuada.

1. Localización del accidente: carretera, punto kilométrico, sentido de la vía en el


que se ha producido (es fundamental en las autovías, autopistas, ya que sí
iniciamos la marcha en sentido contrario al del accidente se pierde mucho
tiempo dando la vuelta para poder acceder al lugar del accidente), en el medio
rural hay que facilitar la calle y sobre todo la población, no es anormal que se
produzca un accidente en calles con nombres similares en poblaciones cercanas.
2. Número y tipo de vehículos involucrados: es muy importante saber sí se trata de
camiones, ya que en este caso hay que saber el tipo de mercancía que
transportaba, autobuses (número aproximado de viajeros) para que podamos
adecuar los medios que vamos a movilizar.

Dr. Francisco Javier Fonseca del Pozo. Dr. Manuel Vaquero Abellán.
Accidente de tráfico. Valoración de la escena

3. Mercancías peligrosas: aunque se desarrollará en otro tema, es muy importante


ya que hemos de avisar a los técnicos de la empresa responsable, habrá que
adoptar unas medidas especiales dependiendo de la sustancia,...
4. Información a la policía y/o guardia civil: dependiendo de donde se localice el
accidente (rural (guardia civil), urbano (policía local). Este dato es importante y
aunque el centro de coordinación lo hace, es conveniente que por parte del
equipo asistencial que acuda le recuerde al técnico de la sala que avise a dichos
cuerpos de seguridad.
5. Climatología: Valora la existencia de lluvia, nieve, hielo, niebla,... en el lugar de
los hechos, en qué condiciones se encuentra la calzada, qué tipo de vía es la más
adecuada para acceder al lugar del accidente (en muchas ocasiones el accidente
se produce en una vía principal (autovía) y para acceder al lugar es más fácil por
una carretera de servicio,...
6. Estado de la calzada: presencia de aceite, combustible, cristales, víctimas
tendidas en la calzada o en muchas ocasiones víctimas desorientadas o personas
que han llegado antes que nosotros y que de forma imprudente deambulan por la
carretera.
7. Personas fuera de los vehículos: Muy importante para saber no sólo el número
de víctimas atendidas, sino para poder atenderlas en un punto que se determine.
8. Terreno: Saber sí se ha producido en la calzada, en el arcén o fuera de la misma
(caída a un río, un acequia,...) o bien a la entrada o salida de una curva peligrosa,
un túnel, ya que en estas dos últimas circunstancias se impone las tareas de aviso
y señalización del accidente.

Control de la escena (señalización, baterías, combustibles, electricidad):

Una vez en el lugar de los hechos hemos de considerar nuestra seguridad (somos
personal sanitario, no mártires) y la de nuestra intervención, para ello lo primero que
debemos hacer es colocar de forma adecuada el vehículo en el que nos hemos
desplazado al lugar del accidente

1. Señalización y balizamiento: Hemos de situar nuestro vehículo cerca del lugar de los
hechos, pero a la vez a una distancia prudente que nos proteja de los posibles peligros
(incendio, explosión, materias peligrosas,...)

Posición de los vehículos de socorro:

a. Sí se trata de una vía de tres carriles y el vehículo/s implicados


están más cerca del arcén:
Nos detendremos a unos 15 metros y colocaremos con un ángulo de
30-35º con respecto al arcén de forma que nos permita descender del
vehículo por el lado protegido.
Al ser de tres carriles el segundo carril, nos servirá de zona operativa
segura y se dejará
paso a los
Zona de seguridad
vehículos que
circulen por el
tercer carril.
Nuestro vehículo
se quedará con

Dr. Francisco Javier Fonseca del Pozo. Dr. Manuel Vaquero Abellán.
100 a150 m.
Accidente de tráfico. Valoración de la escena

5 a 10 m
50 m

100 a150 m.

Tomado de Manejo y control de la escena en un accidente. Mercancías peligrosas.


Palacios Cantarero JM, Jiménez Moral G, Fonseca del Pozo FJ, García Criado

todas las luces encendidas y las puertas abiertas. (esto ayuda a alertar a los conductores
de que hay un accidente próximo.
Sí nosotros somos los primeros en llegar actuaremos como hemos descrito, colocándose
el resto de vehículos de auxilio delante del propio accidente.

b. Vía de tres carriles y vehículo/s implicados ocupan dos carriles más cercanos al
arcén:
Similar a lo descrito anteriormente. De forma que podremos realizar nuestro lado de
actuación por el carril más próximo al arcén y dejar el más alejado para paso de
vehículos que circulan.

c. Ocupa los tres carriles de la vía:


Se corta la vía totalmente, ya que el hecho de trabajar con coches circulando implica un
grave riesgo para la integridad del personal de rescate.

d. Accidente ocupa los dos carriles de la vía de doble sentido, total o parcialmente:
Se corta la carretera totalmente, sólo se abrirá cuando tengamos controladas a las
víctimas, ya ue no es infrecuente encontrarnos a víctimas que se encuentran
desorientadas andando por la calzada, personas que han visto el accidente y que se
paran,....

Aviso al tráfico:

Se realiza con los conos de señalización, de esta forma delimitamos el paso de vehículos
para que circulen (suelen estar en vehículos de bomberos y policía). También se realiza
con balizas intermitentes.
Colocaremos, sí el estado del tráfico nos lo permite una baliza a 900 metros, otra a 600
y otra a 300 metros.

Dr. Francisco Javier Fonseca del Pozo. Dr. Manuel Vaquero Abellán.
Accidente de tráfico. Valoración de la escena

Circulación restringida

100 m

300
900 600 300 m
m m m

Tomado de Manejo y control de la escena en un accidente. Mercancías peligrosas.


Palacios Cantarero JM, Jiménez Moral G, Fonseca del Pozo FJ, García Criado

2. Baterías:

Lo primero que se debe hacer es desconectar la batería, para ello retiramos las llaves de
contacto. Tener en cuenta que los modernos air-bag pueden saltar incluso un minuto
después de desconectar la llave de contacto. En caso de no poder retirar la llave de
contacto debemos retirar o desconectar el cable del polo negativo de la batería.

3. Combustible:

Hemos de tener cerca un extintor por sí acaso se produce una explosión o incendio. Ojo
con los derrames de combustible por fisuras del depósito o por defectos en los sistemas
de conducción del mismo hacia el motor.
4. Accidentes eléctricos:

Hay que tener precaución con los accidentes donde el vehículo quede impactado contra
una farola, torretas de alta tensión, ya que puede transmitirse una carga desde la
corriente hasta la chapa y de esta hacia las personas implicadas o que acuden al rescate.
Lo más importante es asegurarse del corte de suministro eléctrico.

Dr. Francisco Javier Fonseca del Pozo. Dr. Manuel Vaquero Abellán.
ZONA DE
SEGURIDAD

Accidente de tráfico. Valoración de la escena

Altura = Distancia entre


2 postes no afectados

Base = 5 veces la longitud del poste

Tomado de Manejo y control de la escena en un accidente. Mercancías peligrosas.


Palacios Cantarero JM, Jiménez Moral G, Fonseca del Pozo FJ, García Criado

Estabilización del vehículo:

Hay que partir de que un vehículo inestable es un vehículo inseguro y por tanto
peligroso y esto es así tanto para las personas atrapadas como para los rescatadores.
Todo vehículo accidentado debe estabilizarse independientemente de la posición en la
que nos lo hayamos encontrado y, esto afecta incluso a los vehículos que se encuentran
sobre las cuatro ruedas, ya que puede rodar hacia delante, hacia detrás, moverse de
forma lateral,... para conseguir esto

a. Anular el desplazamiento horizontal (poner calzos por delante y por detrás, al


menos dos opuestas de forma diagonal)
b. Anular el movimiento vertical (amarrar con cables, cuerdas,... de forma que
anulemos el movimiento de las suspensiones. Podemos elevar un lado del coche
con el gato, colocando un calzo que le sirva de base y le impida hundirse en el
terreno)
c. En el vuelco sobre el techo normalmente el coche, debido al peso del motor
suelen estar apoyados en el techo y sobre la parte anterior del coche, para ello se
colocan calzos, que reducen el movimiento y la flexión de la chapa del techo.
d. Vuelco lateral, tiene el principal riesgo de que rote inesperadamente, cayendo
sobre las cuatro ruedas o sobre el techo, para asegurarlo deberemos apuntalar
con cuñas sobre el lateral apoyado en el suelo, utilizando cuerdas que podremos
fijar a puntales o al propio vehículo de intervención.

Dr. Francisco Javier Fonseca del Pozo. Dr. Manuel Vaquero Abellán.
Accidente de tráfico. Valoración de la escena

Abordaje: acceso a la víctima

En la mayoría de las ocasiones esta función corresponde a los bomberos, ya que están
dotados de material adecuado para proceder a ello, para el abordaje del paciente hemos
de acceder por el lugar más fácil, habitualmente la puerta del conductor o donde se
encuentre la víctima, pero sí se encuentra bloqueada, hemos de seguir intentando abrir
alguna. Caso de no poder abrir las puertas se debe acceder a la víctima rompiendo una
ventanilla alejada del paciente.

En el caso de las ventanillas hemos de tener en cuenta que hay dos procedimientos
diferentes de montar las lunas, las calzadas que se ajustan mediante presión a la
carrocería del coche por medio de un cerco de goma. Se pueden retirar retirando el clip
metálico que se encuentra encastrado en el centro del parabrisas, nos situamos dentro
del coche y con nuestros zapatos realizamos presión hasta notar que sale un extremo de
la luna. Las lunas pegadas da mayor seguridad e indeformabilidad del habitáculo del
coche, se pegan con poliuretano y resisten el impacto frontal desde dentro hacia fuera de
una persona normal a una velocidad de 60 Km/hora. Están protegidas del marco con una
goma y tiene un marco negro alrededor que protegen al poliuretano de los rayos
ultravioleta. Son lunas que se rompen de forma astillada (no granizada).

Sí tuviéramos que romper el cristal de un coche podríamos emplear la porcelana de una


bujía.

Descarcelación

Sí el paciente está atrapado, una vez inmovilizado, se procede a liberarlo o


descarcelarlo, tiene varias fases, la primera consiste en desplazar los asientos y la
columna de dirección, corte y separación de la chapa (para ello los bomberos emplean
diferentes materiales como pinzas, cizallas, uña hidráulica,...), sí el vehículo tiene fuga
de combustible no podemos emplear herramientas que utilicen una llama o puedan
desprender chispas para ello se empleará palancas, barras,...

Sí el vehículo ha caído al agua, deben acudir personal y material adecuado de


salvamento acuático. Caso de que el coche accidentado tenga las ventanillas cerradas, la
presión que ejerce el agua hará que cueste mucho trabajo abrir las puertas, por ello lo
más rápido será romper el cristal trasero. Sí los cristales están rotos lo normal es poder
acceder fácilmente a través de las puertas.

Dr. Francisco Javier Fonseca del Pozo. Dr. Manuel Vaquero Abellán.
Accidente de tráfico. Valoración de la escena

Bibliografía:

1. NAEMT. Soporte Vital Básico y Avanzado en el trauma prehospitalario


(PHTLS). 5ª edición. Mosby Elsevier. Madrid 2004.
2. Manual del Curso de Atención Inicial al Traumatizado para Técnicos.Grupo de
Trabajo en Trauma de SEMES-Andalucía.
3. Manual de procedimientos de SAMUR Protección Civil. 3ª edición.
Ayuntamiento de Madrid.
4. Comité on trauma, American Collage of súrgenos: Resources for optimal care of
the injured patient: 1999, Chicago 1998, American Collage of Surgeons.
5. Manejo y control de la escena en un accidente. Mercancías peligrosas. Palacios
Cantarero JM, Jiménez Moral G, Fonseca del Pozo FJ, García Criado EI. En:
Fonseca del Pozo FJ, García Criado EI. Atención al accidentado. Guía de
urgencias. Edikamed, Madrid 2006; 1-9. ISBN 84-7877-411-4

Dr. Francisco Javier Fonseca del Pozo. Dr. Manuel Vaquero Abellán.