You are on page 1of 3

INTRODUCCION

La cromatografía en una metodología que permite separar, identificar y/o


cuantificar los componentes de mezclas complejas, que por otras técnicas no
podrían resolverse.
El botánico ruso Miguel Tswett (1906) utilizó por primera vez la cromatografía en
columna para separar compuestos coloreados, colocando un extracto de
pigmentos vegetales en la parte superior de una columna de vidrio rellana de
carbonato de calcio (CaCO3) (Gallego,2013).
La clorofila es un pigmento color verde que se halla presente en las hojas y tallos
de muchos vegetales, es el responsable del proceso fotosíntesis, este proceso
permite a las plantas absorber energía por medio de la luz solar. Este pigmento
se encuentra prácticamente en todas las plantas con semilla, encontrándose en
el interior de células vegetales específicamente en un orgánulo llamado
cloroplasto, los cuales son simplemente plásticos que contienen pigmentos
clorofílicos.
Un pigmento son los matices y combinaciones de colores del espectro, entre
esos colores estás los que tienen un predominio general, es decir los colores
primarios rojo, verde, amarillo, azul, los cuales son conferidos a los vegetales por
determinados compuestos químicos definidos llamados pigmentos.
En la fotosíntesis, la energía solar se convierte en energía química mediante
organismos fotosintéticos. Sin embargo, en la fotosíntesis no se usan de igual
manera todas las distintas longitudes de onda en la luz del sol ya que los
organismos fotosintéticos contienen moléculas llamadas pigmentos que
absorben solo longitudes de onda específicas de la luz visible, mientras que
reflejan otras.
El conjunto de longitudes de onda que absorbe un pigmento se conoce como
su espectro de absorción. En el siguiente diagrama, puedes ver los espectros de
absorción de tres pigmentos importantes en la fotosíntesis: clorofila a,
clorofila b y β-caroteno. El conjunto de longitudes de onda que un pigmento no
absorbe se refleja, y la luz reflejada es lo que vemos como color. Por ejemplo,
percibimos las plantas de color verde por su gran contenido de moléculas de
clorofila a y b, que reflejan luz verde.
Se dividen en dos grupos de pigmentos importantes en las plantas: clorofilas y
carotenoides.
Clorofila
Hay cinco tipos principales de clorofila: a, b, c y d, más una molécula
relacionada que se encuentra en procariontes llamada bacterioclorofila. En las
plantas, la clorofila a y clorofila b son los principales pigmentos fotosintéticos.
Las moléculas de clorofila absorben longitudes de onda azules y rojas.
Aunque tanto la clorofila a como la clorofila b absorben luz, la clorofila “a” tiene
una función única y crucial al convertir la energía de la luz en energía química
(como puedes ver en el artículo reacciones dependientes de la luz). Todas las
plantas fotosintéticas, algas y cianobacterias contienen clorofila a, mientras que
solo las plantas y algas verdes contienen clorofila b, junto con algunos tipos de
cianobacterias.
Debido a la función central de la clorofila a en la fotosíntesis, todos los pigmentos
utilizados además de la clorofila a se conocen como pigmentos accesorios, que
incluyen otras clorofilas, así como otras clases de pigmentos, como los
carotenoides. El uso de pigmentos accesorios permite la absorción de una gama
más amplia de longitudes de onda y, por lo tanto, una captura mayor de energía
de la luz solar.

Carotenoides
Los carotenoides son otro grupo clave de pigmentos que absorben la luz violeta
y verde azulada (ve la gráfica del espectro anterior). Los brillantes carotenoides
encontrados en frutos —como el rojo del tomate (licopeno), el amarillo de las
semillas de maíz (zeaxantina) o el naranja de una cáscara de esta fruta (β-
caroteno)— se utilizan como avisos para atraer animales, que pueden ayudar a
dispersar las semillas de plantas.
En la fotosíntesis, los carotenoides ayudan a capturar la luz, pero también tienen
una función importante al deshacerse del exceso de energía luminosa. Cuando
una hoja está expuesta a pleno sol, recibe una cantidad enorme de energía; si
dicha energía no se maneja adecuadamente, puede dañar la maquinaria
fotosintética. Los carotenoides de los cloroplastos ayudan a absorber el exceso
de energía y a disiparla como calor.

REFERENCIAS
 GALLEGO PICÓ ALEJANDRINA (2013) Experimentación en Química
Analítica
https://books.google.com.pe/books?id=6xyP_oVTfoIC&pg=PT132&dq=Obse
rvaci%C3%B3n+de+Pigmentos+Fotosint%C3%A9ticos+por+Cromatograf%
C3%ADa+en+Papel&hl=es&sa=X&ved=0ahUKEwiT94362tHeAhURw1kKH
UxcBHkQ6AEIODAD#v=onepage&q=Observaci%C3%B3n%20de%20Pigm
entos%20Fotosint%C3%A9ticos%20por%20Cromatograf%C3%ADa%20en
%20Papel&f=false Acceso: 11-11-18
 KHAN ACADEMY - Luz y pigmentos fotosintéticos
https://es.khanacademy.org/science/biology/photosynthesis-in-plants/the-
light-dependent-reactions-of-photosynthesis/a/light-and-photosynthetic-
pigments Acceso:11-11-18